Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
23ºC
Actualizado 05:24 pm

Más vale pyme segura que confiada | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-19 05:00:00

Más vale pyme segura que confiada

“Dicen que seguro mató a confianza, y yo apliqué el refrán y gracias a Dios fue así, porque de lo contrario, ahora estaría en la quiebra total”, dice con convicción Carlos Eduardo Sánchez, un pequeño productor de carnes frías y embutidos.
Más vale pyme segura que confiada

Su empresa, con 12 empleados entre operarios y administrativos, sufrió un grave corto circuito en febrero de este año, y además de daños locativos, el fuego acabó con la materia prima necesaria para un pedido importante y dejó fuera de servicio la zona de refrigeración.

“Mi primera reacción fue de querer morirme, pero Andrea, la secretaria, me hizo caer en cuenta que estábamos asegurados y teníamos cobertura en caso de que nuestra maquinaria quedara fuera de servicio por fuego o mala manipulación. Lo pagábamos en cuotas mensuales relativamente baratas, y fue nuestra salvación para enfrentar esa calamidad”, narró Hernández.

La empresa de Carlos Sánchez es una de las pymes que en Colombia está adoptando la política del aseguramiento para mitigar pérdidas en caso de calamidad y como herramienta para manejo de crisis.

Carlos A. Varela, Director de la Cámara de Incendio y Terremoto de Fasecolda asegura que aunque no hay cifras exactas,  efectivamente el pequeño y mediano empresario entiende muy bien los beneficios de proteger el patrimonio, que está representado en su negocio.

“Es por ello que este segmento conoce cada vez mejor las diversas formas de protección que ofrece el mercado asegurador”, enfatizó.

Sin embargo, algunas agremiaciones como Acopi y Fenalco señalan que aunque efectivamente son más las pymes que están adoptando políticas de aseguramiento, aún falta cultura sobre el tema.

“A veces creen que esta clase de coberturas sólo está diseñada para grandes empresas y que cuesta muchísimo dinero. Incluso piensan que sus máquinas artesanales, el refrigerador o la máquina de coser no son asegurables, cuando no es así”, dijeron fuentes de fenalco.

Hasta la nevera

Según los asesores en seguros para pymes, adquirir una póliza para una empresa de este tipo no es complicado y las coberturas son múltiples.

Por ejemplo, Colpatria tiene un producto llamado Pyme Segura, que es un seguro todo riesgo que ampara de manera integral a las pequeñas y medianas empresas de cualquier pérdida directa, física, material y patrimonial del asegurado o de los bienes que conforman la empresa.

“El costo depende del tipo de empresa, valores a asegurar y clase de maquinaria. Pero los precios son accesibles y pueden pagarse en efectivo, tarjeta, cheque o lo financiamos hasta 10 meses”, dijo un vocero de la entidad.

Para Varela, de Fasecolda, efectivamente, la protección a las pymes es realmente un conjunto de coberturas que se estructuran en un solo producto. Cada producto puede ser diseñado acorde con las necesidades específicas de la empresa. “El seguro pyme puede estar en toda la cadena de producción de una empresa.

 Para dar un ejemplo, en el caso de una empresa que procesa y vende alimentos, una póliza pyme puede estar presente desde la cobertura de la materia prima, pasando por la protección de la maquinaria que procesa esta materia prima, luego ampara el producto terminado hasta que es puesto en manos del comercializador”, explicó el directivo del gremio asegurador.

La protección para las pymes es variada. Entre las coberturas que ofrecen empresas como Mapfre se encuentran rotura accidental de vidrios, hurto calificado excepto dinero en efectivo y cheques, daños a bienes refrigerados, remoción de escombros, gastos de extinción, preservación y honorarios, gastos de reconstrucción, daños a calderas, propiedad personal de empleados, gastos de reposición de archivos, gastos adicionales, traslado temporal, e incendio y/o rayo en aparatos eléctricos.

Algunos de estos servicios se ofrecen tanto a las instalaciones del empresario como a su maquinaria, materia prima y producto terminado.

Una de las coberturas más importantes y favoritas entre los dueños y administradores de pymes es la de lucro cesante.

La aseguradora Generali la ofrece a sus clientes en caso de incendio o rotura de maquinaria. En el primero de los casos cubre el pago de las pérdidas económicas causadas por la disminución en las ventas durante el período en que se interrumpió el trabajo, total o parcialmente, a consecuencia de los daños sufridos en los locales, maquinaria en general u otros bienes de la empresa.

Para Carlos Varela, esta podría considerarse como la cobertura más importante, pues se garantiza que la compañía de seguros le entregue a la empresa las utilidades dejadas de percibir en caso de presentarse un siniestro que interrumpa su cadena de producción.

“Esta cobertura, adecuadamente contratada, puede ser de gran utilidad para la Pyme en momentos en que no sólo debe atender las interrupciones que genera un siniestro, sino que debe atender las obligaciones contraídas con sus proveedores”, agregó.

Otra cobertura que está ganando el interés de los empresarios es la de rotura de maquinaria, que cubre las pérdidas económicas que se originen por los daños que sufra la maquinaria a causa de averías internas, que den lugar a gastos de reparación o de reposición de las máquinas o de las piezas dañadas.

El de Generali, por ejemplo, cubre en este caso incluso daños por la impericia del operador de la máquina asegurada, explosión u originadas por energía eléctrica.

“Mediante anexo especial se pueden amparar los daños a los bienes refrigerados en cámaras frigoríficas, por elevaciones o descensos de temperatura, motivados por una avería en la maquinaria asegurada, como también los daños debidos a escapes de gases o líquidos refrigerantes, cubriendo también los gastos de salvamento”, aseguró un asesor de esa empresa.

Y el precio puede variar, en todo caso, para los empresarios que lo han tomado, es mucho más económico que cualquier daño o accidente que puedan tener en su negocio.

Alejandra Díaz, coordinadora de Microseguros de Fasecolda, asegura que en el mercado se pueden conseguir seguros para pymes que se ajustan a todos los presupuestos y necesidades. “Algunos van desde $5.000 pesos mensuales, y ante una explosión, incendio, asonada, motín, inundación y robo, el pequeño empresario puede cubrir los muebles y enseres de su microempresa, así como su mercancía hasta por 13 millones de pesos.

Adicionalmente, las máquinas y equipos electrónicos quedan cubiertos por un valor de 5 millones de pesos”, explicó.

“Conozco a alguien, con una pequeña fábrica de zapatos que fue víctima de vandalismo y perdió todo. El patrimonio de toda una vida de trabajo, así como la subsistencia de sus 10 empleados se volvió cenizas de un momento a otro. Él decía que sólo era tener fe de que nada pasaría, pero nunca compró un seguro y mire lo que pasó. Repito, seguro mató a confianza”, puntualizó Carlos Eduardo Sánchez.

RECOMENDACIONES AL TOMAR UN SEGURO

Para Fasecolda, la recomendación principal al momento de tomar un seguro para una pyme, es que los directivos de la misma analicen sus riesgos de acuerdo con su actividad productiva.

Una vez el pequeño y mediano empresario conoce las amenazas a las que está expuesto, se aconseja buscar asesoría para adquirir los amparos que se ajusten a sus necesidades. En este sentido las aseguradoras y los intermediarios de seguros están dispuestos a ayudarles a resolver todas y cada una de las inquietudes que tenga para contratar su seguro.

Ellos podrán visitar la empresa, inspeccionar el negocio, evaluar el estado del mismo ante los riesgos más comunes e, incluso, advertirle sobre mejoras por hacer que usted ni siquiera había advertido.

“Que el pequeño y mediano empresario vea a la compañía de seguros como un aliado en la mejora integral de su negocio. Hemos conocido casos en que las compañías de seguros diseñan planes específicos para sus asegurados, que redundan no sólo en una mayor protección del mismo, sino en la mejora de sus indicadores de producción”, dijeron los miembros de Fasecolda.

“Lo más importante es que la pyme sea consciente en cuanto a que un imprevisto como una explosión, atenta contra su patrimonio y que, tras la interrupción de sus actividades, puede dejar de percibir utilidades y las deudas pendientes no dan espera. Mientras que si toma medidas de protección como los seguros, para hacerle frente a este tipo de situaciones, puede minimizar el impacto económico de estas emergencias”, anotaron los voceros del gremio de las aseguradoras.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad