HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-20 05:00:00

HAGASE OIR

Morosos Proponer, ejecutar, realizar y aprobar una reforma a las instituciones financieras, es bien visto por las personas que han perdido el derecho al sector crediticio.
HAGASE OIR

Que se tengan en cuenta nuevamente después de haber pagado su deuda y se les apruebe un crédito donde lo presenten en cualquier institución financiera. Gracias al representante Velásquez que lo haya hecho realidad, pero igual se debe asumir un viacrucis de reclamos de un lado para otro. Como el adagio popular que dice del “dicho al hecho hay mucho trecho”.

Lo que se está haciendo es ayudando a las instituciones financieras para que las personas paguen la deuda total, si no fueron capaces de pagar cuota por cuota, mucho menos todo a la vez con unos intereses altos y fuera de eso la mora, jurídico y otras arandelas que engrosan el monto, sabiendo que el problema fueron los altos intereses, o que perdió su empleo, quebró o tuvo un accidente, etc.,

Las instituciones financieras no comen cuento, así nuestro representante Velásquez diga que tienen que sancionar con multas aquellas que incumplan con el requerimiento establecido al cliente o asociado que pague. Pero se hacen que ni es con ellas y además con el apoyo que reciben de los entes de control que lo único que colaboran es en ayudar a las entidades financieras , dándoles siempre la razón y que son autónomos en sus decisiones y si se hace cualquier reclamo, por el cliente o asociado es desvinculado de la institución financiera, eso pasó con el señor Luis Francisco Silva Pérez.

Seguirá figurando en los datos de su hoja de vida crediticia hasta que no cumpla el tiempo que dejó de pagar, lo otro es que cuando Uds. vayan a hacer un crédito, con el estudio riguroso que hacen las entidades financieras miran su antepasado crediticio y no le aprueban el crédito, o le dicen que no tiene capacidad de pago, o que el fiador no le sirve, utilizan muchas artimañas para no otorgarle el crédito, pero siempre caen en el error, si no miren los datos estadísticos de la cartera morosa vieja y actual que presenta en sus balances cualquier institución financiera.

Luis Francisco Silva


Piedecuesta 235 años

Los nacidos en la Villa de San Carlos somos descendientes de los guanes y de gironeses oriundos de España que llegaron buscando mejores tierras, buen clima y se ubicaron a orillas del río Hato hacia el sur, en parcelas que en un principio llamaron Valle de Nuestro Señor.

Tiempo después fueron liderados por Blas Mantilla a quien enviaron a Santa Fe para que hiciera las diligencias de elevar el caserío a la categoría de parroquia, con el fin de que los feligreses no tuvieran que ir hasta Girón a recibir los sacramentos de la Iglesia como la Eucaristía, el bautizo y el matrimonio. Las peticiones de Mantilla fueron aceptadas luego de dos viajes. Las autoridades de Girón se opusieron pero finalmente la población de Pie de la Cuesta se separó el 26 de julio de 1774, fecha en que también fijaron los límites. Por eso Blas Mantilla es el fundador de esta Villa.

La rápida expansión del poblado llevó a sus dirigentes a pedirle al rey de España el título de Villa en honor de San Carlos Borromeo, designación que por motivo de la guerra llegó hasta 1824. Y Pie de la Cuesta, porque los primeros ranchos los hicieron al pie de la Cordillera Oriental y cuesta en honor a un dirigente de apellido Cuesta.

Económicamente Piedecuesta es el primer productor de mora en el departamento. Se destaca por su industria avícola. Todavía es un cultivo básico la caña de azúcar y la ganadería cada vez es más productiva y tambien se elaborán materiales de construcción como adobe y ladrillo. Es principalmente un centro -agrícola.

Alfonso Prada García

La Ciudad

Estimados señores: Durante por lo menos 50 años he estado vinculado a Vanguardia Liberal, primero como corresponsal cuando vivía en San Gil, y ya residente en Bucaramanga como columnista semanal y colaborador casi permanente del Suplemento Literario en las épocas en que lo dirigieron los intelectuales Ricardo Serpa Cuesto y Eugenio Pinto Barajas. En los tiempos que corren me dio por ocupar la página Hágase Oir con comentarios cortos sobre diferentes materias.

Estaba complacido con mi labor de por lo menos seis meses cuando intempestivamente me colgaron mis escritos. ¿Qué ocurrió? ¿No gustaron mis últimos temas, o fueron considerados inconvenientes? O se trató simplemente de algo desagradable, como por ejemplo, alguna amenaza? Yo tengo un enemigo, un señor, de edad bastante avanzada que no desperdicia la ocasión con tal de perjudicarme. Llama por teléfono en forma anónima y a nombre de algún grupo terrorista para anunciar que van a poner una bomba cada vez que yo soy objeto de alguna distinción. Ya me lo ha hecho dos veces. Si eso ocurrió, ruego no prestar ninguna atención. Es un señor medio loco pero inofensivo. Se contenta con simples amenazas.
Si los motivos fueron otros, ¿podré yo saberlo? No se trata de que esté incómodo o herido mi ego. Lo que ocurre en el fondo es que no he podido explicarles correctamente a mis numerosos amigos, la verdad de lo ocurrido. ¿Entendido? Amigo de siempre.

Guillermo Reyes Jurado.

El Copetón

Todas las aves vuelan/ buscando consentimiento/ y escondido en el plumal/ encuentran recogimiento.
Alegre el pajarito/ que madruga a volar/ y con su trinar clarito/ nos enseña a cantar.
Que la vida es bella/ sabiéndola soportar/ y podemos hacer con ella/ la fórmula para triunfar.
Así lo dijo un copetón/ parado en un manzano/ ¡Oiga querido hermano!. / Deja de ser brincón.
Tenga en cuenta en su silbar/ este pequeño mensaje/ y verá que su plumaje/ en el aire brillará.

Plinio Pilarica

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad