Un interés superior | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-01 05:00:00

Un interés superior

“En medio de las tempestades se forma el carácter” es la palabra consoladora que se escucha cuando se está pasando la dura prueba. Para Colombia éste debe ser el caso en nuestra relación con nuestros vecinos y en particular en esta nueva prueba con el gobierno venezolano que tuvo su clímax con el comunicado expedido el día jueves por Caracas, en donde curiosamente exige respeto en el lenguaje más denigrante para nuestro país acercándose por su “prudencia en el lenguaje diplomático” a esa otra declaración hecha por el presidente venezolano en Naciones Unidas en donde argumentó que el podio del que se dirigía a los asistentes todavía olía a azufre expelido por el satánico Bush.
Un interés superior

Aunque siempre se hace la salvedad en estas declaraciones de que el problema no es con el pueblo – ya que a sus ojos éste es subyugado por las oligarquías- siempre se hace caso omiso a que los mandatarios y gobiernos han sido elegidos en gestas democráticas (con todo y sus imperfecciones) y por lo tanto representan a un país. Esto lleva a que el insulto y sus repercusiones nos caen a todos los ciudadanos.

Este parece ser el argumento del ex presidente Gaviria en donde declara que deja de lado las fuertes desavenencias de su partido con el gobierno para rodear y aconsejar a la cancillería en lo que estime pertinente en este conflicto. Así lo hicieron otros partidos y gremios. Luis Carlos Villegas el presidente de la ANDI en su declaración de respaldo destacó que aunque el comercio bilateral es muy importante existe en este caso un “interés superior” que debe prevalecer.

¿Cuál es este “interés superior”? ¿Seguridad nacional o soberanía? Lo cierto es que cuando podemos hacer a un lado los intereses particulares e identificar una causa que nos une aún sobre nuestras desavenencias hemos dado un paso hacia la convivencia y tolerancia. Algunos dirán que se hubieran podido encontrar “intereses superiores” más nobles y de unidad alrededor de flagelos como el secuestro, la violencia terrorista, o la corrupción.

Como país no nos han faltado las oportunidades de hacerlo ya que desafortunadamente padecemos de todos ellos. La paradoja de nuestra nación es que con todos estos problemas tan profundos que nos aquejan sea Chávez el que nos haga ver que si no identificamos intereses superiores como nación e individuos estaremos condenados a vivir en derrota.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad