Publicidad
Mar Mayo 30 2017
20ºC
Actualizado 06:53 am

¿Qué hacemos con...un barramejo y santandereano insigne? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-03 05:00:00

¿Qué hacemos con...un barramejo y santandereano insigne?

Murió en Bogotá el Dr. Mario Charry Salas, Médico Pediatra nacido en Neiva. Prohombre de Barrancabermeja y Santander, señor a carta cabal, poseedor de todas las virtudes, amigo a quien querer, oír y confiar. Hombre de bien. Estudió en la Universidad Nacional, se especializó en Pediatría en la Escuela de Camilo Torres Umaña y Jorge Camacho Gamba, Hospital de la Misericordia. Se instaló en la ciudad que amó y sirvió, Barrancabermeja, en donde se le admiró.
¿Qué hacemos con...un barramejo y santandereano insigne?

Galeno de gran valía, ciudadano de alta estima, miembro y Presidente todas las Asociaciones Cívicas, Científicas, Políticas y aún económicas: Club Rotario, Club Cardales, Comité de Gremios, Asociaciones Médica, Concejo y de Amigos de Barrancabermeja. Su bonhomía era notoria. Ciertamente el Dr. Charry dejó huella en La Tora, que mucho le debe.

Llegó a la ciudad en momentos muy importantes para su gran desarrollo. Se iniciaba la gran ampliación de la Refinería, que atrajo gentes de múltiples nacionalidades, de mucho saber, buen pensar, meritorio actuar y sabio realizar. Allí brilló Mario con luz propia. Cariñoso, gracioso, generoso, impulsó campañas médicas y cívicas que hicieron mucho bien a las gentes de pocos recursos. Alegre y dicharachero fue cabeza de muchas festividades que cambiaron la manera adusta y santandereana de mis paisanos.

Transformó la ciudad en sitio de alegre vivir y sano gozar. Cargado de años y de dolencias pasó sus últimos días en Bogotá, entregó su alma al Creador, que en justicia, debió recibirlo con los brazos abiertos. Se unió en matrimonio con la encantadora dama Cilia Del Vasto, formó una familia de seis hijos: Luis Felipe, Mario, Martha, Ernesto, Marcela y Constanza, a quienes hizo profesionales y ciudadanos de éxito.

Alcanzó a celebrar sus Bodas de Oro Matrimoniales con gran regocijo de sus familiares y amigos, desafortunadamente al mes del festejo murió su amada esposa. Descanse en paz, condolencias a sus hijos que perdieron un padre ejemplar y a Barrancabermeja que perdió ilustre hijo adoptivo. La Ciudad y Santander lo recordarán con amor y gratitud.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad