Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
24ºC
Actualizado 12:31 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-25 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Un hecho intrascendente fue el comienzo de un movimiento revolucionario que dio al traste con la hegemonía de España en América: una discusión de los hermanos Francisco y Antonio Morales y el español José González Llorente, quien se negó a prestar un florero que debía adornar la mesa donde se agasajaría a Don Antonio Villavicencio, enviado como comisionado regio por la corona. Llorente, además de no prestar el florero, insultó a los Morales quienes reaccionaron y como era viernes de mercado en Santa Fe, mucha gente observó el incidente.

A propósito o casual, este hecho sirvió de pretexto para que los patriotas, reunidos en cabildo abierto, declararan la Independencia con Acta que se firmó ya bien entrada la noche de aquel 20 de julio de 1810.
Dentro de un año se celebrará el bicentenario de nuestra Independencia. Doscientos años de historia que se conmemorarán con toda la pompa y el sentido patriótico que amerita. Ojalá que además de los actos propios del momento, esas autoridades y todos quienes pueden aportar su análisis objetivo, nos cuenten qué valiosa ha sido esta Independencia y si sus principios y fines se han mantenido incólumes o de lo contrario, habría mucho qué rectificar para que no se diga que nos independizamos de los españoles, pero sólo cambiamos de amo.

Tobías Herrera Méndez


Nuestra seguridad nacional

Bien vale tener en cuenta el editorial pasado de Vanguardia, “lo que verdaderamente importa es la seguridad nacional” y una columna como la de Ruiz Cardoso, “este barco de la revolución bolivariana ya empieza a hacer agua por muchos boquetes, el frenazo a Chávez en Honduras, la desenmascarada de Correa ante su pueblo, el rechazo que cada día crece en Venezuela por los atropellos de Chávez a la oposición y finalmente las cartas sobre la mesa en la OEA, serán el principio del fin de una negra noche en Latinoamérica”.
Algo nos debe quedar en serio de cómo nosotros, el pueblo, debemos mirar la realidad política, nuestros héroes de cartón, porque parece que la izquierda se empieza a derretir con pruebas irrefutables, como el videito y otras.
Debemos sentir un agradecimiento por ese Ejército que todos los días nos está dando la Independencia.

Rodolfo García L.

Nunca sobra un consejo

Pobrecito el señor Presidente de la hermana República de Venezuela; hay que tenerle lástima, está sufriendo de paranoia y como a cualquier ser humano que lo conmueve el dolor ajeno, puedo recomendarle que se haga tratar el asunto antes de que su estado de salud mental sea más grave. ¡Es urgente!

Fabio A. Ribero Uribe

Un nuevo municipio

Con estas reflexiones no quiero criticar a quien no conozco. Intento levantar la dignidad postrada, la debilidad y el sentido de pertenencia, tan escasos hoy en los florideños para defender sus derechos.
Líbranos Dios de estos hombres que a lo mejor lo invocan y tanto pregonan servirle a la sociedad, pero obran contra ella.
Resulta más que descabellado pretender crear un nuevo municipio con Ruitoque y Cañaveral, disque para librarse del abandono a que los tiene sometidos el señor alcalde de Floridablanca. ¿Será tan sólo a ellos? No....
Es alarmante la procesión de depredadores que a mañana y tarde deambulan por el Municipio, invocando muy seguramente al cielo, sin inmutarse de tan horrendo proceder, haciéndonos creer que trabajan mucho.

No cabe la menor duda de que esa propuesta contribuiría inexorablemente a seguir cultivando con lujo de detalles la politiquería, la inoperante burocracia, la corrupción y tantos otros males que aquejan a nuestra pobre democracia, dándole a esos verdugos la soga para que nos sigan amarrando al patíbulo.
Deberían pedir la revocatoria del mandato de tan siniestro personaje, como es el señor alcalde de Florida. Tendría muchos seguidores, empezando por mi voto. Estaríamos iniciando así un nuevo amanecer, con una aurora más resplandeciente para todos los florideños.

Jesús Delgado A.


Bases militares

No quiero pasar como defensor del presidente Chávez, pero es diferente fondear un buque nuclear en aguas venezolanas por unas cuantas horas, a instalar bases militares permanentes en Colombia con personal militar. Chávez deberá hacer lo mismo, construir unas cuantas bases militares con apoyo de Rusia y China. Así las cosas, Suramerica se convertirá en un Viet Nam.
Los Estados Unidos y su ambición no podrán salir victoriosos en varios frentes de guerra; su derrota será inevitable. Corea del Norte, potencia nuclear, consentida de China y Rusia, ya no hace caso de las amenazas de la ONU y la liga árabe con su líder Irán, hacen difícil un triunfo para EU.

Jose Luis Camacho Pinilla

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad