Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
18ºC
Actualizado 06:34 am

El cuento de las nuevas reservas petroleras | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-02 05:00:00

El cuento de las nuevas reservas petroleras

El cuento de las nuevas reservas petroleras

Incluso, se nos ha engañado a los colombianos con el cuento de que estamos nadando en petróleo; y hace un par de semanas el Ministro de Minas apeló a la paradoja de que cuando “hemos encontrado el petróleo” y los precios están en un buen nivel, no tenemos oleoductos por dónde transportarlo.

La semana pasada el ministro Martínez anunció con bombos y platillos que el campo Rubiales en los Llanos Orientales, tenía reservas de 500 millones de barriles, destacándolo como el mayor hallazgo en los últimos años. Es decir, nos ganamos la lotería.

Lo que no explicó el Ministro es que se trata del desarrollo del campo en donde se trabaja desde hace un par de años y que corresponde a crudos que siguen siendo pesados, que son de menor calidad y tienen menor precio en el mercado.

Ojalá evitemos lo que nos pasó en el pozo de Gibraltar, en donde el Gobierno insistió en que habían encontrado un enorme depósito de petróleo que a la larga resultó un fiasco porque solo se trataba de un pequeño yacimiento gasífero. Parece que no aprendiéramos la lección.

Lo confuso es que cinco días después, la misma Ecopetrol desmiente al titular de la cartera de Minas, anunciando que, por ahora, no es posible certificar el volumen de reservas probadas de hidrocarburos existentes en el campo Rubiales y sólo se están analizando los resultados técnicos para tener un concepto más serio al respecto.
Da la impresión de que todos estos anuncios, son la adecuación del terreno para que el Gobierno pueda seguir extrayendo los recursos de Ecopetrol y justificar así, la destinación de $10 billones que ha solicitado el Mintransporte para la ejecución de más proyectos viales y proseguir con la programación de privatización de la estatal petrolera mediante la venta de otro 10% de sus acciones.

Tampoco debemos perder de vista la Refinería de Cartagena, en donde (a través de la Bolsa de Valores de Colombia) venderán el 40% de la compañía, luego del reversazo de la negociación con Glencore que no contaba con los recursos para realizar la modernización.

Los colombianos nos quedaremos esperando, por lo menos en lo que resta del actual Gobierno para que se nos haga justicia con los combustibles y que entiendan que estamos pagando uno de los precios más caros del mundo por una pésima gasolina que producimos con petróleo colombiano, que transportamos por nuestros propios oleoductos y que refinamos en nuestras propias refinerías. Por eso todos esos anuncios no pasan de ser un sofisma de distracción.

Nota al margen: Los anuncios del Presidente Chávez, de frenar las importaciones colombianas, preocupa muchísimo a nuestros industriales. El 40% (unos 450 millones de dólares) de las exportaciones totales de Santander, se envían a Venezuela. Si la demanda se detiene, se frena la industria y el comercio y aumenta el desempleo en nuestro departamento.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad