Mató a su propia madre con un hacha | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 06:44 am

Mató a su propia madre con un hacha | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-11 05:00:00

Mató a su propia madre con un hacha

Todos en el barrio La Paz decían que Omar Rodríguez “era como loquito” que a veces “se le corría la teja”, pero anoche se desquició totalmente.
Mató a su propia madre con un hacha

En un arranque irracional, asesinó a su madre  María Albertina Carreño de un hachazo en la cabeza. Luego la emprendió con todo el que se le atravesó. Buscó en el segundo piso a sus pequeños sobrinos, a la nuera y al hermano con quien terminó enfrentándose.

Ya para ese momento, la Policía estaba alertada por la gritería de los vecinos que vieron cómo de un certero golpe, acabó con su progenitora de 70 años, quien estaba sentada en la puerta de la casa.

El comando de la Estación Floridablanca está contiguo al barrio y por eso en menos de cinco minutos una patrulla motorizada llegó a la vivienda de los Ortiz Carreño, una construcción en obra negra enclavada en la parte baja del barrio y demarcada en la calle 201B Nº 19-10.

Los vecinos aseguran que cuando Omar escuchó el ruido de la motocicleta de la Policía, habría intentado correr pero no pudo, por cuanto los agentes lograron neutralizarlo. Lo primero que hicieron fue quitarle el hacha.

“Menos mal que se la quitaron, porque eso salió como un loco buscando la gente”, relató la vecina de María Albertina con quien acababa de compartir un rato de televisión.

“Ella estuvo ahí conmigo un ratico, vimos la televisión y luego llegó ese hombre a llevársela. Ella bajó y me llamó para convidarme unos plátanos que le habían traído, me vine para la casa a dejarlos cuando fue que pasó todo”, contó anoche la señora presa aún del susto, como todos los del sector.

Esas mismas personas que compartieron en el barrio con los Ortiz Carreño, aseguran que tanto madre como hijo sufrían desequilibrios mentales, pero lo que en realidad les preocupaba era que todos los días Omar le sacaba filo al hacha en el esmeril.

María Albertina fue una de las primeras pobladoras del barrio La Paz, dicen que completaría allí unos 20 años. Anoche su propio hijo la asesinó.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad