Sáb Dic 3 2016
23ºC
Actualizado 12:17 pm

Adiós a Chucho Rey / 'Vuelamasquelviento' | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-08 16:28:39

Adiós a Chucho Rey / "Vuelamasquelviento"

El pasado 1 de agosto falleció repentinamente en la ciudad de Bucaramanga el compositor Jesús Alberto Rey Mariño. ¿Qué decir ahora ante tan traumático suceso?
Adiós a Chucho Rey / 'Vuelamasquelviento'

Con ‘Chucho’ nos deleitábamos haciendo la música que nos llenaba. La música que obedecía a estéticas sonoras: sus propias composiciones. Su música  es de amplio recorrido y ha sido acogida por innumerables grupos del país y llevada a muchas partes del  mundo. Pero lo más importante en la vida de cualquier músico total es dejar la huella de la enseñanza. El maestro dedicó su vida, y con fervor, a la pedagogía musical. Sus composiciones, sin excepción, no sólo deleitan, también encierran valiosas enseñanzas: sus cuadernos de música, aún sin editar, orientan la composición hacia la enseñanza interpretativa, a la “aparente” sencillez y, por supuesto, al mejor sentido estético.

Por otro lado, los gratos momentos de nuestras reuniones para hablar “paja fundamental”, las huidas a Zapatoca, La Trastienda, los boleros incurables, los poemas, el piano blanco, la cocina bien “orquestada” y el sibaritismo de la buena gastronomía, la jardinería, la “Súper Subaru”… y, por supuesto, ¡Gaby! Un universo existencial que nutría y en gran parte explicaba significativamente la estética del maestro.

Con ‘Chucho’ también solíamos conversar sobre la importancia de las expresiones musicales urbanas. Este factor lo llevó a realizar una gran cantidad de iniciativas musicales por diferentes poblaciones de Santander. También organizó el Plan de Bandas en Antioquia y posteriormente participó en  el plan Nacional de Bandas para Colombia.

Entre todas sus composiciones la mejor es, sin duda, ‘Vuelamasquelviento’, obra que se oye dentro y fuera del país, con más de quince versiones instrumentales. ‘Chucho’ fue ganador de premios nacionales de composición para piano; participó en el rescate de obras de muchos compositores santandereanos de principios del siglo pasado; fue director de la Escuela de Música de La Universidad Industrial de Santander y, finalmente, cuando lo sorprendió la muerte, ejercía la decanatura en la Facultad de Música de La Universidad Autónoma de Bucaramanga.

Gustav Mahler era obsesivo en la temática de la vida recurrente. “No todo el mundo merece la muerte”, escribía en sus cartas, explicando la razón de su segunda sinfonía… Por esta vida fructífera de ‘Chucho’, por su huella imperecedera, la muerte del maestro resalta ahora su vida eterna entre nosotros.
‘Chucho’, por su buen sentido del humor, habría dicho como Millôr Fernandes: “Morir, por ejemplo, es una cosa que siempre se debe dejar para después”.
‘Vuelamasquelviento’

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad