Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 09:10 am

Bush pide en Pekín libertad de expresión y religiosa, horas antes inicio JJOO | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-08 22:44:40

Bush pide en Pekín libertad de expresión y religiosa, horas antes inicio JJOO

 El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, proclamó hoy la necesidad de libertad de expresión y religiosa en Pekín, el mismo día en que la capital china inaugura unos Juegos Olímpicos a los que él asistirá.
Bush pide en Pekín libertad de expresión y religiosa, horas antes inicio JJOO

"Las sociedades en las que se permite la libertad de expresi√≥n de ideas tienden a ser las m√°s pr√≥speras y pac√≠ficas", a√Īadi√≥ Bush, en clara alusi√≥n al Gobierno chino, criticado por grupos pro derechos humanos debido a la persecuci√≥n a disidentes y el f√©rreo control estatal de las religiones.

Bush se mostró en su discurso, no obstante, menos crítico que en su intervención ayer en Bangkok (Tailandia), donde manifestó su "profunda preocupación" por la situación de los derechos humanos en China y condenó la "tiranía" de Birmania, país que tiene en Pekín a uno de sus escasos aliados.

En lugar de ello, el presidente estadounidense se√Īal√≥ hoy en su primera actividad oficial en Pek√≠n que China y EEUU "han construido una fuerte relaci√≥n", y elogi√≥ al pa√≠s asi√°tico por "haber abierto su econom√≠a y liberado el esp√≠ritu emprendedor de su pueblo".

"EEUU continuará apoyando a China en su camino hacia una economía libre", destacó en su discurso, en el que recordó la cooperación de Washington y Pekín en asuntos como la desnuclearización de Corea del Norte o la investigación sanitaria.

Bush llegó en la noche del jueves a Pekín, para asistir hoy a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, acto al que acuden jefes de Estado, Gobierno y miembros de familias reales de un centenar de países.

El mandatario norteamericano destacó en su discurso en la embajada que su asistencia -criticada por algunos defensores de los derechos humanos que pedían el boicot a la inauguración- "es un honor, y estoy deseando poder ver a los atletas".

Tambi√©n subray√≥ los fuertes lazos hist√≥ricos entre China y EEUU, recordando por ejemplo que el primer barco estadounidense lleg√≥ a China un a√Īo despu√©s de la independencia del pa√≠s norteamericano, o que chinos y estadounidenses lucharon codo con codo contra los invasores japoneses.

La cuestión de los derechos humanos está muy presentes en la agenda de Bush, que el domingo asistirá a una misa en la capital china, pero el viaje tiene también un fuerte componente deportivo.

Adem√°s de a la ceremonia de apertura, el presidente estadounidense asistir√° este fin de semana al partido de baloncesto entre China y Estados Unidos, uno de los duelos m√°s esperados por los aficionados pequineses.

La situaci√≥n de los derechos humanos en China ya cobr√≥ protagonismo en la reciente reuni√≥n en Washington de Bush con varios disidentes chinos, entre ellos la independentista uigur Rabiya Kadeer (que fue nominada hace dos a√Īos al Nobel de la Paz), un encuentro que despert√≥ las iras de Pek√≠n.

China, centrada estos días en la seguridad durante los JJOO y en la recepción de centenares de miles de visitantes, ha decidido adoptar una postura moderada ante las palabras y acciones de Bush, aunque ayer el Ministerio de Asuntos Exteriores chino comentó las palabras del presidente estadounidense en Bangkok.

"En las disputas entre EEUU y China en materia de derechos humanos y asuntos religiosos, siempre abogamos por el di√°logo y los intercambios basados en la igualdad y el respeto mutuo", se√Īal√≥ al respecto el portavoz de turno de la Canciller√≠a, Qin Gang.

A√Īadi√≥, como ha se√Īalado la l√≠nea oficial en otras ocasiones, que los ciudadanos chinos "disfrutan de libertad de creencias con arreglo a la ley".

En la inauguraci√≥n de la Embajada en Pek√≠n tambi√©n estuvieron presentes Henry Kissinger, clave en el restablecimiento de relaciones entre China y EEUU en los a√Īos 70, y el ex presidente George Bush, padre del actual mandatario norteamericano.

Bush padre, que en los a√Īos 70 fue representante de EEUU en Pek√≠n antes de la apertura de embajadas, record√≥ con nostalgia los cambios que la ciudad china ha experimentado desde aquella √©poca, y brome√≥ se√Īalando lo mucho que intent√≥, sin demasiado √©xito, aprender el idioma mandar√≠n con su esposa Barbara.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad