Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 05:31 am

Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-05 05:00:00

Oasis

Los estudiosos del cerebro saben que en el proceso evolutivo se crean “senderos neurológicos”.
Oasis

Los hábitos crean y fortalecen las conexiones neuronales cada vez que se repite una secuencia.
Ese sendero se vuelve dominante y es como una ruta automática en el comportamiento.
El cerebro también desecha las neuronas que no utiliza, así como un árbol se desprende de sus hojas.
O sea que sus relaciones y sus acciones ayudan a configurar su cerebro en una labor de escultura.
Cuanto más repite usted una acción positiva o negativa más refuerza el hábito correspondiente.
Las primeras experiencias de la infancia marcan un camino, pero se pueden lograr cambios con persistencia.
Si usted repite una acción cuatro semanas ya tiene un hábito en ciernes. Lo que sigue es practicar sin tregua.
* * * *
Una de las mayores necesidades de un niño es lo que en sicología se llama “un núcleo afectivo positivo”.
Un ambiente de amor y comprensión que posibilita unas relaciones armónicas y llenas de empatía.
Los niños de parejas unidas y afectuosas resuelven mejor sus conflictos, incluso años más tarde.
Cuando los padres no se aman los niños tienden a ser hostiles, irritantes y egoístas.
El secreto no está en no solucionar todos sus problemas, sino en darles habilidad para manejarlos con inteligencia emocional.
Todos los que tienen que ver en la crianza de un niño se convierten en modelos positivos o negativos.
Si ellos saben manejar sus emociones perturbadoras, el niño también aprende a hacerlo.
Por eso se dice que un niño aprende más de lo que ve y siente que de lo que oye.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad