Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
24ºC
Actualizado 11:19 am

Siguen sin recursos los 56 ancianatos de la región | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-17 05:00:00

Siguen sin recursos los 56 ancianatos de la región

Un centro de bienestar del anciano en la capital santandereana ya cerró sus puertas y los otros 55 hogares ubicados en diferentes regiones del departamento viven una crisis financiera cada vez más profunda y que ha ocasionado, entre otras cosas, la pérdida de trabajo a cerca de 20 personas en estos centros, pues no hay cómo pagarles.
Siguen sin recursos los 56 ancianatos de la región

Según  María Alejandra Angarita Chahín, presidenta de la Asociación Santandereana de Centros de Bienestar del Adulto Mayor - Ascbam - y directora del Asilo San Rafael, este es el panorama de los hogares geriátricos de la región por cuenta del atraso en el pago de los recursos correspondientes a la estampilla pro-anciano.

Y es que ya casi serán ocho meses en los cuales los centros que atienden a 3.500 adultos mayores han tenido que sobrevivir de la caridad de la ciudadanía, pues no han recibido nada de los $1.700 millones que les adeuda hasta la fecha el Gobierno Departamental.

Si bien el pasado 2 de julio, Vanguardia Liberal publicó la denuncia hecha por los mismos ancianatos, quienes en ese momento se declararon en crisis y sobregiro, la Gobernación todavía no cancela estos aportes.

Aunque en ese momento Maritza Prieto García, coordinadora del Sector Social del departamento, aseguró: “ya tenemos una luz y creemos que a más tardar la otra semana podríamos empezar con los pagos de diciembre”, han pasado 15 días y ninguno de los ancianatos perjudicados recibe ayuda financiera.

“Nos hemos comunicado todos los días pero la semana pasada nos dijeron que los documentos para la asignación de recursos estaban en la Oficina Jurídica y hasta hace pocos días dijeron que estaban en Presupuesto y así nos han tenido sólo para que nos paguen lo de diciembre, que son $270 millones para todos”, expresó la presidente de Ascbam.

Y agregó: “Mientras nos tienen alargando la espera, la situación es cada vez más crítica. Parece que no se dieran cuenta que tenemos un problema muy grave que a nosotros, como encargados de los centros, se nos sale de las manos”.

Durante su tiempo de espera, la asociación ha enviado derechos de petición a la Contraloría, Defensoría y Procuraduría, pero la situación de los ancianatos sigue siendo la misma. Sobre el tema, Héctor Josué Quintero, secretario de Desarrollo Social del departamento, sólo manifestó: “La demora ha sido en los procesos administrativos, que en este momento se están ejecutando, y esperamos que la semana entrante salgan los recursos de diciembre, mientras continúa caminando lo concerniente a los demás meses”.

Se quedó sin recursos

El Hogar de La Misericordia, ubicado en la carrera 37 #4a-86 en el barrio Vegas de Morrorico, fue el primero en tener que decidir sobre su futuro al quedarse sin recursos para subsistir.

Desde hace 10 días, este ancianato, que mantenía de manera gratuita a 34 abuelos, tuvo que pasar a ser administrado por otras manos pues la caridad no le fue suficiente para mantenerse por sí solo.

Hernán Carreño, quien se hacía cargo de este asilo, sostuvo que “el pago de los servicios, la comida, el arriendo, todo se tornó muy difícil de mantener. Para no tener que cerrar, el Hogar Jerusalén ahora es quien está a cargo del Hogar de La Misericordia”.

“Lamentablemente este año no recibimos un solo peso de la Gobernación y no tuvimos otra alternativa. Esperamos que cuando lleguen los aportes no sea tarde para los ancianatos que en general están viviendo una grave crisis. No queremos que los demás tengan la misma suerte que nosotros”, concluyó Carreño.

Publicada por
Contactar al periodista
Ahora en Whatsapp
Publicidad
Publicidad
Publicidad