Etesa y las m√°quinas tragamonedas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-23 05:00:00

Etesa y las m√°quinas tragamonedas

Ubicadas en tiendas de barrio, panader√≠as, cafeter√≠as, estaderos, casinos regulares e irregulares, bingos, salas de belleza, etc, hay dispersas por ciudades, pueblos y caser√≠os del pa√≠s m√°s de 100 mil m√°quinas tragamonedas y aparatos similares de lo que se conoce como ¬ďjuegos en l√≠nea¬Ē.
Etesa y las m√°quinas tragamonedas

¬ŅCu√°ntos? Seg√ļn Etesa, entidad oficial encargada de vigilarlas y controlarlas, hay debidamente registradas algo m√°s de 71 mil. Pero se estima que irregularmente funcionan m√°s o menos otras tantas. Es decir, en Colombia hay en sitios p√ļblicos cerca de 140 mil m√°quinas de ese tipo.

A su uso tienen acceso y caen en la adicci√≥n personas de los m√°s diversos estratos y condiciones sociales y econ√≥micas, principalmente pensionados, trabajadores, menores de edad, amas de casa, desempleados y subempleados. Se considera que los ingresos diarios brutos de cada uno de tales aparatos fluct√ļa entre los 600 mil y un mill√≥n quinientos mil pesos. Tambi√©n se afirma que este mercado maneja al a√Īo m√°s de¬† doscientos mil millones de pesos y que la mitad de tal suma de dinero no paga regal√≠as ni gravamen alguno al Estado.

Si lo anterior preocupa por su incidencia social y tributaria, a ello se suma el que grupos delincuenciales de los m√°s diversos pelambres, han encontrado en estos juegos la trinchera ideal para lavar activos, invertir sus sucios patrimonios, obtener recursos para sus oscuros prop√≥sitos y a sus anchas ¬ďgobiernan¬Ē tal actividad con √°nimo de se√Īor y due√Īo.

Tan mefistof√©lico universo es ¬ďalimentado¬Ē por clientes que son padres y madres de familia, menores de edad y adultos mayores, quienes yendo tras una quimera econ√≥mica malgastan sus fam√©licos ingresos, causando¬† inenarrables da√Īos a sus familias y a la sociedad.

Le entidad que cre√≥ el Estado para controlar y fiscalizar los juegos de azar, que es a la vez la recaudadora de las regal√≠as que tales actividades deben pagar para la salud, es Etesa, la que no tiene la requerida fortaleza para poner en cintura a los operarios de los juegos en l√≠nea y los casinos, bingo y similares y que desde su creaci√≥n ha sido vista por el Gobierno como proveedora de recursos para la salud y para pagar favores y asegurar ¬ďlealtades¬Ē de pol√≠ticos, como Javier C√°ceres.

Etesa ha sido ineficiente, no tiene el m√ļsculo ni los dientes necesarios para enfrentar a las mafias del juego, controlar y fiscalizar el complicado mundo de los casinos y mientras el tumor crece en forma preocupante, hay gran indiferencia ciudadana por lo que en ese mundo suceda. ¬ŅCu√°ndo har√° real y efectiva presencia el Estado en esta otra amenaza para la seguridad de la sociedad?

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad