¬ďLa ingratitud de Serpa¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
21ºC
Actualizado 06:40 pm

¬ďLa ingratitud de Serpa¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-09 05:00:00

¬ďLa ingratitud de Serpa¬Ē

Cuando se dice algo tan exagerado, pero tan exagerado que salta a la vista, entramos en un terreno diferente de lo verosímil y abordamos otros espacios, como por ejemplo, el de la ironía.
¬ďLa ingratitud de Serpa¬Ē

Que a Serpa lo eligi√≥ Hugo Serrano G√≥mez y no los santandereanos todos, sin distingos de partidos o grupos, no pasa de ser producto del delirio o de la alucinaci√≥n. Se trata de un hecho que no puede ser desvirtuado porque est√° ah√≠, latente, tan claro como la luz del d√≠a. ¬ŅA quien se le ocurre que Horacio Serpa fue elegido por Hugo Serrano G√≥mez?. Solo al honorable senador. La capacidad electoral del senador no le alcanzaba para llegar a esas cifras finales, luego no hay necesidad ni de hacer cuentas.

Fue el mismo senador quien dijo que el liberalismo había recobrado la Gobernación de Santander, y que prácticamente él lo había conseguido. Las cosas se pueden decir en forma explícita, pero también en forma implícita. Y en esa oportunidad el mensaje que transmitió fue ese.

A Serpa lo hicimos gobernador los santandereanos, por su trayectoria, que en muchos aspectos no estamos de acuerdo, pero salta a la vista que se trata de una persona honesta y pulcra, y del santandereano m√°s destacado de las √ļltimas generaciones pol√≠ticas. Un rasgo muy destacado de la personalidad del santandereano es la paranoia, no en el sentido de considerarse un perseguido, sino en la autoestima que se espuma como una cerveza y que va mucho m√°s all√° de la real significaci√≥n de la persona, a tal punto de entrar en delirio, en el terreno de la enfermedad del yo que se atribuye autor√≠as que est√°n muy lejos de la realidad. Y si algo dignifica a Serpa en este tramo de su actividad pol√≠tica es haberse sustra√≠do de esa pol√≠tica clientelista que lo estaba anulando, para adquirir la verdadera estatura del estadista, que es lo que se le pide a un gobernante. Resulta muy aburridor explicar un art√≠culo, pero dados los mensajes que recib√≠, de serpistas y serranistas, no hay m√°s remedio que barajar un poco sobre el exacto sentido de mi art√≠culo.

All√≠ no me refer√≠a propiamente a la ingratitud de Serpa, sino al delirio del honorable senador y, precisamente para no caer en un terreno tan crudo y propicio para los agravios y, dadas las calidades del senador, darle un giro m√°s presentable y elegante. Pero por lo visto la iron√≠a ya no tiene vigencia en un ambiente tan caldeado, en que no hay matices, porque o todo es blanco o todo es negro. La iron√≠a ha muerto, seg√ļn el decir de Juan Gabriel V√°squez. A mi solo me queda gritar como los viejos monarquistas: ¬° La iron√≠a ha muerto!. ¬° Viva la iron√≠a!
Otros comentarios raulpacheco.blogspot.com

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad