Mié Dic 7 2016
24ºC
Actualizado 11:31 am

Una ‘micro’ que se alimenta de hilo, hilo y más hilo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-25 23:14:32

Una ‘micro’ que se alimenta de hilo, hilo y más hilo

Sólo 25 empresas del país producen las llamadas reatas, que se pusieron de moda hace algunos años como parte de la ‘pinta’ de los bumangueses.
Una ‘micro’ que se alimenta de hilo, hilo y más hilo

Las reatas y otros insumos como cintas falla, son materia prima para que otras ‘micros’ se muevan, como por ejemplo, calzado, confecciones y talabarterías, ya que son insumos obligatorios para fabricar maletines, zapatos y productos para los amantes de la equitación.

A eso se dedica Reacol, una de las pocas empresas santandereanas que cubre las necesidades de estos sectores, y que al igual que ellos, también ha sentido el ‘bajonazo’ de las exportaciones a Venezuela y de la incertidumbre comercial con el vecino país.

Hoy, su mayor reto es modernizar sus máquinas y diversificar su producción, además arriesgarse y atravesar la frontera colombo-venezolana, logro que espera conseguir con el apoyo de su familia y de sus hijos, los cuales desea que continúen en el proceso de expansión de la fábrica.

Empresas de mayor tamaño en Bogotá y Cali son la mayor competencia, ya que tienen como clientes las Fuerzas Armadas,  que son grandes compradores de reata para uniformes y accesorios.

Del primero al último 

El primer producto que produjo Reacol fue la reata de una pulgada y después la de una pulgada y media, calibres que hace diez años eran los más demandados por las industrias locales. Hoy las reatas ¾ son las que más se consumen para los pantalones de los niños, y para el calzado se utiliza principalmente la de 5/8, con las que además se fabrican las cotizas en puntos como Socorro y San Gil, los mayores fabricantes de Santander.
Hoy el mayor reto es producir reatas de caucho

Una deuda, una empresa

Como parte de pago de una deuda, Efraín Rodríguez Moreno, gerente de Reacol, aceptó hace 10 años el reto de poner a producir dos máquinas tejedoras, sin saber si quiera cómo funcionaban.

“No conocía absolutamente nada de la industria, me vi obligado a aprender porque estaba dedicado a ejercer como abogado y a ser comerciante, pero fue un reto muy gratificante, al lado de unos colaboradores con los que hemos proyectado la industria, no sólo localmente, sino en el ámbito nacional”, asegura Rodríguez Moreno.

Sin embargo el crecimiento en los últimos años ha sido significativo, ya cuentan con ocho tejedoras y la producción pasó de 5 mil metros en promedio mensual a 200 mil metros, para abastecer más de 60 industrias locales y su mayor cliente, Mesace en Itagüí, Antioquia, una de las empresas de moda más importante del país.

Las claves del éxito

Para Reacol, la constancia y el querer lo que se produce es la base que debe tener un empresario exitoso. “Ante la constancia, la perseverancia y el amor que uno le ponga no hay obstáculo, ni crisis que pueda cerrar una empresa”, expresa Efraín Rodríguez

Por la experiencia de este empresario local, el peor error lo define como, demasiada confianza.

“Uno no puede ser tan confiado con los clientes sobre todo en las formas y plazos de pago. Hay que estudiar la situación de cada uno y establecer si es bueno afianzar las relaciones comerciales, eso hay que tenerlo presente siempre”, puntualiza Rodríguez.

China: la gran amenaza

La invasión de productos chinos hace cinco años, por poco obliga a cerrar esta fábrica que no se salvó de la avalancha extranjera. 

“Aquí llega mercancía de la China de muy mala calidad con unos precios que ni siquiera tienen el costo del hilo antes de producir la reata. Uno no se explica cómo hacen los importadores para vender a ese precio en el mercado, que no se compadece de los costos que las empresas locales debemos asumir”, expresó Rodríguez Moreno.

Sin embargo, además de la competencia en cuanto a precios y calidad, la materia prima como el poliéster para fabricar cinta, el nylon y el polipropileno, también afectaron la empresa.

“Por cuestiones del mercado y precios del petróleo, los insumos se pusieron muy costosos”, explicó Rodríguez.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad