“Mi papá se quedó sin trabajo” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 09:37 pm

“Mi papá se quedó sin trabajo” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-12 02:49:16

“Mi papá se quedó sin trabajo”

Ver cómo de la noche a la mañana la estabilidad económica de la familia comienza a tambalear no es fácil. Sin embargo, así lo han tenido que vivir muchas familias debido a que el papá o jefe de hogar se ha quedado sin trabajo.
“Mi papá se quedó sin trabajo”

Para Laura, una joven profesional, fue un ‘sacudón’ muy fuerte pues, aunque su padre era el único que trabajaba, estaban acostumbrados a vivir bien.

“La falta de plata hizo que los momentos de integración familiar se extinguieran. Ya no había carro para pasear o finca para reunirnos los fines de semana, pues tuvimos que vender para poder subsistir”, afirma Laura, quien agrega que ante la crisis económica su mamá tuvo que vender collares y almuerzos.

“Como familia nos desunimos, mi papá se sentía deprimido y frustrado de no trabajar y no poder sostener la casa. Eso lo convirtió en un huraño que alejó a mi mamá, pues siempre le respondía con gritos. Nosotros como hijos optamos por concentrarnos en el estudio, pasar más tiempo con los amigos. Incluso comencé a trabajar”, dice esta joven.

Laura considera que la paciencia es lo más importante para poder sobrellevar estos momentos difíciles. Y el secreto que impulsa a salir adelante, según ella, es que cada miembro ayude en lo que pueda mientras las cosas se solucionan.

No gastar tanto y tratar de promover un mejor estado en la familia”, concluye Laura, quien al igual que otras personas, pudo salir adelante.
¿Qué tener en cuenta? A esta pregunta respondieron profesionales y expertos consultados por Vanguardia Liberal.

El impacto familiar

El hecho de que el papá se quede sin trabajo afecta a la familia en lo económico, pues se limitan los gastos. Así lo reconoce la psicóloga social Yolanda Hernández, quien señala que a nivel emocional el padre y la madre sentirán la preocupación, incertidumbre y expectativa de un nuevo empleo. Este proceso, además, puede traer angustia, mal genio y, en ocasiones, deterioro de las relaciones intrafamiliares.

Por su parte, el psicólogo social y comunitario Freddy Hernando Cristancho Rincón, afirma que es importante tener en cuenta que la familia, antes que en lo económico, debe estar soportada en el amor, en el apoyo, en la igualdad. Por esto, no debe ser un factor de desunión el hecho de que el padre o la madre hayan quedado desempleados.

“Lo primero que debe hacerse es ver los posibles caminos a seguir y reestructurar los gastos, de modo que se le puedan encontrar alternativas óptimas y asequibles para la ‘cabeza del hogar’...”, afirma el psicólogo, al tiempo que agrega que la pérdida del trabajo también puede ser vista como la ‘puerta’ para mirar otras posibilidades con las que se presente más apoyo y más compromisos de los miembros de la familia.

Compromiso de todos

Es preciso, señala Yolanda Hernández, que la persona que está a cargo del sustento económico informe a la familia que ha perdido su trabajo. Esto, porque el problema es de todos y, por lo tanto, ‘todos’ deben tomar consideración en los gastos y colaborar de acuerdo con las capacidades de cada uno.

“Es importante que haya un ambiente de confianza y optimismo para que la circunstancia sea temporal”, dice la psicóloga social.

A esta voz se suma Freddy Hernando Cristancho. Él dice que lo primero que debe hacer la familia es unirse más ante el desempleo de uno de sus miembros, sobretodo, si es quien tiene la responsabilidad principal, pues al sentir que no tiene en sus manos la capacidad de ayudar a su familia, puede entrar en depresiones, ansiedad, marginación y automarginación.

Además, explica Freddy Hernando, no es recomendable disfrazar estilos de vida o formas de vivir que no estén acordes con el momento y con la situación. Lo mejor es acomodarse a la realidad de manera sencilla y natural.

“La familia, desde siempre, debe formar a sus hijos con sentido de pertenencia no sólo en la parte económica sino en lo afectivo, para que se generen vínculos de solidaridad y de amor por el mantenimiento de todos”, afirma el psicólogo, al tiempo que agrega que es claro que si una familia ha convertido el dinero en su eje primordial, en el momento de que éste falte la unión podría desaparecer.

“El peso económico de un hogar no debe recaer sobre una sola persona, ya que si esto no se sabe manejar, los hogares pueden volverse mundos aparte para las personas que viven dentro del mismo techo”, concluye el psicólogo.

preguntas y respuestas

Con el ánimo de responder las preguntas que se dan con mayor frecuencia frente al tema, el psicólogo Juan José Cañas Serrano habla a los lectores desde el diván de Familia.
1. ¿Qué puede significar para una familia el hecho de que el papá se quede sin trabajo?
“Si depende totalmente del padre, el hecho de que él se quede sin trabajo tiene implicaciones muy graves, pues no sólo se ve amenazada la tranquilidad y bienestar de la familia sino que, incluso, su salud constituye una auténtica amenaza.
La pérdida del empleo puede ser vista como una catástrofe, teniendo en cuenta que los niveles de desempleo son alarmantes”.

2. ¿Qué debe hacer la familia ante esta intempestiva situación?
“Hay múltiples opciones; unas mejores que otras. Hay grupos familiares que terminan en ‘batalla campal’, peleando unos contra otros, culpándose mutuamente de la situación. Quienes optan por esta variante sólo no resuelven el problema sino que malgastan su energía psíquica, a la que podría dársele un uso más constructivo.
Por su parte, hay grupos familiares que frente al impasse sufrido por el padre, la esposa y los hijos, se muestran dispuestos a aportar o a hacer el relevo, mientras el ‘cabeza de hogar’ resuelve el problema. Usualmente en este tipo de grupos familiares se aprende la lección y se toman medidas tendientes a evitar que situaciones tan críticas vuelvan a repetirse”.

3. ¿Cuáles son las consecuencias que pueden presentarse si no se hace un manejo adecuado de la situación?
“Las consecuencias dependen, entre otros muchos factores, de la cohesión del grupo familiar, de la filosofía de los integrantes, de la tolerancia que se tenga frente a la frustración y a las dificultades. Si no se hace un adecuado manejo, los miembros de la familia pueden terminar culpándose mutuamente, agrediéndose y finalmente cada uno haciendo su propia vida, tratando de resolver su problema personal”.

LA VOZ DEL EXPERTO
La clave está en la planeación

césar rojas/sicólogo

“Las acciones preventivas que puedan establecerse frente al posible desempleo es algo fundamental. El primer paso puede ser la planeación y provisión de la economía doméstica y la preparación de todos los de la familia para la austeridad, debido a que, probablemente, una consecuencia directa frente a la falta de vínculo laboral es la privación de algunos gastos. Para esto, la educación de los hijos es importante, ya que ellos significan un ‘foco de presión’ para quien debe enfrentar el desempleo.

Por otra parte, la persona que debe enfrentar la pérdida de su contrato, puede sentirse afectado en su estado de ánimo y autoestima, pues socialmente tiende a considerarse que la persona desempleada es improductiva. Esta es la muestra de que pocas veces la persona está preparada para quedar desempleada. Sin embargo, es importante tener en cuenta que nadie está exento de la dinámica laboral del mundo de hoy.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad