Cuando la presión de los amigos es insoportable | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
23ºC
Actualizado 05:35 pm

Cuando la presión de los amigos es insoportable | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-05 05:00:00

Cuando la presión de los amigos es insoportable

“Estoy en una fiesta. Uno de los chicos más interesantes del salón o la chica más linda de la clase se acerca a mi ‘parche’ de amigos y nos invita unas líneas.
Cuando la presión de los amigos es insoportable

-Hola muchachos ¿nos echamos un pase?
“No sé cómo reaccionar. Mis amigos asienten y como ven que tengo dudas, me dicen que será uno nada más, para la fiesta, que eso no me hará un adicto”, comenta Juan Carlos.

La semana pasada estuvo en un bar de la ciudad y en medio de sus amigos, con la cocaína a cinco centímetros de su rostro, tomó la decisión de aspirar.
“Al principio me sentí muy bien, pero luego me sentí fatal. Me desmayé y mis amigos se preocuparon. Fuimos hasta la clínica y después no sabía qué hacer con mis padres encima mío y el médico mirándome con una cara terrible, entre acusación, decepción y cansancio”.

El caso de Juan Carlos es apenas uno de tantos. No siempre la influencia tiene que ver con la droga. En la Universidad, tomarse unas cervezas después de clase es lo más normal. Pero, ¿y si no quieres hacerlo? ¿Dices que no y te vas?
“Me parece que eso es demasiado radical. Basta con sacar una excusa como que tienes cita con el odontólogo o tomarse una y fingir una llamada”, comenta María Camila, una estudiante de ingeniería industrial, de 21 años.

A nuestros padres les gustaría que fuéramos fuertes y diéramos un “no” tajante a nuestros amigos cuando nos presionan a hacer cosas de las que no estamos del todo seguros.

Y aunque muchas veces hay que hacerlo, lo que los expertos y otros jóvenes recomiendan es aprender a manejar estas situaciones una por vez.

“Sería tonto pedirle a todos los jóvenes que dijeran no a las presiones de su grupo de amigos. Lo que hay que cuidar, en todo caso, son los extremos. Ni ser tan negativo ni tan positivo a las propuestas de los amigos. Cuando el grupo se vuelve muy insistente, lo mejor es decir que no y tratar de salirse poco a poco, cambiando de actividades. Cuando se trata de tomar una cerveza de vez en cuando y no te sientes cómodo con eso, puedes dar una excusa que te saque del lío y después analizar la situación con calma”, asegura la psicóloga Carolina B. Dulcey.

LISTA
Las presiones del grupo

1 Incumplir horarios: Todos tenemos un horario establecido para regresar a casa, pero en muchas ocasiones preferimos no perdernos ni un minuto de la fiesta y no obedecer a nuestros padres, para que al siguiente día nadie hable de momentos en los que no estuvimos, ni nos excluyan de las conversaciones.
2 Escaparse de casa: Nos escapamos de la casa cuando no nos dan algún permiso. No pensamos en el regaño, sino en lo bueno que la pasamos y después afrontamos el castigo con resignación. La idea es estar en todo lo que hagan nuestros amigos para hacer parte del grupo.
3 Sustancias prohibidas: Seguro que alguna vez hemos probado el cigarrillo, el alcohol u otras sustancias adictivas en compañía de nuestros amigos así no sea lo que queremos, pero “si todos lo hicieron, por qué yo no”.
4 Estar con una pareja a quien no quiere: A veces comenzamos un noviazgo sin importar si es con la persona que nos gusta, solo lo hacemos porque es popular, nos hace sentir fuertes y le cae bien al grupo.
5 Pelear con los hermanos menores: ¿Quién no pelea con los chicos? Delante de nuestros amigos debemos demostrar que somos los que mandamos en casa, así que cuando están en público los tratamos mal y nunca les permitimos estar con nosotros.
6Meterse en una pelea que es de otros: Para estar en un grupo a veces nos ponemos en contra de alguien porque los demás lo hicieron, sin tener razones.

RESPUESTAS
QUE PUEDES USAR

• ¡Mis padres me matarían si se enteraran, y ellos siempre se enteran!
*No, a mí no me gustan esas cosas.
*Ya la probé una vez y odio su sabor.
*Mis padres confían en que no tomo bebidas alcohólicas y yo no quiero defraudarlos.
• ¡Ya la probé una vez y terminé vomitando!
• Beber cerveza me hace sentir fuera de control y yo odio esa sensación.

LA VOZ DEL EXPERTO
MÓNICA MoJICA
Psicopedagoga

¿Porqué un joven cede a la presión del grupo? “Responder a la presión de grupo es parte de la naturaleza humana, a cualquier persona le puede suceder. Algunos ceden ante la presión de grupo porque quieren caer bien, ser aceptados o porque se preocupan de que los demás se burlen de ellos si no se unen al grupo”.

¿Qué impulsa a los jóvenes a no defender su posición?
“Puede darle miedo sentirse rechazado o sentir que hace el ridículo. También puede ser que sienta curiosidad de probar algo nuevo que algunos compañeros ya están haciendo”.
¿Quiénes ceden más ante la presión? “Si una persona tiene poca confianza en sí misma o su autoestima es baja, tiende más a seguir al grupo y ceder a la presión. De igual forma, las personas que son nuevas en un grupo, o que no tienen experiencia con la presión, corren más riesgo de ser influenciadas”.

LISTA
Lo que debes saber

1 No creas que eres el único que no ha experimentado con drogas. Te sorprendería saber que la mayoría no lo ha hecho o la han probado y no las consumen habitualmente.  
2 Cuando pase el tiempo ya no sentirás la presión de grupo y nadie lo hará, pero desde el principio debes mantener tu libertad.
3 Prepárate pensando detenidamente de qué modo quieres responder y actuar cuando se te presenten situaciones en que esos factores estén en juego.
4 Infórmate sobre las diferentes drogas, desde sus efectos hasta los riesgos que implican, puede ayudarte a resistir la presión. A medida que sepas más aumentará también tu confianza.
5 Es natural que uno quiera congeniar con sus amigos. Al fin de cuentas, a nadie le gusta estar al margen de un grupo distinguiéndose por razones equivocadas.

Para los padres

Para evitar que los chicos cedan ante todas las presiones, es necesario que los padres tengan en cuenta lo siguiente:
• Brindarles seguridad y confianza.
• Inculcarles valores e ideales por los cuales luchar.
• Enseñarles habilidades para decir que no.
• Confiar en sus decisiones.
• Conversar e informarles sobre las consecuencias de sus conductas.
• Procurar un ambiente familiar sano y alegre.
• No exponerlos a situaciones que no puedan manejar.
• Estar atentos a lo que están viviendo.
• Demostrarles y expresarles su  amor.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad