La Administración que anhelamos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-28 05:00:00

La Administración que anhelamos

A diario crece el n√ļmero de bumangueses que se siente desencantado al percatarse que la actual administraci√≥n municipal no fija los ojos en una grave epidemia que nos aflige: la falta de cultura ciudadana que se ha adherido a la piel de la ciudad.
La Administración que anhelamos

A la Bucaramanga del siglo XXI han llegado a vivir varios cientos de miles de personas, seres a quienes no les hemos logrado transmitir sentido de pertenencia, amor y cari√Īo por lo que ella es y representa como lugar de convivencia. Muchos de los nuevos bumangueses trajeron consigo una actitud dura, casi rapaz, consecuencia de lo dif√≠cil que es la brega para conseguir el sustento y de que en tal tarea prima el ego√≠smo. Eso es palpable en la forma agresiva como conducen sus veh√≠culos los taxistas, motociclistas y conductores de buses urbanos, en el desaseo que pulula en las v√≠as y espacios p√ļblicos, en el da√Īo que se causa a los bienes de uso p√ļblico, etc.

Esa actitud, propia de la informalidad, fue marginal en un comienzo pero termin√≥ imponiendo su ¬ďley¬Ē, arrinconando y desarmando a la Bucaramanga austera, de sanas costumbres c√≠vicas, de personas de buenos h√°bitos ciudadanos. La ciudad mut√≥ en una expresi√≥n desordenada y hura√Īa donde no viven sino que compiten a dentelladas algo m√°s de un mill√≥n de personas.

Es cierto que quienes administran la ciudad deben resolver el agudo problema de v√≠as vehiculares que hay, consecuencia de la miop√≠a de las normas de Derecho Urbano que permitieron a los constructores, a lo largo del siglo pasado, trazar calles estrechas. Pero esa tarea no ri√Īe con la urgente necesidad que hay de emprender una gigantesca campa√Īa de educaci√≥n c√≠vica y de cultura ciudadana para que los bumangueses vuelvan a adquirir sentido de pertenencia de la ciudad, la amen y embellezcan con su comportamiento.

El bumangu√©s de hoy expresa agudo ego√≠smo y agresividad. Basta observar c√≥mo conducen sus veh√≠culos, la persistencia con que violan las normas de Tr√°nsito, la asiduidad con la que botan basuras en las v√≠as p√ļblicas, la forma atropellada como arremeten contra todo aquel que les antecede en la calle, en las filas, etc.

Necesitamos una campa√Īa de educaci√≥n ciudadana que cope todos los espacios y momentos. El mejor ejemplo de las bondades de tal pol√≠tica administrativa lo dio Antanas Mockus, quien logr√≥ educar a cerca de 8 millones de bogotanos; sin haber construido obras emblem√°ticas de infraestructura, dej√≥ un legado que no solo le ha sido reconocido a lo largo de los a√Īos, sino que todos a√Īoran.

Esper√°bamos que al llegar a la Alcald√≠a de Bucaramanga una persona vinculada a la educaci√≥n, nuestra ciudad ser√≠a teatro de una gran campa√Īa de educaci√≥n ciudadana. Pero estamos insatisfechos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad