Genética de conflicto | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 08:43 am

Genética de conflicto | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-07 05:00:00

Genética de conflicto

Genética de conflicto

Es mentira: nadie ha salido sin heridas de esta historia nacional cifrada en la muerte y el conflicto. Todos tenemos una deshonrosa cicatriz en la estructura de pensamiento, una mutilación moral que exhibimos impúdicamente en nuestras opiniones; se trata de un desprecio por la vida y una actitud dispuesta a encontrar fines deseables (cada vez más), que creemos que “justifican” la muerte y la violencia.

Nuestra insensibilidad frente al dolor de las víctimas directas del conflicto, se explica por la fragmentación de la sociedad entre los realmente afectados y los que siempre ven la guerra sólo en los periódicos. La tragedia del holocausto de los nazis terminó horrorizando al mundo sólo cuando el pánico se extendió por toda Europa amenazando con afectar ya no solo a los judíos y gitanos. En Boston, en una impresionante ofrenda a las víctimas del holocausto, está citada esa famosa retahíla del pastor alemán Martin Niemöller (atribuida con frecuencia a Bertold Brecht): “Primero vinieron por los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista. Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío. (…) Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante. Luego vinieron por mí, pero para entonces ya no quedaba nadie que dijera nada”.

Nos resulta fácil hablar de “guerra hasta acabar con ellos” (las Farc, los paramilitares, los narcotraficantes). Pocas veces pensamos en los que están en el medio y mientras tanto seguimos inoculando en las generaciones levantiscas el facilismo de suprimir vidas, de eliminar estorbos, de excluir. Claro, es que las oficinas y avenidas citadinas no están sembradas de minas “quiebrapatas”. Nuestros hijos van a la universidad, no van al ejército ni se tienen que esconder para no resultar reclutados en una guerra sin fin. Los que viven en el medio de la violencia, levantan críos que llevan el resentimiento de una vida sin valor, expuesta a la barbarie y los otros, criamos individuos familiarizados con discursos y opiniones que llevan entre líneas un solo mensaje descarado e inconsciente: mátenlos.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad