Bolivia deber√° importar combustibles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-25 14:05:38

Bolivia deber√° importar combustibles

La caída de la producción de gas en Bolivia ha hecho que el país, considerado una potencia gasífera en Sudamérica, deba importar gasóleo, gasolina y gas licuado de petróleo (GLP) para su consumo interno.
Bolivia deber√° importar combustibles

Analistas consultados por Efe aseguran que esta situación es consecuencia de la inestabilidad para las inversiones en el área, producto del proceso de nacionalización de los hidrocarburos iniciado en 2006 por el presidente Evo Morales.

Mientras, el Ejecutivo insiste en que las importaciones de combustibles son circunstanciales y responden a la reducci√≥n de la demanda brasile√Īa de gas natural, pues ambas operaciones est√°n relacionadas.

La producci√≥n de gas√≥leo en Bolivia siempre ha sido deficitaria y en a√Īos pasados hubo problemas de desabastecimiento sobre todo en la regi√≥n oriental del pa√≠s, donde el sector agrario requiere enormes vol√ļmenes del combustible para producir.

El pa√≠s compra gas√≥leo a Venezuela a precio internacional para cubrir el 40% de la demanda en el mercado interno, donde el carburante se vende a un costo subvencionado por el Estado. Sin embargo, este a√Īo se ha sumado otra necesidad.

El presidente de la estatal Yacimientos Petrol√≠feros Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, admiti√≥ la semana pasada que el pa√≠s est√° importando 18.000 metros c√ļbicos de gasolina desde Chile, cifra que, dijo, representa menos del 1% de la demanda interna del combustible.

Seg√ļn Villegas, la causa es que la producci√≥n interna cay√≥ por el descenso de la demanda brasile√Īa de gas, como ocurri√≥ en enero de este a√Īo y que ha vuelto a suceder la semana pasada, pese a un repunte registrado a inicios del mes.

Mientras, el viceministro de Comercialización de Hidrocarburos, William Donaire, informó el 9 de julio que Bolivia está importando entre 30 y 40 toneladas de gas licuado a diario desde Argentina para garantizar el abastecimiento durante el invierno.

Para el analista Hugo de la Fuente, la baja no sólo se debe a que Brasil esté pidiendo menos gas, sino a que la producción de crudo cayó porque los pozos que actualmente se explotan entraron "en declive" y no se invierte en la perforación de nuevos yacimientos.

Explicó que en 2005, el país producía unos 50.000 barriles de crudo por día, mientras que, calculó, la producción actual oscila entre 36.000 a 37.000 barriles.

A ello, el analista Humberto Vacaflor acotó que desde finales de los 70 había un "equilibrio delicado" entre la producción y el consumo de combustibles, estabilidad que ahora "se ha roto", pues la industria no se desarrolló a la par de la demanda.

YPFB ten√≠a planes para iniciar la a√Īorada industrializaci√≥n del gas este a√Īo con la instalaci√≥n de una planta separadora de componentes l√≠quidos en la localidad cruce√Īa de R√≠o Grande, donde se producir√≠an 260 toneladas de GLP y 450 barriles de gasolina a diario.

Pero las obras quedaron paralizadas tras un escándalo de corrupción que derivó en el encarcelamiento del ex presidente de YPFB, Santos Ramírez, por lo que ahora el Gobierno estima que la estructura estará instalada recién en 2011.

Mientras no se tenga la capacidad de extraer l√≠quidos del gas, la importaci√≥n de combustibles continuar√°, lo cual es "una muy mala se√Īal" para los pa√≠ses que ve√≠an a Bolivia como proveedor de gas y para los posibles inversionistas, opinaron los expertos consultados.

"Esto está mostrando que si bien la nacionalización de los hidrocarburos tuvo un efecto inmediato en una mayor recaudación, el efecto a mediano y largo plazo fue pésimo porque desincentivó las inversiones", dijo De la Fuente.

Mientras, Vacaflor consideró que la incertidumbre generada en las petroleras por el tiempo que tomó la renegociación de contratos con Bolivia hizo que las empresas vean al país como "una especie de agujero negro en el que no existe la posibilidad de invertir".

Por su parte, el ex ministro de Hidrocarburos, √Ālvaro R√≠os, opin√≥ que "los mercados externos est√°n agradecidos de que Bolivia no haga bien las cosas", pues as√≠ podr√°n continuar exportando combustibles al pa√≠s en detrimento de la balanza comercial boliviana.

Estos factores hacen que los compradores del gas boliviano dejen de ver al país como un proveedor y, en cambio, empiecen a desarrollar planes de autosuficiencia del energético, recordaron los expertos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad