Publicidad
Dom Abr 23 2017
24ºC
Actualizado 09:08 am

Las últimas horas de alias 'César' en Colombia' | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-16 20:37:54

Las últimas horas de alias 'César' en Colombia'

Las últimas horas que vivió en Colombia Gerardo Antonio Aguilar Ramírez, ‘César’, comenzaron en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel la Picota en Bogotá.
Las últimas horas de alias 'César' en Colombia'

Quien fuera considerado como uno de los carceleros de las Farc permaneció 300 días en una celda, al lado de su “camarada” Alexánder Farfán, alias 'Enrique Gafas'.

En su celda, la número 45 ubicada en el segundo piso del centro penitenciario, ‘César’ se encontraba como de costumbre dando vueltas, simulando las largas marchas que tenía que afrontar en las selvas del territorio nacional.

Hacia las 10 de la noche escuchó sobre su extradición gracias a los medios de comunicación. Desde ese instante empezó a empacar sus cosas en una maleta de Mickey Mouse, como si fuera de visita a territorio estadounidense.

Pero la realidad era otra. Por eso, a paso lento empacó sus pertenencias porque a pesar de estar en una cárcel, sabía que esa noche sería la última en territorio colombiano.

Antonio Aguilar no pudo conciliar el sueño. Cuando los uniformados del grupo GRI del Inpec llegaron a notificar su extradición, no se sorprendió. Por el contrario, ellos fueron los sorprendidos porque pensaban encontrarlo dormido.

A las 4 de la mañana de este jueves se abrió la puerta de la celda, señal de que se iniciaba el viaje a los Estados Unidos. Los escoltas también se sorprendieron porque el compañero de celda, ‘Enrique Gafas’, se encontraba sentado y vestido. ‘César’ estaba en el baño, listo para salir.

En ese momento la directora del penal entregó la resolución que autorizaba su salida del centro carcelario. Después el ex cabecilla del frente primero de las Farc aceptó su salida del país tras firmar los documentos, siempre bajo un silencio sepulcral.

Posteriormente alistó unas pertenencias: medias, ropa interior, una crema para el cuerpo y sus gafas. Después, casi sin mirarlo y sin decir nada, se despidió y le dio la mano a su compañero de celda Alexánder Farfán.

A paso lento y escoltado por las Fuerzas Especiales, ‘César’ salió de su cuarto en medio de la oscuridad, por los pasillos de ‘La Picota’.

Luego fue trasladado al consultorio médico del centro penitenciario donde lo valoraron y se escucharon sus únicas palabras: “Tengo la tensión alta, sufro de una enfermedad en la piel y un problema en los ojos”.

Hacia las 5 de la mañana salió de la cárcel, donde 30 miembros del grupo antiterrorista de la Dijin los esperaban fuertemente armados. Uno de ellos le puso un chaleco y un casco antibalas, por su seguridad.

De inmediato, los uniformados de la Policía lo trasladaron en dos vehículos blindados y cuatro patrullas hacia la Dijin, donde permaneció cuatro horas y media.

‘César’, a pesar de su frialdad, al salir hacia las 9:30 de la mañana de esta entidad manifestó a los policías la preocupación y el miedo que sentía en esos momentos.

Luego fue reseñado y de inmediato lo trasladaron de la buseta blindada de matrícula 05002 de la Dijin a la 050021, con rumbo al hangar donde fue entregado a ocho agentes de la DEA que lo esperaban para llevarlo a los tribunales de la justicia norteamericana para que responda por los delitos de toma de rehenes y apoyo a un grupo terrorista.

A las 11:15 de la mañana, Aguilar Ramírez salió rumbo a Estados Unidos vestido de jean y camisa blanca. Al ser visto por última vez dejó notar en su rostro la intranquilidad por el viaje que tal vez se convirtió en el peor de su vida.

Según testigos consultados, parecía que la soberbia que lo caracterizó en las Farc se convirtió en impotencia y resignación.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad