Vie Dic 9 2016
24ºC
Actualizado 01:39 pm

¡Ojo papás!: gordito no significa sano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-17 05:00:00

¡Ojo papás!: gordito no significa sano

“Yo comencé a los 7 años con sobrepeso. A los 15 era obesa y hoy tengo 36 y padezco ansiedad, depresión, bulimia nerviosa y obesidad mórbida. Después de ir a psicologos, psiquiatras, etc., creo que todo se remite a un cambio brusco en mi vida”, afirma Patricia, una ex ejecutiva de productos para la belleza.
¡Ojo papás!: gordito no significa sano

Cuando tenia 7 años sus padres se divorciaron y el proceso fue tan fuerte en los juzgados, que Patricia se refugió en la comida.

“Si entonces un psicologo me hubiera ayudado quizá no se habría desencadenado mi problema. Hay que hacer mucho más caso al grado de felicidad de los niños, cubrir sus necesidades afectivas y de estabilidad emocional es más importante que las demás necesidades”, puntualiza Patricia.

Los expertos en salud mental coinciden en afirmar que los problemas emocionales pueden ser, en algunas ocasiones, los causantes de que los niños abusen de la comida.

Sin embargo, coinciden en señalar que la comida chatarra, tan altamente promocionada en los comerciales, el sedentarismo –pasarse más de tres horas viendo televisión o frente a la computadora- y la falta de actividad física, pueden llevar a niños mentalmente sanos a padecer de sobrepeso.

No se trata de un asunto de imagen, sino de salud. Un niño gordito no es sinónimo de uno feliz.

LISTA
Refrigerios Saludables

1 Verdura y fruta frescas, congeladas o enlatadas, servidas con yogur o con queso ya sea natural o bajo en grasa o libre de grasa.
2 Fruta deshidratada, servida con nueces o con semillas de girasol o de calabaza.
3 Panes y galletas preparados con harina fortificada y con cereales integrales, servidos con mermelada de fruta o con queso libre de grasa.
4 Postres congelados, como el helado libre de grasa o bajo en grasa, yogur congelado, sorbete de fruta, paleta de helado, helados y barras de jugo de frutas.

MOTIVOS DE PREOCUPACIÓN

Al menos el 70% de los niños con sobrepeso se convierten en adultos con sobrepeso.

A medida que crecen, hay un riesgo más alto de enfermedades cardiacas, presión sanguínea alta y otros problemas.

Los niños con sobrepeso pueden desarrollar diabetes Tipo II en tiempo record, una enfermedad que antes solo se encontraba entre adultos.

Pueden sufrir de baja autoestima y de provocación por parte de sus compañeros.

Uno de los problemas más severos de los niños obesos es la apnea del sueño (interrupción de la respiración mientras se duerme). En algunos casos, esta situación puede llevar a problemas de aprendizaje y memoria.

EJEMPLO DE UNA PORCIÓN

Pan, cereal, arroz, pasta
1 rebanada de pan.
1 onza de cereal listo para comer.
1/2 taza de cereal cocido, arroz o pasta.

Leche, yogur, queso

1 taza de yogur o de leche.
1 1/2 onzas de queso natural.
2 onzas de queso procesado.

Verduras

1 taza de verdura cruda ó 1/2 taza de verduras de hoja congeladas (cocidas)
 1/2 taza de otras verduras - cocidas o picadas crudas.
3/4 de taza de jugo de verduras.
Carne, aves, pescado, legumbres, nueces
2-3 onzas de carne magra cocida, pollo o pescado.
1/2 taza de legumbres secas cocidas o un huevo, equivale a 1 onza de carne magra.
2 cucharadas de mantequilla de maní ó 1/3 de taza de nueces equivalen a una onza de carne.

Frutas

1 manzana, banano o naranja medianos.
1/2 taza de fruta enlatada, cocida o picada.
3/4 de taza de jugo de fruta.

LA VOZ DEL EXPERTO
cristian pérez
psicólogo

“Popularmente se ha ido generando el mito o la idea errónea de que tener a un niño gordito es sinónimo de un niño sano, pero ésta es una creencia totalmente falsa, principalmente porque se puede estar gordo y mal alimentado.
Por desgracia la obesidad es un fenómeno emergente, cuyos niveles crecen con el paso de los años. Y es que desde la década de los años noventa hasta el día de hoy, la incidencia de la obesidad infantil se ha duplicado tanto en Estados Unidos como en Europa”.

¿Por qué se produce la obesidad infantil?
Tradicionalmente ha sido considerada como el producto de comer mucho y moverse poco.
La información que tenemos en la actualidad es que esto es verdad, son factores que se relacionan con ella, pero hay otros elementos, entre ellos los genéticos, que son muy importantes en el desarrollo de este trastorno. La pediatría tiene la gran oportunidad de pesquisar a este grupo de niños en su más tierna infancia, para adecuar los hábitos necesarios de una correcta alimentación ¡Grupo de alto riesgo!

EL PROGRAMA ADECUADO

Un programa de control de peso para los niños debe tener las siguientes características:

Tener variedad de profesionales en el campo de la salud.
Realizar una evaluación médica.
Centrarse en toda la familia.
Adaptarse a la edad del niño.
Enseñar al niño a seleccionar su alimentación.
Promover el ejercicio físico.  
Tratar los problemas que contribuyen al sobrepeso.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad