Un santandereano logró Récord Guinness en colección de calzado | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 06:44 am

Un santandereano logró Récord Guinness en colección de calzado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-11 05:00:00

Un santandereano logró Récord Guinness en colección de calzado

Entre las 8:00 de la mañana y las 5:45 de la tarde; es decir, durante 9 horas y 45 minutos, Alexsánder Moreno Rincón moldeó, cortó, armó, decoró, montó, emplantilló y terminó 20 pares de diseños distintos de calzado. Es más, tuvo tiempo hasta para que bellas modelos desfilaran sus trabajos por la pasarela.
Un santandereano logró Récord Guinness en colección de calzado

Y lo mejor fue que el trazado y la elaboración de los zapatos le sirvieron a este santandereano para entrar en la lista del Récord Guinness de la colección de calzado más rápida del mundo.

Alexs Men, nombre artístico de Moreno Rincón, logró tal hazaña en el marco de la ‘Feria International Footwear Leather Show’, celebrada en Corferias, de Bogotá.

Normalmente a las empresas les toma entre 3 y 5 días realizar esta colección, pero con varias manos de obra especializada. Sin embargo, Alexs Men hizo su colección solo, totalmente a mano y en un tiempo menor de 10 horas, constituyéndose así en el dibujante y creador de calzado más rápido del planeta, plasmando su arte con diferentes técnicas visuales.

Carlos Martínez Nogues, el juez enviado por World Guinness Récords, fue el encargado de avalar y certificar la histórica marca.

Una vez concluyó su maratónica jornada, el diseñador les dedicó su triunfo a “todos aquellos fabricantes del calzado bumangués, quienes con sus diseños tienen el mundo a sus pies”.

Como dato curioso, Moreno Rincón explicó que 440 veces tuvo que pasar la cuchilla cerca de sus dedos para hacer los cortes y, afortunadamente, lo hizo sin sufrir ni una pequeña herida.

“Era impresionante estar aquí y allá y, luego pasar a la mesa de armado donde el pegante, los remaches, los taches, los perforados, los tejidos, las costuras a mano, las argollas, las cintas, los perforadores y demás accesorios me esperaban”, recordó.

Al final, con los dedos doloridos e incluso con las secuelas de algunos martillazos en sus manos, admitió que “valió la pena este trote, pues entramos en el exigente mundo de los Récords Guinness, una marca que desde ahora podemos gritar que es made in Santander”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad