Actuar es mejor que quejarse | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-08 05:00:00

Actuar es mejor que quejarse

Los efectos de la crisis econ√≥mica mundial que explot√≥ el a√Īo pasado, han ca√≠do gradualmente sobre los colombianos, haciendo menos dr√°stico el golpe, y por esa raz√≥n todav√≠a no se ha desatado una avalancha generalizada de quejas como en el pasado.
Actuar es mejor que quejarse

Es posible, adem√°s, que algunos de esos efectos, como el aumento del desempleo, seguramente no alteran el panorama nacional en niveles demasiado grandes. Como en el pasado, la receta √ļnica y obvia para salir del andurrial s√≥lo puede ser el concurso entusiasta de todos.
La situaci√≥n ahora no es tan mala como lo fue en otros momentos, pero no es muy buena tampoco, aunque tiene salida. Mientras tenga coraje y empuje, ning√ļn pueblo del mundo perece.

Colombia ha desenvuelto su historia en la adversidad, en muchas ocasiones por obra de gobernantes y gobernados, no obstante su riqueza natural inmensa y la posición geográfica privilegiada que se desaprovechó con terquedad en los tiempos en que era determinante, aunque todavía es posible utilizarla para lograr la competitividad en algunos sectores que pueden jalonar el desarrollo e impulsar la economía, como el comercio exterior.

En esta coyuntura dif√≠cil, lo √ļnico necio es ponerse a invocar pasados de prosperidad, porque han sido muy raros los per√≠odos que podr√≠an se√Īalarse como gratificantes.
Lo cuerdo es mirar con ojos realistas las alternativas a la mano, antes de tenderse en una mecedora, posar de m√°rtir y lamentarse dolorosamente de la situaci√≥n, porque la √ļnica forma de asegurarnos que el futuro nos traiga la superaci√≥n de la pobreza, la tranquilidad y el desarrollo, es empezar a construirlo.

Es triste, por ejemplo, que el desempleo crezca y que muchas familias padezcan la falta de un ingreso regular, pero que al mismo tiempo se desperdicien oportunidades.

Es evidente que muchos desempleados prefieren dedicarse a la econom√≠a informal, volverse vendedores callejeros o practicantes del rebusque, sin haber tanteado otras posibilidades abiertas y sin buscar las ofertas que se rese√Īan en algunas entidades oficiales como el Sena.

Este camino aparentemente m√°s f√°cil, entra√Īa a la larga mayor inestabilidad econ√≥mica y contribuye a empeorar los grandes problemas urbanos. Adem√°s, tampoco construye futuro.
Siguiendo el sabio consejo chino que recomienda ver las oportunidades que se esconden dentro de toda crisis, tratemos de buscar en esta crisis de la economía sus aspectos positivos; por ejemplo la frugalidad y la racionalización de los gastos o el uso eficiente de los recursos humanos y materiales.

Antes de ser golpeados por la recesión, empecemos a vivir con realismo, entendiendo que muchas actividades que implican gastos elevados sólo dejan deleites efímeros, sin frutos constructivos. No es más rico quien tiene más, sino quien menos necesita.
Vivir mejor y contribuir a mejorar el país es obra de todos y demanda ganas, ambición y sacrificios. Nunca las quejas han cambiado el futuro de una sociedad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad