Las profesiones más estresantes en Bucaramanga | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Sep 20 2017
22ºC
Actualizado 05:51 am

Las profesiones más estresantes en Bucaramanga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-18 05:00:00

Las profesiones más estresantes en Bucaramanga

Dictar una clase en una escuela oficial, conducir un taxi, cumplir las metas de cada mes de los vendedores y hasta ponerse la bata blanca de médico, pueden resultar trabajos más difíciles de lo que parecen.
Las profesiones más estresantes en Bucaramanga

Según el último diagnóstico, elaborado por los estudiantes de Psicología y Trabajo Social de la UPB y de la UIS, denominado ‘Las Profesiones Más Estresantes en Bucaramanga, se concluyó que los docentes, los taxistas,  los vendedores e incluso los médicos son los que más ‘sufren’ a la hora de ejercer sus oficios.

En su informe, los estudiantes señalaron que el  estrés no debería darse en ningún sector profesional, puesto que influye de forma negativa en el desempeño del puesto de trabajo, sin mencionar que contamina el ámbito laboral.

Y como tiene consecuencias negativas para todas las organizaciones, tales como la disminución de la productividad, los investigadores determinaron que los departamentos de recursos humanos, así como los gerentes, deberían prestarle más atención y cuidado al estrés de sus empleados, que al cumplimiento de las metas de sus empresas.

Por considerarlo de interés para nuestros lectores, en nuestro tradicional ‘ranking’, presentamos el ‘Top 10’ de las profesiones más estresantes en la ciudad. Veamos:

LISTA
Las situaciones que hacen sentir estresado al empleado

1 Demasiado volumen de trabajo.
2 Sentirse subvalorado.
3 Las exigente metas que deben cumplir.
4 El tipo de trabajo que la gente tiene que hacer.
5 El tener que asumir tareas de otras personas.
6 La falta de satisfacción en el trabajo.
7 El poco control sobre la jornada laboral; es decir, el no saber si puede salir a tiempo.
8 Los turnos en días festivos y dominicales.
9 El mal clima laboral.
10 Sentir que trabaja mucho y no gana lo que le corresponde.

El docente

Es evidente que el maestro sufre de estrés; sin embargo, es el profesor de las escuelas oficiales el que más padece esta enfermedad. La investigación corroboró que de 100 docentes encuestados, 75 revelaron que dictar clases seguidas los hace sentir muy estresados. Además, ellos afirmaron que el hecho de no tener un buen sueldo, la necesidad de llevar trabajo a casa y, sobre todo, el ‘trabajar con las uñas’, hacen que ‘se salgan de casillas’ con relativa frecuencia.

El taxista

La tarea del conductor del servicio público no es fácil; al menos no en el área metropolitana de Bucaramanga. Él vive en permanente estado de atención y concentración, como consecuencia de la tensión a la que se ve sometido por el tránsito vehicular. Es un trabajo en solitario, lo que determina en muchas ocasiones efectos psicológicos indeseados, trastornos psicosomáticos y sociales, que también agravan su estrés.

El vendedor

Las exigentes metas de ventas que debe cumplir, la competencia desleal y la crisis de la que todos hablan por estos días incrementan la presión diaria que vive este profesional. A una persona que vive de este oficio un día se le ve con ánimos como para “comerse el mundo” y al siguiente tiene la sensación de que “el mundo se lo come a él”. Aunque depende sí mismo, el vendedor ‘pelea’ por sus propios objetivos y le quita tiempo a su familia para cumplir con sus planes.

El médico

El contacto continuo con el sufrimiento de personas gravemente enfermas y con sus familiares angustiados, así como el cuidado del paciente terminal, en más de una ocasión, hacen sentir al médico “desarmado ” y, en más de una ocasión, les hace enfrentarse al llamado “fracaso terapéutico” que desencadena en un profundo estrés. El encuentro de sentimientos intensos, como la pérdida, el miedo, la frustración, la vulnerabilidad, el llanto, la cólera y la impotencia, hace que el médico viva estresado.

El recepcionista

Su nivel de estrés alcanza niveles insospechados: no sólo debe contestar llamadas, sino que además se ve obligado a atender a todo el mundo con una sonrisa, ‘a flor de labios’, sin importar el trato que le den los demás. En el caso de los que toman  llamadas telefónicas, en más de una ocasión sienten que su cerebro va a estallar. Este tipo de profesional sufre, con frecuencia, de severos dolores de cabeza.

La empleada doméstica

Aunque para muchos el servicio doméstico no es una profesión, los investigadores decidieron incluirlo en esta lista, toda vez que muchas mujeres, casi una por cada hogar bumangués, ejercen la labor de empleadas domésticas. Además, ellas se ven más afectadas por cuadros de estrés,  ocasionados por la rutina casera. Mientras que el trabajo fuera de la casa es un factor de estrés, la necesidad de conciliar las tareas laborales con las obligaciones familiares, hace de este oficio algo desesperante.

El abogado

El profesional del Derecho enfrenta jornadas estresantes cada día. La exagerada abundancia de litigantes, jueces y penalistas, que ha reducido en gran parte el frente de acción de esta carrera, aumenta los niveles de estrés de quien la ejerce esta profesión. Y aunque no lo crea, en más de una ocasión, la persona que trabaja en leyes se ve inmersa en situaciones difíciles de manejar que, no sólo ponen en peligro sus ingresos, sino su integridad física por las amenazas que recibe.

El periodista

De manera literal, el profesional de la Comunicación Social pierde su vida privada. Se podría decir que pasa las 24 horas del día pegado a su oficio, sin contar la inmediatez y la agilidad con las que debe conseguir las noticias, aceleran su grado de angustia laboral.

El gerente

Sobre el gerente recae el ‘gobierno’ de la empresa y, por ende, su futuro y el de los empleados. Eso hace que toda la responsabilidad de la gestión y de los mismos resultados lo estresen, al punto que no duerme; y, cuando lo hace, tiene pesadillas con los retos que afronta en su oficina.

El policía

Este tipo de profesional tiene que velar por su seguridad y la de la comunidad. Y, sin lugar a dudas, esa es una tarea comprometedora que hace que su nivel de estrés sea considerable. Sobre todo cuando les debe dar a sus superiores resultados de manera inmediata.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad