El turismo cultural | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-10 05:00:00

El turismo cultural

Al celebrarse el Primer Encuentro Internacional de Turismo y Patrimonio Hist√≥rico en Popay√°n, se hizo la advertencia sobre la reveladora cifra que indican las estad√≠sticas a nivel mundial, en el sentido de que dos de cada tres turistas est√°n interesados en tener experiencias culturales e hist√≥ricas y de ah√≠ la enorme afluencia de visitas a pa√≠ses con programas espec√≠ficos que han trabajado el tema con empe√Īo y que han consagrado tiempo e importantes recursos econ√≥micos en la conservaci√≥n y el fortalecimiento de todos los escenarios de inter√©s cultural como museos, edificaciones emblem√°ticas, bibliotecas y centros de estudio hist√≥rico y cultural.
El turismo cultural

En Am√©rica Latina se han observado avances importantes en pa√≠ses como M√©xico, Brasil, Argentina y Per√ļ, pero lamentablemente en el resto del continente no ha existido una pol√≠tica clara y constante al respecto, lo que ha hecho que muchos sitios de verdadero inter√©s hayan desaparecido o se encuentren en v√≠a de extinci√≥n por la falta de una atenci√≥n especial que permita no solo su conservaci√≥n, sino su proyecci√≥n para convertirlos en escenarios de inter√©s para los turistas del mundo.

En Colombia los filántropos que trabajan en el tema tienen que vivir en condiciones calamitosas, pues los presupuestos culturales apenas alcanzan para financiar una burocracia de fachada y lo que realmente se llega a ejecutar como un hecho significativo constituye una situación aislada y casi milagrosa.
Hemos despreciado por a√Īos el patrimonio cultural y se ha dejado como tema reservado para los ¬īlun√°ticos¬ī que no tienen oficio o que sencillamente quieren molestar con una cuesti√≥n que no suscita inter√©s.

El patrimonio cultural tiene que tener alguna prioridad en el gasto de los gobiernos a todos los niveles, pues un pueblo sin cultura es un pueblo olvidado y sin ning√ļn motivo de atracci√≥n.

No podemos ignorar que en la escala mundial a medida que se ha incrementado el ingreso de la poblaci√≥n, √©sta ha estado en disposici√≥n de gastar divisas en conocer y descubrir cosas nuevas, que adem√°s signifiquen el enriquecimiento de su conocimiento y de su nivel de cultura. Pa√≠ses como Italia, Francia y Espa√Īa, reciben cada uno anualmente m√°s de 50 millones de turistas y cada a√Īo se preparan para incrementar esa cifra, objetivo que logran con nuevas atracciones y con la conservaci√≥n y fortalecimiento de las riquezas existentes.¬†

Ramiro Osorio, que en su momento fue repatriado de México en donde manejaba un programa cultural, quedó aterrado al darse cuenta que el presupuesto total del ministerio que iba a manejar, era inferior al del programa que él dirigía (uno de tantos) en el país azteca.

En Colombia nos aterramos cuando de pronto se decide hacer una publicidad para invitar a los turistas a conocer determinada ciudad y el visitante al aceptar el llamado se da cuenta de que no encuentra nada: ni un sitio digno, ni una gu√≠a que le ofrezca una explicaci√≥n, ni tan solo un plegable que lo oriente; como dec√≠a un c√©lebre pensador ¬ďNi un oasis, ni una palmera, ni siquiera un d√°til¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad