Ad hóminem | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-13 05:00:00

Ad hóminem

En Colombia, asumir una posici√≥n frente a alg√ļn hecho o circunstancia hace que mucha gente crea que su contradictor es su enemigo y como respuesta no presenta argumentos, sino que lanza ataques personales e insulta, con la convicci√≥n de que las agresiones verbales son lo mismo que cr√≠ticas; tanto, que en nuestro pa√≠s se habla de ¬ďcr√≠tica constructiva¬Ē porque han asociado ya el insulto como si fuera cr√≠tica normal.
Ad hóminem

Hace unos d√≠as ped√≠a cordura en la UIS y beneficio de duda para el rector; entonces dijeron que yo era paramilitar y un vendido porque trabajo en la UIS (me pusieron el precio muy bajo estos ¬ďcomentaristas¬Ē). Luego me dediqu√© a presentar temas puntuales sacados de la prensa, de Internet y de comentarios orales y escritos de personas con posiciones parecidas, acerca de mis razones por las cuales no estoy de acuerdo con el Presidente y llovieron los insultos, porque dicen que ¬ďme estoy cambiando de bando¬Ē y, por tanto, no tengo ¬ďideolog√≠a¬Ē y que no es posible que llame a la prudencia en la Universidad, en un caso, y que est√© en contra del Presidente, en el otro (?).

No hablaremos de la forma como estos personajes escriben sus textos, ni de que estén relacionados conmigo. El hecho interesante es que, tanto ellos como la sociedad nuestra en general carecen de argumentos y se limitan a atacar al autor del discurso y no al discurso como tal. En este caso, por ejemplo, de toda esa sarta de improperios, sólo uno se refirió a alguno de los setenta y tantos puntos planteados en las cinco columnas; los demás se limitaron a gritar que yo soy y que yo no soy, pero ninguno se puso en la tarea de desmentir algo de lo enunciado. Hasta hubo uno que me encaró porque yo hablaba de Uribe y no me refería a Chávez (?).

Yo considero que quienes leen columnas de opini√≥n han de tener criterios suficientes para decidir qu√© rumbo dan a sus vidas y eso es problema enteramente de cada quien; y el hecho de que aparezca una opini√≥n diferente de la suya no tiene por qu√© abocarlo a reversar lo que no ha podido digerir en su vida, y, en el caso de nuestra regi√≥n, justamente es f√°cil ver c√≥mo los logros de los dem√°s no dejan de ser tragos amargos para nuestros paisanos. Una columna de opini√≥n busca generar controversia del tema, no del escritor. ¬ŅSer√° tan dif√≠cil de entender?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad