¿Por qué no nos quieren comprar los productos agropecuarios? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-09 05:00:00

¿Por qué no nos quieren comprar los productos agropecuarios?

-“Jaime, estoy desesperado, no me quiere comprar nadie el arroz, ni la soya ni el maíz. No le apunto a ninguna, después de tanto trabajo con la semilla, los defensivos, el crédito, los operadores, las lluvias y la cosecha,  nadie quiere el grano y lo peor de todo, me dicen que ya están llenos y soy de los primeros en ofrecer. Por favor no vaya a decir dónde estoy, pues le ofrecí a todos mis acreedores que tan pronto empezara a recoger les pagaría las deudas”.
¿Por qué no nos quieren comprar los productos agropecuarios?

- “Tranquilo”, le respondí. “Mi primer consejo es que no leas el periódico, ya que las declaraciones de Fenalce no ayudan para nada y está amenazando con más aranceles; lo que no sabe, es que esa no es su decisión.

Respira profundo y piensa que esta misma situación la has vivido sólo durante los últimos cuarenta años y los acreedores son tan descarados que te volverán a prestar, pero tratemos de buscar soluciones para que los próximos cuarenta años no sean así”.
Algunos creen que es más fácil importar los granos. Error, pues para importar granos toca llenar un barco y el pedido mínimo pasa de las veinte mil toneladas que deben estar pagas al cargue en New Orleans o al menos tener el crédito y desde  ese momento la carga está bajo su responsabilidad y si ocurren demoras en el puerto deberá pagar las multas;  si le llegó la carga fuera de normas o se partió mucho grano en el transporte, a comérselo porque nadie es capaz de devolver un barco descargado y ya transportado a Bogotá. ¿No sería mejor comprar nacional donde se recibe semanalmente y se paga a ocho días, se rechaza el viaje si no llena los requisitos y el capital de trabajo se baja sustancialmente?

En el caso del arroz, se está hablando de la llegada masiva de contrabando por las fronteras y que no se diga que lo están trayendo las tiendas pues es sin trillar, y así una tienda tendría que alquilar bodegas para almacenar arroz por años. El contrabando cuando es masivo, lo traen los grandes, llámese molinos o mayoristas y con un poco de inteligencia se conocerían los culpables rápidamente, luego tampoco es fácil ser contrabandista.

Parece de Perogrullo, pero la respuesta al anterior interrogante es  simple. Porque el nacional es más caro y punto. Porque no hay un producto del sector agropecuario que yo conozca que compita internacionalmente. Mientras esto ocurra, no habrá quién nos quiera comprar y no conozco ningún contrabandista que traiga algo que se consiga acá más barato. Colombia debe decidir si sigue en la patria boba o se decide a transformar sus estructuras obsoletas, de protecciones parciales sobre las cuales se han montado los negocios y empieza de una vez por todas a quitar normatividades y  aranceles, que sólo han hecho daño a las cadenas y al consumidor. Debe usar su capacidad para orientar los incentivos hacia donde existan las posibilidades reales y trazar planes con plazos definidos, y si no, que se libere la cadena completa incluyendo el producto final. Es el colmo que pudiendo competir, no se pueda por incompetencia de todos nosotros.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad