Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Oasis | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-19 05:00:00

Oasis

Dame, Dios misericordioso, una fe para los tiempos turbulentos, tan fuerte como el acero.
Oasis

|Dame, Padre, una esperanza capaz de superar las crisis y sostenerme cuando el alma duele.
|Dame, Señor, un amor incondicional y generoso, puro, tolerante y comprensivo.
|Escucha mi clamor, Rey celestial, te entrego mis cuitas y sé que contigo nada es irremediable.
|No me dejes a merced de la angustia y dame tu fuerza cuando estoy asediado por las dudas.
|Contigo, Señor, no hay espacio para el mal porque tú reinas con tu infinito poder y dominas las sombras.
Dame claridad cuando todo lo veo turbio y dame serenidad cuando tiendo a descontrolarme.
Si estoy recibo tu amor y tu sabiduría mi vida no se enreda en embelecos o rabias inútiles. En ti confío, Señor.
** * * * * *
El odio y la culpa enferman y, cuando son profundos y viscerales, pueden coadyuvar en el origen de un cáncer.
Muchos estudios y casos lo prueban, como también prueban el poder sanador del perdón.
Por lo mismo, con la ayuda de Dios, saca de tu alma todo lo que te corroe por dentro y envenena tu espíritu.
Ámate y mira a los que te han hecho daño como seres inconscientes, como espíritus poco avanzados.
Los golpes bajos son aprendizajes de perdón y tú puedes sanar las heridas emocionales si así lo decides.
El perdón viene de Dios, de una fe muy firme y un amor muy intenso, te libera y te llena de gozo.
No es fácil, pero si perseveras en el intento, un día las cadenas se rompen y el peso se suelta.
Perdónate y perdona por tu propia felicidad y por tu salud. Si lo deseas inspírate con mi libro La magia del perdón.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad