Vendita para el corazón de Irma | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 08:20 am

Vendita para el corazón de Irma | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-08 05:00:00

Vendita para el corazón de Irma

Conoc√≠ a Irma mucho antes de que el efecto invernadero calentara al mundo, en una √©poca donde los afectos y los grandes √°rboles nos cubr√≠an, proteg√≠an, y brindaban un calorcito sano, limpio, casi puro. Fue el tiempo hermoso en que pasamos de ni√Īos a adolescentes, de la intuici√≥n al conocimiento, de la obediencia tranquila a la rebeld√≠a con causa, fueron los d√≠as en que descubr√≠ que las ni√Īas eran mucho m√°s que ni√Īos con falda de uniforme, que su cercan√≠a me produc√≠a mariposas en el est√≥mago y la distancia el m√°s cruel de los insomnios.
Vendita para el corazón de Irma

En este tropel de recuerdos aparece Irma, siempre r√°pida, en√©rgica, diligente, cumplida. Ella nunca fue profesora pero su ejemplo fue siempre la mejor lecci√≥n; ella no fue prefecta de disciplina pero su presencia infund√≠a respeto y atra√≠a el orden; ella, no parec√≠a ser amiga de nadie pero result√≥ la mejor amiga de todos; con nuestra turbulencia de entonces hubi√©ramos podido reventar las esclusas de la rector√≠a pero, estoy seguro, ella nos habr√≠a detenido en su dique de paz. Ella no era la vicerrectora administrativa pero siempre tuvo todo en perfecto orden y en el justo tiempo. Ella, Irma, era la secretaria de mi colegio, el gran secreto detr√°s del √©xito, y con una dedicaci√≥n y un amor tan grande por su trabajo que a√ļn hoy, despu√©s de m√°s de cincuenta a√Īos, sigue entregando a la misma causa todo su coraz√≥n.

Pero ese coraz√≥n enorme, espl√©ndido, esta semana se cans√≥ un poquito y le avis√≥, tal vez, que ya es hora de pensar en ella, en su familia, en el profesor Rodr√≠guez ¬Ėsu esposo y mi maestro. Esta semana muchos de mis compa√Īeros de entonces volvimos a encontrarnos, fuimos apareciendo desde todos los puntos cardinales para preguntar por ella, para desearle una feliz recuperaci√≥n. Todos queremos ponerle una vendita en su coraz√≥n para sanarlo, para que ella pueda descansar feliz, para que mire atr√°s y vea el jugoso fruto de su valiosa vida.

Hace apenas unas semanas escrib√≠a sobre el valor tan grande que puede llegar a alcanzar un ¬ďnadie¬Ē. Pues bien, Irma Santos es un claro ejemplo de ello. Ella, parodiando la frase de Osho¬Ö ¬ďno es un fen√≥meno ordinario; es pura existencia sin nombre, sin direcci√≥n, sin l√≠mites... ni pecadora ni santa, ni inferior ni superior, s√≥lo silencio¬Ē. Que esta vendita que hoy te ponemos te alivie y que el Gran Arquitecto del Universo nos permita a todos disfrutar muchos a√Īos m√°s de tu noble compa√Ī√≠a.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad