Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
25ºC
Actualizado 03:33 pm

Las mentiras en el aniversario de Gal√°n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-21 05:00:00

Las mentiras en el aniversario de Gal√°n

Se han dicho muchas cosas que no son ciertas en el aniversario de la muerte de Luis Carlos Gal√°n. O mejor, muchos de los que han hablado o escrito, han dicho cosas que no sienten o incluso que han denostado durante todos estos a√Īos. He o√≠do y he le√≠do que Gal√°n logr√≥ abrirle los ojos al pa√≠s sobre la nefasta influencia del narcotr√°fico en la pol√≠tica, sobre la tragedia de la corrupci√≥n y la violencia, sobre la doble moral de sectores de las √©lites colombianas.
Las mentiras en el aniversario de Gal√°n

Algunos ponen cara de contritos y empiezan el balance de estos veinte a√Īos diciendo que la vida colombiana cambi√≥ radicalmente a partir del sacrificio del l√≠der. Se nombran sucesores del caudillo y a rengl√≥n seguido enumeran los grandes esfuerzos que han hecho por sacar la violencia y las mafias de la pol√≠tica.

Nada de eso es cierto. La potente voz de Galán no logró despertar al país. La dirigencia del país no quiso oír. No quiso despertar. Una multitud de dirigentes políticos y de empresarios continuaron como si nada, lucrándose de las grandes sumas de dinero que mueven los negocios ilegales, utilizando la violencia para mantener y consolidar el poder local. Y el resto, con honradas excepciones, haciéndose los de la vista gorda.

Pruebas al canto. A cuatro a√Īos de la muerte de Gal√°n, el Cartel de Cali se meti√≥ a fondo en la campa√Īa de Ernesto Samper y desequilibr√≥ la competencia pol√≠tica. De ese episodio quedaron 14 parlamentarios y 26 funcionarios comprometidos en l√≠os judiciales. Al mismo tiempo, la prensa y la opini√≥n p√ļblica le cobraron con creces a Samper y al Partido Liberal su descuido o su delito. Se pensaba que las cosas mejorar√≠an.

Pero el Proceso ocho mil fue en realidad un juego de ni√Īos comparado con lo que ocurri√≥ luego. Los pol√≠ticos, las mafias y los paramilitares amparados detr√°s del emblema contrainsurgente, se lanzaron a forjar el poder desde abajo, desde las regiones, apoder√°ndose de un todo y por todo de m√°s de 250 alcald√≠as y 9 gobernaciones, influyendo decisivamente en la elecci√≥n de m√°s de una tercera parte del congreso y alcanzando el control de una nube de altos funcionarios del gobierno.

Nadie, ni en su más brutal exageración, había pensado lo que acaba de decir el Fiscal General de la nación: que sólo en las versiones libres los paramilitares han confesado 21.000 asesinatos. Amén de los secuestros, las desapariciones, el reclutamiento de menores y el desplazamiento forzado de millones de personas. Con un agravante: la justicia avanza un poco, pero el costo político es mucho menor que el pagado por Samper y el Partido Liberal.

Ahora los partidos de la parapolítica siguen campantes.

Cómo pueden salir a decir quienes han tenido en sus manos la conducción del país que han sido fieles al legado de Galán, cuando todo esto ha ocurrido ante sus ojos y ni siquiera han podido descubrir y juzgar a los que perpetraron el asesinato del líder. Al menos deberían confesar la impotencia. Al menos deberían aprovechar el aniversario para hacer un profundo examen de conciencia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad