Vecinos engavillados | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-31 05:00:00

Vecinos engavillados

Estoy so帽ando casi a diario con la Conchi Araujo. La oigo hablando con ese acento coste帽o, tan propicio para la diplomacia de coctel, diciendo que los colombianos estamos hartos de las pataletas de los vecinos y que vamos a tener que apagarles la luz a los ecuatorianos, en una referencia al importante flujo el茅ctrico que sale de Colombia hacia el Ecuador.
Vecinos engavillados

Claro, no es un sue帽o, sino la evocaci贸n inconsciente de esa conversaci贸n telef贸nica dom茅stica que ella, mientras era Canciller, sostuvo una vez con uno de sus hermanitos. Me despierto sobresaltado y ba帽ado en sudor fr铆o, pensando que Santos ya es Presidente y que ella nuevamente es la Canciller, pero tentadoramente feliz por la idea de ponerle fin de una vez a esa patra帽a de opini贸n que c铆clicamente monta el audaz Presidente del Ecuador.

聽Y es que aunque crey茅ramos que el gobierno de Colombia se excedi贸 al traspasar la frontera para desmantelar el campamento de Reyes hace muchos meses, nos agota el costoso desgaste de las relaciones internacionales entre dos pa铆ses con intensa actividad comercial, basado en la ya pueril estrategia de darle vueltas a un incidente cuya importancia parece desdibujarse frente a las oscuras relaciones que vienen revel谩ndose entre Correa y la insurgencia de Colombia.

La 聯provocaci贸n聰 que Colombia realiz贸 (si as铆 puede llamarse al incidente de trasgresi贸n fronteriza para destruir el campamento de Reyes) fue grande, pero al menos justificada, como lo siguen demostrando los hechos. Mientras tanto, las provocaciones de Ecuador, sus constantes ataques verbales y las revelaciones que aparentan visibles entronques de Correa con delincuentes locales, se erigen como el monumento a la degradaci贸n de la dignidad de los pueblos andinos.
Y si por el sur llueve, por el oriente no escampa.

Ya el desgaste con Venezuela es vergonzoso. Mientras desde all铆 caen rayos y centellas por un acuerdo militar de Colombia con USA que, independientemente de su conveniencia o no pertenece al manejo leg铆timo y soberano de las relaciones internacionales de los dos pa铆ses, tambi茅n sigue creciendo el c煤mulo de indicios que apuntan hacia una fluida y cercana relaci贸n de estamentos pertenecientes al establecimiento venezolano con la guerrilla colombiana. La ilegitimidad haci茅ndole aspavientos a la legitimidad, mejor dicho, el diablo haciendo hostias. Colombia no apaga la luz al sur ni le cierra la despensa al oriente; al fin y al cabo negocios son negocios.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad