¿Le gusta armar show? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-19 05:00:00

¿Le gusta armar show?

Como si se abriera el telón, aparece usted frente a ese espectáculo llamado ‘pataleta’.
¿Le gusta armar show?

Su pareja, su amiga, uno de sus familiares, se convierten en protagonistas. Y sin darse  cuenta, usted termina involucrado en toda una obra teatral, después de una discusión que para usted no era tan relevante.

Pero esa persona está tan indignada, que se ha aprendido de memoria todo un guión teatral, con lágrimas de cocodrilo incluidas, repartición de bienes, etc.
En ese momento, usted no sabe si reírse, llorar de la rabia, dejar a esa persona con todo su montaje o sencillamente unirse al juego.

Con cabeza fría analiza y sabe que la situación por la que se generó la discusión puede ser una simple llamada que no llegó, una palabra de más que se dijo, o una que tal vez olvidó, pero que siempre se convertirá en detonante para que comience la función.

Si se ha sentido así en más de una oportunidad con alguien, seguramente a esa persona le gusta ‘armar el show’, ‘el novelón’ o ‘la obra de teatro completa’.

preguntas y respuestas
Freddy Hernando Cristancho / Psicólogo social

¿Por qué algunas personas reaccionan así? ¿Son caprichos? ¿Patrones aprendidos?
Socialmente los seres humanos somos una mezcla de diversas culturas y costumbres que construyen muchos de nuestros comportamientos. En cuanto al desarrollo de la personalidad, podemos darle la responsabilidad a dos aspectos; en primer lugar al hecho de utilizar el tipo de reacción que llamamos “pataleta”, como un mecanismo de defensa para hacerse notar.

Esta ‘pataleta’ nos lleva a un segundo aspecto, el medir el grado de fortaleza personal a partir del autoestima individual. En conclusión, una persona con tendencia a responder de forma altanera y poco convencional ante cualquier situación, puede ser una señal clara de baja autoestima.

¿Cómo manejar este tipo de comportamientos cuando nos damos cuenta que le damos a las cosas la trascendencia que en realidad no se merece?
Cada situación que sucede en nuestra vida, sin importar el grado de importancia que posea, debe estar compuesta de dos elementos básicos. En primer lugar, el amor con el que se hacen las cosas y en segundo lugar la responsabilidad que se tiene para hacer o actuar de diferentes maneras, de acuerdo al nivel de exigencia.

Teniendo esto claro, es importante comprender que cada cosa que sucede en nuestra vida se debe manejar con gran respeto y afecto hacia sí mismo, hacia los demás y hacia lo que hago.

Por eso es bueno siempre ponernos en el lugar de los demás para no caer en situaciones como aquellas de pretender que siempre se tiene la razón y que defenderé mis opiniones a costa de lo que sea necesario. Estas situaciones son las que nos llevan en algunas ocasiones a actuar de forma irreverente, grosera e innecesaria.

Perfil de verdaderos actores

1. Son personas que por la más mínima cosa o ante la más leve diferencia están listos a responder de forma agresiva e inusual.
2. Son personas intolerantes o agresivas.
3. Son personas que siempre están a la defensiva.
4. Buscan la manera de una u otra forma de hacerse notar.
5. Siempre será complicado tratar con personas que sienten que nunca se equivocan (perfeccionistas) y que por otro lado pueden estar ocultando el miedo a sentirse inferior a los demás.

LISTA
No caiga en el mismo juego

1 No actúe de la misma forma, se convertirá en un círculo vicioso.
2 Utilice el diálogo para arreglar las situaciones.
3 No pierda la calma ni se desespere cuando es víctima de estos comportamientos inmaduros.
4 Ignore la situación. Después del desahogo y cuando vea que la otra persona retorna a la calma, hable.
5 No caiga en la mala cara, gritos, sermones.
6 Busque ayuda para esa persona, si se ha presentado un alto nivel de agresión.
7 No ceda a los caprichos del otro.
8 Exponga las razones del por qué no está de acuerdo.

LISTA
¿Usted hace pataleta?

Las pataletas o conocidos berrinches son comunes en los niños entre los 18 y 36 meses. Pero a estas alturas, usted está asumiendo una actitud demasiado infantil. Está a tiempo para asumir el papel de adulto.

1 Deje a un lado esa actitud de gritar, llorar y hasta tirarse al suelo. Aprenda a controlar su ira.
2 No manipule a su pareja. No se trata de saber cuál es el lado débil, sino de asumir con madurez las situaciones.
3 Una alarma de que está saliéndose de contexto es la vergüenza posterior a la pataleta.
4 Replantee su forma de actuar. Es posible que usted utilice todas esas herramientas actorales porque en realidad está siendo dependiente o tiene temor de hacer las cosas por usted mismo.
5 No utilice la rabieta para que la otra persona se sienta culpable.
6Póngase siempre en los zapatos del otro, para que vea lo espantoso que está quedando al armar problemas gigantes donde no los hay.

LISTA
Póngale freno

1 Niéguese a esos comportamientos.
2 No olvide los modelos familiares, estos comportamientos fueron adaptados desde la etapa de la infancia. Identifíquelos con ayuda de un profesional.
3 No importa que la persona vuelva a perder el control, vuelva a entrenarlo. Así aprenderá a distinguir las conductas y a no incrementarlas.
4 Otra forma puede ser el aislamiento. Si usted no cae en el juego, automáticamente la persona se dará cuenta. Ese es el momento perfecto para que usted entre en terapia y le entregue opciones.

preguntas y respuestas
Juan Carlos Fernández / Psicólogo clínico

¿Por qué algunas personas hacen uso de las famosas pataletas para conseguir lo que se proponen? Porque la única manera de controlar el ambiente para ellos es haciendo quedar mal a las personas que tienen alrededor. Esa es la forma de llamar la atención, así sea de forma negativa. La otra persona al sentirse

presionada, cede, y ellos obtienen su objetivo. Muchas veces lo logran avergonzando a la otra persona.

¿Qué se esconde detrás de esos espectáculos públicos? La persona que ejecuta este tipo de comportamientos sabe que es una conducta negativa, pero también sabe que así obtiene las cosas más rápido. Detrás de esa actitud hay una persona que no fue castigada de pequeña y por eso se incrementó en su vida de adulto esta forma de ejecutar las cosas.

¿Qué alarmas nos indican que estamos cayendo en este juego? Cuando una persona está amenazando constantemente, incluso con frases como ‘me voy a suicidar’, lo hacen a voz en cuello para que se sienta presión social. También cuando tienen dentro de su discurso frases de chantaje como ‘si tú no lo haces, yo tampoco’.

Son personas que no miden los riesgos de su propia ejecución. Pueden expresar verbalmente muchas cosas sin medir consecuencias. También son despistados, no tienen un orden actitudinal de las cosas, no coordinan muy bien y otra señal clara es que son acelerados para todos, explosivos en todo lo que dicen.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad