Carne de ca帽贸n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-11 01:17:12

Carne de ca帽贸n

Que Colombia aportara un Batall贸n de soldados colombianos, para enviarlos a Afganist谩n, a defender a qui茅n?. El se帽or Busk sigue mintiendo, no solo sobre todo los temas tanto internos como externos. Es un mentiroso sin pena ni gloria.
Carne de ca帽贸n

Reconoce que si hay c谩rceles secretas de la CIA en Europa, pero que dizque no tortura, insiste en la justicia de la invasi贸n que es su especialidad. Y para el interesado en mandar soldados colombianos a Afganist谩n, yo como colombiano que soy, le dir铆a que ning煤n pobre sea lamb贸n y pasara su vida tranquila.

Nuestra anhelada paz

En nuestra hermosa Colombia todos los d铆as se habla de paz, de ese bien inestimable que nos ha sido esquivo desde hace m谩s de cincuenta a帽os.

Algunas personas incluso, se atreven a decir que Dios ya no nos oye, que debe estar muy ocupado en otras cosas. 驴Ser谩 esto cierto? 驴No ser谩 que todo el trabajo se lo estamos dejando a Dios y nosotros no movemos ni un dedo?

Empecemos por comprender que la paz no es un regalo, es una conquista, que no basta pedirla y desearla, hay que ganarla y mantenerla. No puede haber paz en nuestro pa铆s mientras exista la corrupci贸n en muchas de sus instituciones, mientras no aprendamos a perdonar, mientras no seamos solidarios con quienes sufren la pobreza, la exclusi贸n y la injusticia, no podr谩 haber paz en los hogares donde no se dialoga, no se ora en familia, donde existe la infidelidad, la indiferencia y el desamor.

Es que el logro de la paz no consiste solamente en silenciar los ca帽ones; la verdadera paz se consigue con la justicia, la honestidad, la oraci贸n, el respeto por las ideas ajenas, la solidaridad con los que sufren y el amor por nuestros semejantes. Mientras no pongamos en pr谩ctica estos valores, jam谩s podremos erradicar la violencia. Claro que como vivimos en una 茅poca hedonista, muchos dir谩n que practicar estas virtudes no deja de ser ut贸pico, pero no hay otra alternativa. O se toma o se deja, lo cierto es que Dios no nos conceder谩 la paz sin ver un cambio positivo en nuestro comportamiento. As铆 de sencillo.

Arist贸bulo Fern谩ndez B.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad