HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-17 05:00:00

HAGASE OIR

Amigos de las tinieblas Coincido con Reinaldo Su谩rez sobre los amigos del mont贸n que nos encontramos al amanecer y ya est谩n laborando: los vendedores de tinto, los barrenderos, los recicladores, los repartidores de prensa, los celadores nocturnos que empiezan a despertarse. Los amigos de lo ajeno a esas horas ya est谩n descansando pues trabajaron toda la noche.
HAGASE OIR

En mis largas caminatas para mejorar mi figura pero qu茅 va, me encuentro a estos amigos y nos saludamos, a veces conversamos, pero ellos no son amigos de mis amigos, la sociedad los rechaza y no les tienden la mano ni para saludarlos cuando ellos a su vez nos hacen sentir el calor humano denegado a las almas solitarias. Caridad no es solo lo material, tambi茅n lo espiritual. 聯Soy un hombre y nada de lo humano me es indiferente聰. TERENCE.

***

La cartica publicada el 8 de Agosto, titulada Las malas lenguas es de mi autor铆a. Menandro es el autor de la cita que no sali贸 y siento que lo estamos profanando, ojal谩 yo tuviera su pluma.

Graciela de Salcedo

Sobre el parque La Flora

Si bien es cierto que se le han hecho algunos arreglos al parque ecol贸gico 聯La Flora聰, a煤n quedan por realizar varias cosas para darle una mejor presentaci贸n y comodidad a este hermoso y 煤nico parque que tenemos en Bucaramanga para caminar y respirar aire puro. Cito lo siguiente:
1o. Recoger puntualmente todas las hojas secas que caen de los 谩rboles, pues al no hacerlo oportunamente, se forma un tapete desagradable sobre los prados y los quema.
2o. Terminar de construir las casetas sobre las rutas peatonales que fueron dise帽adas inicialmente para que los visitantes se protejan de los aguaceros intempestivos, pero no se les puso el techo y ahora solo sirven como soporte de plantas enredaderas.
3o. Falta reparar algunos tramos de las sendas peatonales, cuyas losas est谩n ya levantadas por el tiempo y por la fuerza de las ra铆ces de algunos 谩rboles, lo cual ha producido ya varias ca铆das al tropezar con las tabletas disparejas.
4o. Podar con m谩s frecuencia los 谩rboles ornamentales y a los que est谩n a la vera de los senderos, retirarles oportunamente las partes o gajos envejecidos, ya que pueden desprenderse en cualquier momento con peligro de lesionar a los caminantes.
Y no quedar铆a del todo mal, una retocadita al monumento de los 聯chocatos聰 que tambi茅n est谩 descuidado.

Arist贸bulo Hern谩ndez B.

Relaciones Internacionales

Prima m谩s el inter茅s general que el particular, si el Presidente Uribe y su canciller salen a decirle al pueblo colombiano que nuestra constituci贸n pol铆tica dice que el 煤nico que puede hacer di谩logos con Venezuela es 茅l y el canciller.
Se帽or Uribe usted est谩 atentando con el trabajo de miles de colombianos y con nuestra econom铆a nacional y si el doctor Serpa y nuestro alcalde tienen la necesidad de ir a hablar con el Presidente Ch谩vez en nuestro beneficio general, pa聮lante y si el doctor Uribe se rige en lo que dice nuestra Constituci贸n, con todo el respeto 茅l es el que la maltrata, si no que le diga al pueblo colombiano d贸nde est谩 la educaci贸n gratuita, d贸nde est谩 la seguridad social para la clase m谩s desprotegida d贸nde est谩 el trabajo para miles de colombianos que se encuentran sin 茅l.
La guerra que vive el pa铆s es por el hambre que hay, si hay necesidad se帽or gobernador y se帽or alcalde de convocar las fuerzas vivas en su apoyo lo haremos.

Norberto Rodr铆guez Monta帽ez


La santandereanidad

En la larga noche de la dominaci贸n espa帽ola, los santandereanos propiciaron la 煤nica gran revoluci贸n aut贸ctona popular y primer movimiento de liberaci贸n democr谩tica de la naci贸n colombiana: Los Comuneros de 1.781.
Seg煤n Luis Torres Almeida, el dram谩tico proceso se resuelve aqu铆 a trav茅s de una idea modular: el papel de la estructura econ贸mica de la colonia, un inmenso y sombr铆o latifundio donde viv铆an y procreaban bestialmente reba帽os miserables de seres humanos condenados a un trabajo esclavista y servil, en que el irresistible fardo fiscal, la represi贸n brutal y el empobrecimiento de la poblaci贸n eran solo formas externas de un r茅gimen sentado sobre las bases de una explotaci贸n metropolitana implacable y diab贸lica.
Jos茅 Antonio Gal谩n fue el motor y nervio de la rebeli贸n comunera. Los primeros historiadores trataron de esconder, rebajar y disimular su grandeza. Solo historiadores y soci贸logos de los 煤ltimos decenios han venido a reivindicar su memoria, entreg谩ndola con la luz propia que ella expide, a la admiraci贸n y el patriotismo popular.
En el Socorro y Bucaramanga han levantado monumentos a su memoria, a su inmarcesible grandeza. Gal谩n es nuestro aut茅ntico h茅roe, junto con Antonia Santos Plata y Manuela Beltr谩n, todos santandereanos y paradigmas de nuestra raza.
Nota. - 聯La profesi贸n de un escritor p煤blico es una especie de magistratura que debe servirse con probidad y entereza... despu茅s, que nos insulten聰.

Manuel Murillo Toro.
Guillermo Reyes Jurado

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad