Cada hora le cae una tutela a la salud | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-20 05:00:00

Cada hora le cae una tutela a la salud

Una masa cerca al ojo, cuyo diagnóstico hacía referencia a un posible tumor, sumado a la posterior negativa para realizar una resonancia magnética y la valoración de un cirujano de cabeza y cuello, fue la razón que llevó a Lizeth Mercedes Martínez Montoya a entablar una tutela para reclamar el derecho a la salud.
Cada hora le cae una tutela a la salud

El afectado era su pequeño hijo de tres años de edad a quien la demora en la prestación de los servicios requeridos, le agravó su estado de salud. De tener que soportar una extraña masa en su rostro, el pequeño pasó a padecer fiebre, reiterados dolores de cabeza y dolor de oído, acompañado por supuraciones con sangre.

Aunque la tutela falló a favor de Lizeth tan sólo un día después de interponerla, el cumplimiento de la orden tomó más de 10 días.

Por otro lado, los casos de Ramiro Tobías Soto y Samuel Hernández Sánchez son los más recientes en los que, además de recurrir a acciones legales, les fue necesario optar por ‘maromas’ para reclamar su derecho a la salud.

El pasado miércoles 12 de agosto, estos dos hombres protagonizaron una singular protesta: durante varias horas se encadenaron a una columna de su EPS, Humanavivir.  

Desde el inicio de su enfermedad, Ramiro Soto ha tenido que entablar cuatro tutelas: para los estudios del transplante, para la intervención quirúrgica, para la garantía de los medicamentos permanentes y para el servicio del médico especialista; la semana pasada se vio obligado a ponerse una cadena, pues hace cuatro meses le retiraron de manera inexplicable el tratamiento con el nefrólogo, a pesar de que su transplante de riñón -recibido en 2003- requiere de seguimiento y evaluación que garantice su correcto funcionamiento.

Mientras que Samuel Hernández decidió encadenarse para exigir el suministro de las dosis hormonales requeridas por sus hijos de 12 y 16 años de edad.
Si bien ese mismo día la entidad responsable se comprometió a responder las demandas hechas, Ramiro Soto aseguró que ya fue sometido a revisión del especialista pero los medicamentos siguen sin ser despachados.

La tutela, la solución

Estos casos son sólo una pequeña muestra que deja al descubierto que la salud en la capital santandereana se encuentra ‘entutelada’, a pesar de que hace un año la Corte Constitucional ordenó que se acabaran las tutelas para acceder a medicamentos y tratamientos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud, POS. (Ver La sentencia de la Corte)

De acuerdo con registros del Palacio de Justicia, desde agosto de 2008 hasta julio de este año se han recibido 8.521 tutelas contra la salud, es decir, un promedio de 25 al día.

Los problemas con la entrega de medicamentos No POS, los tratamientos para patologías de alto costo como cáncer y VIH, y las cirugías, siguen siendo las principales razones por las que los pacientes recurren a la tutela.

Sin embargo, para Juan Camilo González, médico de la oficina de Autorizaciones de la Secretaría de Salud Departamental, el alto número de tutelas interpuestas contra el sistema de salud muchas veces se debe a procedimientos o servicios que no son vitales.

Es más, González aseguró que hay cada vez más pacientes que entablan tutelas solicitando colchones de agua, pañales, pañitos húmedos y procedimientos estéticos como rinoplastias y cirugías bariátricas.

“Hay casos que sí ameritan y amenazan la vida. Pero hay que tener conciencia de que en algunas ocasiones no se está amenazando la vida y aún así se pone una tutela. Son tantos los recursos que se tienen que designar para este tipo de procedimientos, que muchas veces tarda la respuesta para los pacientes que sí necesitan con prioridad, pues no se tiene presupuesto para servicios vitales como los de cardiología, neurología y resonancias magnéticas”, concluyó González.

síntesis
Los problemas

Según el último estudio hecho por la Defensoría del Pueblo sobre las tutelas en el área de la salud en Colombia, estos son los datos más relevantes. Aunque el informe se hizo con cifras de 1999 hasta 2005, la Defensoría sostiene que desde ese año a la fecha la situación no ha variado.
En pocas palabras:

• La demora o negación de medicamentos no incluidos en el POS copan el 47% de las tutelas
• Cerca de 90% de las cirugías solicitadas a través de tutelas están incluidas en el POS, pero no existe autorización para dispositivos como prótesis, grapas, lentes intraoculares o válvulas que se utilicen en la intervención.
•  63% de las cirugías negadas son de especialidades de ortopedia, oftalmología, oncología, cardiología y traumatología.

“No hay otra forma de acceder a la salud”
Dílmar Ortiz, Defensor del Pueblo

Dílmar Ortiz, defensor del pueblo de Bucaramanga, aseguró que “el Estado ha tratado de dinamizar y crear mejoría en el sistema de salud con la Ley 100, lo que se ha generado es una competencia y un retroceso debido a las continuas trabas y la compleja tramitomanía”.
De acuerdo con el Defensor del Pueblo, “la situación actual, comparada con unos cinco años atrás, se ha mantenido. Si hubiera conciencia y no negocio en las EPS, estoy seguro que el número de tutelas no sería tan alto”.

LA VOZ DEL EXPERTO
“Tutelas por salud congestionan el sistema”
Juan Carlos Dietes, Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Bucaramanga.

“El cada vez más alto número de tutelas en salud y pensiones genera que la rama judicial asuma funciones que deberían ser de las instituciones directamente implicadas. Lo que sucede es que en las IPS o EPS tienen previsto que todo nuestro oficio como jueces esté en función de las tutelas.
Lo que de pronto no se tiene en cuenta es que las tutelas por salud son las que más generan congestión en el sistema judicial.
Considero que no debiera recurrirse a la tutela y que las EPS asuman los servicios que deben, más cuando está de por medio la vida de alguien”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad