La verdad de un golpe de estado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-12 05:00:00

La verdad de un golpe de estado

En el imaginario colectivo ya es una verdad aceptada que al presidente Zelaya de Honduras lo tumbaron los militares y la derecha de su país porque quería cambiar la Constitución para hacerse reelegir y perpetuarse en el poder, siguiendo la moda que empezó Fujimori y que están continuando Chávez y Uribe. Yo mismo me creí esa versión y la repetí en mi columna de la semana pasada, pero debo reconocer que estaba equivocado porque no es verdad y son otras las razones que motivaron el golpe de estado.
La verdad de un golpe de estado

Es cierto que Zelaya quería hacer una consulta popular y que la Corte Suprema se opuso a la misma. Pero esa consulta no era un referendo para cambiar la Constitución; ni siquiera era para preguntarle a la gente su opinión sobre la reelección del Presidente. Era solo para preguntar a los ciudadanos si querían que en las elecciones generales del próximo noviembre se pusiera una cuarta urna (las otras tres urnas eran para presidente, diputados y alcaldes) en la que se votaría si se debía convocar una Asamblea Constituyente. En términos colombianos, esa cuarta urna era lo mismo que nuestra famosa séptima papeleta que abrió el camino a la Constitución del 91, solo que aquí se hizo sin una consulta previa como la que quería hacer Zelaya.

Es falso que Zelaya buscara la reelecci√≥n inmediata con esta consulta. Simplemente era imposible. El nuevo presidente de Honduras se debe elegir en noviembre y Zelaya no es candidato para esas elecciones. Si su consulta hubiera tenido √©xito y en noviembre la ciudadan√≠a hubiera aprobado la convocatoria de la Asamblea Constituyente, esta se hubiera elegido el a√Īo entrante y, si fuera r√°pida, promulgar√≠a la nueva Constituci√≥n a principios del 2011, es decir un a√Īo despu√©s de que Zelaya hubiera dejado la presidencia.

Las verdaderas razones del golpe de estado hay que buscarlas en la explosiva situación de desigualdad social de Honduras y en las reformas que había empezado a realizar Zelaya para cambiarla, que provocaron la ira de la derecha más reaccionaria de Latinoamérica y el temor a perder sus privilegios.

Honduras es el pa√≠s de la regi√≥n con mayor porcentaje de pobres e indigentes. Seg√ļn la CEPAL, hace cuatro a√Īos el 75% de la poblaci√≥n hondure√Īa viv√≠a en la pobreza y el 54% en la indigencia, mientras que el promedio latinoamericano era del 40% y 15% respectivamente. Adem√°s, es el segundo pa√≠s con la mayor concentraci√≥n del ingreso en manos de unos pocos, con un √≠ndice de Gini de 60.5, tan solo superado por Brasil. Con el gobierno de Zelaya las cosas mejoraron un poco, pues disminuy√≥ la concentraci√≥n del ingreso, la poblaci√≥n en pobreza baj√≥ al 68%, y la indigencia al 45%.

Aunque se ha acusado a Zelaya de querer instaurar el socialismo chavista, la otra verdad es que, como lo dice la revista conservadora The Economist, sus pol√≠ticas tan solo eran ¬ďmedianamente socialdem√≥cratas¬Ē. Por ejemplo, baj√≥ del 30% al 12% las tasas de inter√©s de los cr√©ditos para vivienda reduciendo el margen de intermediaci√≥n de la banca, redujo el precio de los combustibles bajando las ganancias de los distribuidores y subi√≥ un 60% el salario m√≠nimo.

El temor de la oligarqu√≠a hondure√Īa, aliada con los militares y el sector m√°s reaccionario de la Iglesia cat√≥lica, no era tanto la reelecci√≥n de Zelaya sino que de la Asamblea Constituyente saliera una nueva Constituci√≥n m√°s socialdem√≥crata y popular, pues la actual fue promulgada en 1982 cuando Reagan y la derecha norteamericana controlaban Honduras y la utilizaban como la base para el tr√°fico de drogas con el que financiaron a los ¬ďcontras¬Ē de Nicaragua para tumbar al gobierno sandinista. Para fortuna de la democracia, hoy manda Obama y no Bush, y hasta los Estados Unidos han condenado este golpe de estado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad