Dom Dic 4 2016
21ºC
Actualizado 08:08 pm

¬°Tengo un apodo! | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-12 05:00:00

¬°Tengo un apodo!

Emo ¬Ėasociado a debilucho-, ¬Ďcamperine¬í, la pinocha, pitufa, lilip√ļ ¬Ėenana- y videolin son algunos de los apodos que se escuchan hoy en las universidades de Bucaramanga. ¬†¬†¬†
¬°Tengo un apodo!

Algunos de los jóvenes optan por reírse y aceptan con agrado los sobrenombres.

¬ďEso hace parte de la vida estudiantil¬Ē, comenta Luisa Fernanda, de 20 a√Īos, estudiante de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Pero cuando somos más jóvenes, los apodos no son tan bien recibidos, e incluso pueden marcar gran parte de nuestra adolescencia.

Hace incluso que odiemos estar en el colegio.

Beatriz Mantilla, una cantante santandereana de 21 a√Īos, explica que su sufrimiento con los apodos s√≥lo termin√≥ cuando la cambiaron de colegio.

¬ďCuando era ni√Īa, era torpe y obsesiva. Me llevaba mejor con los adultos que con las personas de mi misma edad. Como consecuencia de ello, era le√Īa para el fuego de los apodos extra√Īos. No pas√≥ mucho tiempo hasta que los otros ni√Īos se dieron cuenta que pod√≠an decirme BM¬Ē.

Beatriz fue apodada BM incluso cuando ingresó a 6 grado de secundaria.

¬ďNo s√≥lo se trataba del apodo; sino que tambi√©n se trataba un poco de aguantar manifestaciones de violencia durante los recreos. Mi mam√° trat√≥ de ayudar; concert√≥ una cita con mi maestra, pero nada parec√≠a ser de utilidad¬Ē.

Finalmente, ya sintiéndose incapaz de soportar su situación por más tiempo, le rogó a su mamá que le permitiera cambiarse a un colegio privado.
¬ďRealmente me sent√≠ muy afortunada cuando ella accedi√≥ a mi petici√≥n. Dicho colegio me salv√≥ en lo relacionado a mi capacidad de ganar estabilidad y respeto social y de mejorar mi autoestima¬Ē.

Aunque para algunos el apodo de Beatriz en el colegio no parec√≠a nada grave, la verdad es que en la adolescencia cualquier conducta que pueda lesionar la autoestima es un asunto de importancia, aunque el apodo trate de ser cari√Īoso.

¬ďLa gordita¬Ē

Es dif√≠cil medir el grado de afectaci√≥n de un apodo, pero el caso de Liza, una estudiante de √ļltimo semestre de Derecho de 22 a√Īos, puede darnos alguna pista.

¬ďEn el colegio era la t√≠pica gordita. Y mis amigos me lo dec√≠an de cari√Īo, incluso hasta ten√≠a un novio que parec√≠a que estaba contento con mi apariencia¬Ē.
Desde ni√Īa, Liza fue una ni√Īa ¬ďcachentoncita¬Ē, con grandes mejillas y piernas gruesas. Con un rostro angelical y con un sentido del humor excepcional.

¬ďPero yo no estaba satisfecha con esas caracter√≠sticas que nombraban en m√≠. Yo s√≥lo ve√≠a el hecho de que mis amigos, e incluso en mi casa, me dec√≠an la gordita, y aunque fing√≠a que no me afectaba, la verdad es que era una tortura¬Ē.
Cansada no sólo del apodo, sino de su apariencia, Liza empezó a hacer dieta y ejercicios que no la ayudaron a ser delgada, pero que sí la mantuvieron oscilando en la báscula y de mal humor.

¬ďMis amigos empezaron a cansarse de mi mal genio y me empezaron a llamar limonada. No pude escapar de los apodos y s√≠ logr√© convertirme en un ogro. Incluso en el sal√≥n me llamaban Shrek¬Ē.

Finalmente, Liza decidió abandonar la dieta y alimentarse sanamente.
¬ďYa mis amigos olvidaron los apodos y como volv√≠ a ser alegre, mi vida es m√°s tranquila¬Ē.

Liza logró superar el problema de su apariencia, pero ella comprendió que el tema de la autoestima es un camino largo y  que aunque los apodos son parte de la vida estudiantil, algunos son más crueles y mal intencionados que otros.  

LA VOZ DEL EXPERTO
Luisa Fernanda V. Gordillo / Pedagoga

¬ďLos apodos o sobrenombres despectivos provocan angustia y malestar en las personas, y ayudan a ganarse enemistad y enojo. A veces los que nos quieren utilizan alg√ļn sobrenombre cari√Īoso y esto es aceptable como un gusto de simpat√≠a y amor. Pero otras veces se utilizan odiosos apodos que no respetan la identidad, sencillamente porque est√°n despreciando algo fundamental para la personalidad de cada ser y que representa su propia historia¬Ē.

pilosos II seminario intercolegiado de investigación

El colegio La Merced organizó este 11 y 12 de agosto el II Seminario Intercolegiado de Investigación, ciencia a partir de una pregunta, que busca destacar los proyectos de investigación realizados por las alumnas de undécimo grado.

¬ďLa idea es no esperar a que las ni√Īas lleguen a la Universidad para hacer proyectos¬Ē, comenta John Maury Monares, asesor de proyectos de investigaci√≥n. Uno de los proyectos de las j√≥venes fue ¬ď¬Ņcu√°l es la relaci√≥n entre la situaci√≥n socioecon√≥mica y los embarazos adolescentes?¬Ē. Hoy, el colegio invit√≥ a 15 colegios de la ciudad para presentarles sus proyectos, que est√°n enfocados en todas las √°reas de la ciencia.

LISTA
Los pilares de la autoestima

1 Vivir conscientemente. No podemos sentirnos competentes si actuamos ante las responsabilidades de la vida de un modo err√°tico.
2 Aceptarse a
ti mismo.
3 Responsabilidad.  Sentir que tengo el control de mi propia existencia.
4 Aceptar las consecuencias de mis conductas. Pensar que no va a venir nadie a resolver mis problemas.
5 Autoafirmación. Sana voluntad de hacer frente y controlar los desafíos de la vida.
6 Vivir con un propósito.

Indicadores de baja autoestima

¬ē Retraimiento social.
¬ē Actitudes de cr√≠tica y censura.
¬ē Drogadicci√≥n.
¬ē Hostilidad hacia los dem√°s.
¬ē Fracaso escolar.
¬ē Descuido en el arreglo personal.
¬ē Aislamiento.
¬ē Evasi√≥n del contacto visual.
¬ē Conductas autodestructivas.
¬ē Suicidio.

CLASES DE APODOS

Cada generación tiene sus apodos favoritos y hay algunos que pasan la barrera del tiempo. Sin embargo, los sobrenombres pueden clasificarse de acuerdo con su intención o referente:

¬ē Referentes al cuerpo: la gordita, la flaquita, el radar ¬≠¬Ėpor las orejas grandes-.
¬ē Relacionados con el car√°cter: carroloco, terremoto, emo.
¬ē Por el nombre: sandruchis, martuchis, linita, camil√≠n.¬†

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad