Azul oscuro casi negro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-10 05:00:00

Azul oscuro casi negro

Entre paréntesis – 1. La presencia de Ernesto Samper y los miembros del Polo Democrático significa, sin duda, un intento de Chávez por renovar el protagonismo de estos personajes y dejar la sensación de que sólo con ellos podrá ser posible la paz y el progreso entre vecinos. ¡Cuidado! – 2. Cobardones resultaron los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. En vez de preguntarle al Presidente si le parece buena la terna que él mismo confeccionó han debido devolvérsela sin vacilaciones. ¡Esta elección ya huele demasiado mal!
Azul oscuro casi negro

***

Como la película del director español Daniel Sánchez, el melodrama del Partido Conservador en Colombia está pasando de azul oscuro casi a negro en un momento que debería ser glorioso para esa colectividad. Hacía años que figuras tan significativas no se peleaban una candidatura presidencial en nombre del conservatismo. Postrado en el pasado y acusado de tradicionalista y retrógrado, el partido tampoco estaba acostumbrado a la llegada de jóvenes que quisieran levantar otra vez sus banderas. Nunca imaginó tener tanta representación en un gobierno presidido por un antiguo miembro del Partido Liberal que resultó defender verdaderamente la tesis de ‘la libertad y el orden’ propia de los azules.

Sin embargo, los conservadores van para el suicidio ahora que todo parecía marchar tan bien. Han caído en el juego de la incertidumbre o de las falsas encrucijadas que el Presidente Uribe ha impuesto convenientemente. Tienen claro que si Uribe se lanza, ellos lo apoyarán pero entonces muchos nos preguntamos ¿para qué promueven una consulta con candidatos de repuesto que van a dejar guardados en el baúl, una vez arranque el carro de la reelección?
A los ‘godos’ les da pavor jugársela con un jovencito, que tiene todas las de ganar.

La tradición de Noemí vs. la nueva política de Andrés Felipe Arias, es una pelea de cuyo desenlace dependerá el futuro del partido. Puede que ninguno de los dos llegue a ser Presidente de Colombia, pero con que cualquiera gane el aplauso de las bases conservadoras sabremos para dónde caminará esa colectividad en los años que nos esperan.

Entretanto, los dos ex presidentes vivos que tienen los azules, se han desentendido del tema. En vez de asumir la jefatura natural que les corresponde, abandonaron esa embarcación a la que le ha faltado determinación para mantenerse a flote.

En algo sí han acertado los conservadores, y es que su disputa interna llama más la atención que aquella de los liberales en donde no va a pasar nada, salvo que Rafael Pardo la gane para luego entregarle la antorcha a Germán Vargas Lleras. El azul de los conservadores en todo caso, está muy oscuro y ya casi va pa’ negro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad