Expectativa mundial ante la entrada de Zelaya en una tensa Honduras | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 06:07 pm

Expectativa mundial ante la entrada de Zelaya en una tensa Honduras | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-24 21:28:30

Expectativa mundial ante la entrada de Zelaya en una tensa Honduras

Expectativa mundial ante la entrada de Zelaya en una tensa Honduras

Rodeado de decenas de seguidores, Zelaya cruzó la línea divisoria por el paso de Las Manos a alrededor de las 20.30 hora GMT, sin que se produjeran incidentes, y se mantiene en la frontera.

"Tenemos el derecho y deber moral de llegar hoy a Honduras", había dicho el depuesto mandatario desde Yalagüina (norte de Nicaragua), adonde arribó esta mañana en medio de una caravana que le acompaña desde que partió ayer de Managua y en la que va el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

Zelaya regresó a su país a pesar de que el nuevo jefe de Estado de Honduras, Roberto Micheletti, le había pedido que desistiera de volver, un acto que calificó de "provocación" y de "pretensión de provocar violencia".

Además, el nuevo ministro de Defensa, Adolfo Sevilla, reiteró hoy la advertencia de que si cruzaba la frontera, sería capturado porque hay una petición del Ministerio Público y la Policía en ese sentido.

"Venga con quien venga", Zelaya "será capturado porque hay una orden judicial", pero se le garantiza "un trato digno como a cualquier ciudadano hondureño".

El depuesto gobernante, detenido por el Ejército de su país y expulsado a Costa Rica el pasado 28 de junio, afirmó que no busca desencadenar una guerra civil con su retorno al país.

"La muerte ya está allá, hay muertos, los que dispararon son los militares, vamos en misión de paz", dijo Zelaya este viernes a la emisora colombiana La FM.

Durante la rueda de presa que dio más temprano en Yagüalina, denunció que los militares de su país "están reprimiendo (a sus seguidores) que viajan a las fronteras con Honduras, El Salvador y Guatemala" para recibirlo.

Ante esta situación, el nuevo Gobierno de Honduras puso en vigor hoy un toque de queda a partir de las 12.00 hora local (18.00 GMT) en sus fronteras con Nicaragua y El Salvador.

El Ejército y la Policía hondureña ejercen un riguroso control en el sector de Las Manos, hasta donde han llegado muchos seguidores de Zelaya.

El director general de la Policía, Salomón Escoto, dijo a Efe que la misión de su institución es evitar que en las manifestaciones participen personas armadas y extranjeras, y que si algunos provocan "vandalismo y confrontación, entonces "se actuará con rigor".

Pese a esto, afirmó que "hasta el momento no hay incidentes en la frontera con Nicaragua" y que "todo es normal".

Sin embargo, Efe pudo constatar que a unos cinco kilómetros de Las Manos, algunos simpatizantes de Zelaya comenzaron a burlar el cordón de seguridad de las autoridades y caminaron por senderos hacia el punto fronterizo.

Adicionalmente, la venezolana Agencia Bolivariana de Noticias (ABN, estatal) informó que dos personas resultaron heridas de bala hoy en la localidad hondureña de El Paraíso, donde el Ejército intentaba impedir que seguidores de Zelaya llegaran a la frontera con Nicaragua para recibirlo.

Una corresponsal de ABN en la zona también reportó que los militares lanzaron "bombas lacrimógenas", además de "balas de plomo", informó la agencia en su página web.

Frente a la posibilidad de que Zelaya sea detenido en Honduras, toda vez que existe una orden de captura en su contra, Escoto dijo que "se va a respetar su seguridad física".

Mientras se desarrolla este nuevo capítulo de la crisis hondureña, varios países y organizaciones internacionales siguen llamando al diálogo y a un acuerdo entre Zelaya y el Gobierno de Micheletti, nombrado presidente el mismo día en que el primero fue derrocado.

Así, el secretario de Estado adjunto de EE.UU. para Latinoamérica, Thomas Shannon, dijo hoy que el fracasado plan del jefe de Estado costarricense, Óscar Arias, "ofrece lo mejor para Honduras", por lo que recomendó a las dos partes que recapaciten y lo acepten.

La propuesta de Arias, rechazada primero por Micheletti y luego por Zelaya, contempla, entre otros aspectos, la formación de un Gobierno de unidad y reconciliación nacional, el adelanto de las elecciones y una amnistía general para los delitos políticos.

Además, la renuncia a reformar la Constitución, la creación de una misión de la verdad y el envío de una comisión verificadora de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por su parte, la comisaria europea de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, pidió hoy a los dos bandos que reflexionen sobre la "gravedad" de la situación y vuelvan a la mesa de diálogo liderada por Arias.

Los miembros del Mercosur, mientras tanto, ratificaron hoy en la cumbre celebrada en Asunción (Paraguay) su "más enérgica condena" al golpe de Estado en Honduras y aseguraron que "no reconocerán ningún Gobierno que surja de esta ruptura institucional".

Pero las críticas hacia Zelaya no faltaron. Por un lado, varios grupos de hondureños en EE.UU. condenaron hoy su intención de regresar a Honduras en compañía del canciller Maduro, por considerar que es una "provocación a una guerra civil".

"Todos le han hecho un llamado para que no lo haga (volver a Honduras), pero el problema es que tiene presiones del gobernante venezolano, Hugo Chávez, para que regrese", dijo a Efe Francisco Portillo, coordinador de la Alianza de Miami por Hondureños en Paz, Democracia, Justicia y Libertad.

El nuevo ministro de Defensa de Honduras dijo hoy que, según informaciones de inteligencia, para el presidente Chávez, Zelaya "vale más muerto que vivo".

Pese a esta tensa e imprevisible situación, EE.UU. aseguró que el destituido mandatario prevé estar el próximo martes de nuevo en Washington para "más conversaciones" con las autoridades acerca de su situación y la crisis que vive su país.

"Hemos dicho al presidente Zelaya en varias ocasiones que ahora mismo consideramos que el foco de atención debe permanecer en (...) los esfuerzos de mediación del presidente Arias, y que cualquier regreso a Honduras sería precipitado", recalcó el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Philip Crowley

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad