Valparaíso, Viña del Mar, edenes encantados | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 10 2017
21ºC
Actualizado 06:07 pm

Valparaíso, Viña del Mar, edenes encantados | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-11 05:00:00

Valparaíso, Viña del Mar, edenes encantados

Valparaíso, Viña del Mar, edenes encantados

de Pablo Neruda, primer premio Nóbel, de Gabriela Mistral. Si al país le regalan algo lo colocan en Valparaíso, tiene todo lo primero, primer periódico, no hay sino cultura, se escucha tango, se toma mate. El edificio del Congreso; el monumento a la unidad nacional está hecho en cobre, tiene forma del alambre conductor de la electricidad. Plaza de O’Higgins, el bellísimo teatro municipal. La ciudad es un museo viviente un monumento con uno de los originales de Makaihi de la Isla de Pascua que queda a cinco horas en avión de Santiago.

 El cóndor que hay en la avenida Francia lo regalo ese país y es un símbolo. Aquí predomina la bohemia y el cultivo del espíritu, tiene 359.000 habitantes, ciudad ideal para vivir. Se aprecia la Sebastiana hacia la montaña, casa donde vivió el poeta iluminado Pablo Neruda, Neftalí Ricardo Reyes (1904-1973). Una casa que mira al mar con soberbios atardeceres del Océano Pacífico. Nació también aquí el inmenso pintor Roberto Matta. Luego vemos el periódico El Mercurio de Valparaíso y finalmente un funicular que data de 1887. Viña del Mar queda unido a Valparaíso y tiene a su entrada un hermoso reloj hecho en flores donado por el gobierno de Suiza, la separa solo cinco kilómetros por la orilla del océano azul turquesa. Ciudad jardín, todos los antejardines tienen rosas y hortensias.

Todos los edificios por ley de la ciudad tienen que mirar al mar y no puede tapar la visibilidad un edificio a otro. Está la Plaza Colombia, donada por nuestro país, museo de cañones al aire libre, escultura de Augusto Rodín escultor francés (1840-1917), la estatua se llama “La divina defensa”. El Festival de Viña del Mar, a don Francisco Vergara le gustaba la música, por detrás de su casa hizo un escenario y todos los años invitaban músicos de todas partes y así fue creciendo el archifamoso encuentro, el más importante de América. La ciudad tiene cierta semejanza con Cannes sede de otro gran festival. El lugar es idílico, mar, vegetación y belleza.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad