¡Punto! para una micro ‘biodegradable’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-15 15:50:56

¡Punto! para una micro ‘biodegradable’

El dos veces ex campeón nacional de tenis de mesa, Rogelio Blanco, nunca imaginó que el deporte que lo apasiona, le daría un toque de éxito, no sólo a su vida personal, sino a su naciente empresa; Industrias Punto Azul.
¡Punto! para una micro ‘biodegradable’

Esta empresa fabricante de todo tipo de detergentes, blanqueadores y una completa gama de productos de aseo industrial, quiere llegar a los hogares de todos los santandereanos.

Con cerca de ocho años desarrollando soluciones de limpieza para 15 empresas santandereanas, entre las que se destacan las del sector agrícola, educativo, petroleras y universidades, se empieza a expandir por el nororiente colombiano y la Costa Pacífica.

Todos sus productos se fabrican con la idea de  conservar el medio ambiente y causar el menor perjuicio a la salud de sus consumidores, por lo que llevan un sello muy especial que los diferencia del mercado comercial: son biodegradables.

Y el objetivo, con el que seguirán trabajando además de mejorar la calidad de cada una de las líneas, es ampliar su capacidad productiva y tecnológica para entrar al mercado doméstico.

‘Nunca me imaginé tener una empresa’ 

Este empresario asegura que el tenis de mesa le ha dado mucho en la vida.

No sólo le dio becas para que estudiara su bachillerato y carrera profesional en la Universidad Central, sino que le ha ayudado para que Industrias Punto Azul gane terreno en el mercado.

Según explica, los campeonatos a los que asiste y de los que se ha traído numerosas medallas para Santander y para Colombia, le han otorgado un reconocimiento que desde hace ocho años viene acompañado también con el de su empresa.

Asegura que siendo contador de profesión y con una vida laboral dedicada a la parte comercial y contable, nunca imaginó tener su propia empresa.

“Todo empezó buscando ingresos adicionales para la familia. Coincidencialmente un familiar  tenía la idea en la cabeza de producir una línea de productos para el aseo y ya había hecho pruebas. Produjimos en la casa 5 galones que se los dimos a conocer a un vecino. Así empezó una cadena de pedidos y arrancamos”, relata.
A pesar de que hoy ya tienen un mercado confiable, que le permite buscar recursos para invertir, Blanco asegura que no es fácil hacer empresa.

“En Colombia y en Santander no es fácil, hay que pagar demasiados impuestos. Sin embargo, siempre hay que apostarle a la legalidad porque hay que jugarle limpio al país. El Gobierno debería ser más flexible”, apunta Blanco.

El objetivo para esta ‘micro’ es incrementar el capital de trabajo. “Vemos una muy buena oportunidad con Bancoldex, un banco de segundo piso, en donde los intereses de ayuda para microempresarios son buenos, y es una buena oportunidad para que podamos entrar al mercado doméstico”, puntualiza Rogelio.

Este deportista, al que Punto Azul le ha dado el título de empresario, no puede dejar de expresar entre risas lo que la industria le ha significado: “se me eriza la piel de tan sólo imaginar el crecimiento que hemos tenido, ha sido de casi un 150%”.

Y como la crisis toca a todos, a unos más que otros, la industria de químicos también ha sido salpicada por la onda, aunque ya va otra vez en ascenso.
“Al principio de este año las ventas cayeron en picada porque la industria agrícola estuvo muy mal. Pero ya nos hemos recuperado”, agrega.

Seguridad, el eje de la industria química

Que un cliente pueda leer las cantidades exactas del producto que está usando para que tome las precauciones durante su uso, es la constante de la industria química.

Además de la etiqueta en la que se visualizan dichos requerimientos exigidos por el Invima, la empresa también está próxima a incluir en su etiqueta las instrucciones que se deben seguir en caso de ingerirse o que suceda algún accidente, aspectos que no pueden pasar desapercibidos en esta industria.
Por ejemplo, el blanqueador de uso doméstico tiene una concentración del 5%, mientras que el de uso industrial es de 13%, lo que lo hace más peligroso.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad