HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Ene 21 2018
21ºC
Actualizado 06:06 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-21 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

El sacerdote es una persona que hubiese podido ser también un gran profesional en el campo de la ciencia y la tecnología, de tener el calor de un hogar y muchas probabilidades de lograr el éxito económico y social, pero prefirió seguir el llamado de Dios para trabajar en su viña, para evangelizar y servir a sus hermanos, como lo hizo Jesucristo en su paso por el mundo.

El trabajo sacerdotal no es fácil, con frecuencia es criticado e incomprendido y no pocas veces rodeado de tentaciones, pero el sacerdote, al igual que San Pablo, no se avergüenza, porque sabe en quien ha puesto su confianza y está seguro que jamás será defraudado. Para la comunidad católica, el sacerdote es su guía y su mayor anhelo es la conversión de todos los integrantes de la parroquia donde haya sido destinado y no descansa en su trabajo pastoral en favor de todos los fieles.

Por lo tanto, quienes pertenecemos a la iglesia católica, debemos reconocer su trabajo apostólico y colaborar dentro de lo posible con nuestros sacerdotes, especialmente orando por ellos para que el Espíritu Santo los ilumine y fortalezca para ejercer con fidelidad su ministerio hasta el final.

Aristóbulo Hernández B.

Hacia una hecatombe social

Muy preocupante la situación del desplazamiento en nuestro país. Plenamente identificado con el editorial del diario Vanguardia Liberal del 6 de julio, donde se describen algunos detalles del informe del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados. Este pronunciamiento es bastante válido como quiera que algunos medios de comunicación y sectores privilegiados quieren seguir haciendo caso omiso a la verdadera realidad de la nación, solo les preocupa sus intereses, la guerra, la reelección, etc.
Son más tres millones de personas desplazadas durante todo lo que lleva el conflicto interno. Colombia es uno de los países que más desarraigados tiene en el mundo. La ONU en su informe anual 2008 lanzado en el mes anterior, describe lo siguiente: Acompañan a Colombia, Iraq, con 2,6 millones de desplazados; la región de Darfur, en Sudan, con dos millones; República del Congo, con 1,5 millones, y Somalia con 1,3 millones de desplazados.

Ya es hora de que el gobierno central, el Congreso, los partidos políticos, los gremios económicos, la banca, medios de información, las universidades, las iglesias, le dediquen suficiente tiempo para darle una salida inmediata al conflicto, al desplazamiento, la pobreza extrema y al desempleo.
Recordemos las palabras de su S.S. Benedicto XVI en el mensaje Navideño: “Ya que si cada uno solo piensa en sus intereses, el mundo se encamina a la ruina”.
Colombia no está blindada frente a la actual crisis económica, situación, que se está haciendo más incierta incluso en las naciones del bienestar. Nuestra atención no puede concentrarse en cortinas de humo, sino en la hecatombe social que se avecina.

Néstor Tapias Álvarez


Conservemos nuestros parques

El emblema de la otra “Ciudad Bonita” eran nuestros parques, de ahí el bello nombre de “Ciudad de los Parques”.
Hoy pedimos especial atención al bellísimo parque situado trente a la Clínica Ardila Lulle, digno de aprecio, porque es un oasis de paz con sus frondosos árboles que nos brindan oxígeno, nos proporcionan vida y bienestar a todos los que vivimos a su alrededor, incluyendo a los pacientes de la Clínica.
Urgen algunas reparaciones como las verjas que lo rodean, pues están completamente oxidadas, los escaños totalmente deteriorados, como también merecen especial cuidado los jardines y los prados.
Algo muy importante que se dé al servicio del público, para disfrutar de sanas y beneficiosas caminatas por sus senderos, a la sombra de sus árboles.
Sea este parque emblema de la Ciudad Bonita.

Teresa de Amado

Berlín tierra nuestra

Berlín tierra fría / el páramo es nuestro /tierra de trabajo /allí no hay secuestro.
Es para fortuna /hídrica montaña / huerta de cebolla /típica cabaña.
Allí, las empresas /han hecho su estudio /baja un sol ardiente /bajo un plenilunio.
La ciudad, bonita /y el departamento / ya tienen estudio / con un gran talento.
Berlín ciudad buena / sí merece honores / con grandes empresas / sin secuestradores,
Hídrica montaña / que cumple deberes /empresas pujantes / de los Santanderes

Alberto Flórez Flórez

¡La pandemia política de América Latina!

A la mayoría de países latinoamericanos y centroamericanos desde hace tiempo los afecta la pandemia del marcado sistema presidencialista, con caudillos fanáticos y populistas hábiles en convertirse en autócratas autoritarios disfrazados de dictadores antidemocráticos.
También observamos la desmedida concentración de poder ejecutivo de los presidentes dando pie a gobiernos centralistas autoritarios que manejan a su antojo los poderes legislativo y judicial y demás organismos claves del Estado, violándoles la completa autonomía para dividirlos y enfrentarlos y así imponer una gobernabilidad con base en el caos de estas disputas, donde los hábiles y sagaces politiqueros sacan el mejor provecho a sus intereses mezquinos y personales.
La problemática de “Honduras” acaba de desnudar la calidad de los dudosos líderes y politiqueros, así como la deficiencia de organismos como la OEA y la ONU ante la democracia existente, como el caso del constante amedrentamiento del militarista líder petrolero con su revolución de corte socialista comunistoide de tipo castrista y las acciones angelicales y democráticas y soterradas del grupo del Alba.
Si en América Latina no aparece pronto una vacuna contra esta mortal pandemia de política que estamos padeciendo, pronto todos moriremos.

Luis Alberto Parra Tibaná

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad