Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 08:57 pm

Coartadas por anticipado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-30 05:00:00

Coartadas por anticipado

Coartadas por anticipado

Y así sucedió.

Puesto de otra manera, eran fácilmente predecibles los argumentos con los que Rafael Correa, presidente de Ecuador y Hugo Chávez, de Venezuela, le saldrían al paso a las informaciones que cada vez los comprometen de manera más grave con las Farc.

 A Correa, como era de esperarse, únicamente le quedaban dos salidas para tratar de explicar el video en el cual el Mono Jojoy revela el apoyo de las Farc a su campaña. La primera consistía en pregonar que lo hicieron funcionarios de su equipo sin su conocimiento o personas que en su nombre recibieron el dinero para realizar una estafa. La segunda era cuestionar la legitimidad de la prueba, en este caso el video. Optó por esta última, aunque en un principio también intentó la primera.

Para el caso de Chávez, tampoco es necesaria una inteligencia superior para predecir que si bien en un principio denunciará la posesión de lanzacohetes suecos por parte de las Farc, previamente comprados por Venezuela a la nación europea, como una campaña guerrerista de Colombia, aliada una vez más con la oposición interna que solo quiere desprestigiarlo, muy posiblemente va a decir poco después que se trató de un episodio sucedido antes de iniciar su mandato.
Mandato que vale la pena insistir, toma cada vez más los visos de una dictadura.

Pero las palabras, las excusas, las disculpas, las coartadas y porqué no decirlo, las mentiras, son aspectos secundarios frente a lo que ocurre en la realidad. Una realidad que apunta a que será prácticamente imposible debilitar más a las Farc, mientras cuenten con el apoyo y la ayuda de dos gobiernos limítrofes con Colombia donde no solo pueden moverse a sus anchas, descansar y aprovisionarse, sino adquirir armamento cada vez más sofisticado para continuar con esa guerra inútil que ya cumple más de cuatro décadas.

Las relaciones diplomáticas, por el momento, están prácticamente descartadas, sobre todo ahora que Hugo Chávez, en su rabieta más reciente, decidió suspenderlas, entre otras cosas para tender una nueva cortina de humo sobre el asunto.

Son entonces los tribunales internacionales la solución más factible en el presente. Sobre todo, cuando se sabe que se cuenta con los argumentos incuestionables para afrontar cualquier proceso. Y es así, mediante la unión de más países y gobiernos amigos, que realmente se puede acabar con ese eje clandestino que cuesta anualmente miles de vidas de colombianos inocentes.    

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad