HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
26ºC
Actualizado 11:46 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-17 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

En mis largas caminatas para mejorar mi figura pero qué va, me encuentro a estos amigos y nos saludamos, a veces conversamos, pero ellos no son amigos de mis amigos, la sociedad los rechaza y no les tienden la mano ni para saludarlos cuando ellos a su vez nos hacen sentir el calor humano denegado a las almas solitarias. Caridad no es solo lo material, también lo espiritual. “Soy un hombre y nada de lo humano me es indiferente”. TERENCE.

***

La cartica publicada el 8 de Agosto, titulada Las malas lenguas es de mi autoría. Menandro es el autor de la cita que no salió y siento que lo estamos profanando, ojalá yo tuviera su pluma.

Graciela de Salcedo

Sobre el parque La Flora

Si bien es cierto que se le han hecho algunos arreglos al parque ecológico “La Flora”, aún quedan por realizar varias cosas para darle una mejor presentación y comodidad a este hermoso y único parque que tenemos en Bucaramanga para caminar y respirar aire puro. Cito lo siguiente:
1o. Recoger puntualmente todas las hojas secas que caen de los árboles, pues al no hacerlo oportunamente, se forma un tapete desagradable sobre los prados y los quema.
2o. Terminar de construir las casetas sobre las rutas peatonales que fueron diseñadas inicialmente para que los visitantes se protejan de los aguaceros intempestivos, pero no se les puso el techo y ahora solo sirven como soporte de plantas enredaderas.
3o. Falta reparar algunos tramos de las sendas peatonales, cuyas losas están ya levantadas por el tiempo y por la fuerza de las raíces de algunos árboles, lo cual ha producido ya varias caídas al tropezar con las tabletas disparejas.
4o. Podar con más frecuencia los árboles ornamentales y a los que están a la vera de los senderos, retirarles oportunamente las partes o gajos envejecidos, ya que pueden desprenderse en cualquier momento con peligro de lesionar a los caminantes.
Y no quedaría del todo mal, una retocadita al monumento de los “chocatos” que también está descuidado.

Aristóbulo Hernández B.

Relaciones Internacionales

Prima más el interés general que el particular, si el Presidente Uribe y su canciller salen a decirle al pueblo colombiano que nuestra constitución política dice que el único que puede hacer diálogos con Venezuela es él y el canciller.
Señor Uribe usted está atentando con el trabajo de miles de colombianos y con nuestra economía nacional y si el doctor Serpa y nuestro alcalde tienen la necesidad de ir a hablar con el Presidente Chávez en nuestro beneficio general, pa’lante y si el doctor Uribe se rige en lo que dice nuestra Constitución, con todo el respeto él es el que la maltrata, si no que le diga al pueblo colombiano dónde está la educación gratuita, dónde está la seguridad social para la clase más desprotegida dónde está el trabajo para miles de colombianos que se encuentran sin él.
La guerra que vive el país es por el hambre que hay, si hay necesidad señor gobernador y señor alcalde de convocar las fuerzas vivas en su apoyo lo haremos.

Norberto Rodríguez Montañez


La santandereanidad

En la larga noche de la dominación española, los santandereanos propiciaron la única gran revolución autóctona popular y primer movimiento de liberación democrática de la nación colombiana: Los Comuneros de 1.781.
Según Luis Torres Almeida, el dramático proceso se resuelve aquí a través de una idea modular: el papel de la estructura económica de la colonia, un inmenso y sombrío latifundio donde vivían y procreaban bestialmente rebaños miserables de seres humanos condenados a un trabajo esclavista y servil, en que el irresistible fardo fiscal, la represión brutal y el empobrecimiento de la población eran solo formas externas de un régimen sentado sobre las bases de una explotación metropolitana implacable y diabólica.
José Antonio Galán fue el motor y nervio de la rebelión comunera. Los primeros historiadores trataron de esconder, rebajar y disimular su grandeza. Solo historiadores y sociólogos de los últimos decenios han venido a reivindicar su memoria, entregándola con la luz propia que ella expide, a la admiración y el patriotismo popular.
En el Socorro y Bucaramanga han levantado monumentos a su memoria, a su inmarcesible grandeza. Galán es nuestro auténtico héroe, junto con Antonia Santos Plata y Manuela Beltrán, todos santandereanos y paradigmas de nuestra raza.
Nota. - “La profesión de un escritor público es una especie de magistratura que debe servirse con probidad y entereza... después, que nos insulten”.

Manuel Murillo Toro.
Guillermo Reyes Jurado

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad