¿Qué hacer con ese amigo intenso? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
18ºC
Actualizado 07:09 am

¿Qué hacer con ese amigo intenso? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-21 05:00:00

¿Qué hacer con ese amigo intenso?

Cuando usted menos lo espera, ese amigo llega a altas horas de la madrugada a preguntar por usted. Seguramente con un grupo de amigos de la universidad o el trabajo, porque quieren que usted se una a la parranda y de paso que sea en su casa.
¿Qué hacer con ese amigo intenso?

Nunca se sonroja a pesar del abuso de confianza, incluso, es capaz de quedarse todo un fin de semana instalado en su apartamento, gastarle todo el mercado que tenía en la nevera y poner el equipo a todo volumen mientras usted trata de descansar.

Se siente con la confianza suficiente para acostarse con usted en la cama y ver las series de televisión favoritas, acabando con todos sus planes.

En el caso de las mujeres, es posible que se identifiquen con esa amiga ‘intensa’ que le hace espectáculo cuando usted no la tiene en cuenta para sus planes, que se pide siempre ser el farol de la noche, a pesar de que usted quiere compartir un tiempo sola en pareja.

Es esa amiga que puede insistirle al celular más de diez veces si usted se le pierde un fin de semana.

Es esa amiga que le pide reporte de lo que hace y que la llama para contarle qué hizo y qué dejó de hacer.

Si usted más de una vez ha optado por apagarle el celular, enviarlo a buzón o negarse ante el portero, usted tiene un amigo ‘intenso’.

preguntas y respuestas

Luz Yamile Flórez Orduz / Psicóloga

¿Cómo establecer esos espacios entre amigos cuando algunos de ellos se pasan de la raya?
En todo tipo de relaciones deben existir los espacios. Pero no se trata de tener un manual con todas las reglas establecidas para esa amistad. Con el tiempo se van dando normas, eso está implícito dentro de la amistad.
Sin embargo, algunas personas traspasan ese límite, ese espacio personal que tienen todos los seres humanos y se llega a trasgredir y a generar conflicto.
Muchas personas no entienden ese espacio y es ahí cuando decimos que un amigo ‘se nos metió al rancho’.Cuando pasa esto, es posible que se siga la amistad, pero ya no es lo mismo porque han surgido comportamientos que han generado inconformismo. Es en ese momento cuando hay que entrar a poner un límite a esas normas.
¿Qué hacer con el amigo parrandero? ¿Cómo hacerle entender, sin necesidad de salir con él todos los fines de semana, que no se comparte el mismo ritmo de vida?
La comunicación es uno de los medios para hacerle entender a cualquier amigo que algo nos incomoda. Dejarle claro que por el hecho de no salir con él, no significa que no me interese su amistad. Hay personas que tienen un concepto errado de la amistad y creen que por el hecho de salir con alguien todos los fines de semana, tienen una amistad sólida.
¿Qué hacer con el amigo dependiente? Este tipo de personas por lo general se vuelven dependientes emocionalmente cuando conocen a alguien y no pueden establecer relaciones con el otro de manera sincera. Incluso, son esas personas que buscan cualquier forma para ingresar o ser aceptados en un círculo social y terminan siendo los esclavos de algunos amigos. Estas personas son las que hacen todo el tiempo los trabajos de la universidad del otro y muchos se aprovechan de esta condición.
Pero está también el amigo que termina evadiendo al otro y lastimándolo porque no sabe cómo decirle que le incomodan ciertos comportamientos.
Para esta clase de amigos dependientes, lo mejor es hablarles y decirles que necesitan ayuda profesional, porque tienen una falencia afectiva o un problema de la infancia y necesitan mejorar esta condición o miedo a ser aceptados.
Por lo general, en personas maduras y profesionales, es más difícil hacerles entender que ellos son dependientes, pues se niegan a creerlo y mientras no lo acepten no llega el cambio.

Eduardo Navas / Psicólogo social

¿Qué pasa cuando no se respetan los espacios personales en la amistad? Esto se puede resumir en una historia. Dos puerco espines tenían mucho frío y para darse calor se unían el uno al otro, pero al hacerlo se lastimaban. Por eso decidieron encontrar un punto de equilibrio, estando al lado del otro pero sin apoyarse. Esta es una buena reflexión sobre la amistad, ya que es importante entender que la amistad es buena, pero no necesitamos estar pegados al otro porque nos podemos lastimar. Lo fundamental es darnos compañía, sin generar incomodidades en el otro.
La dependencia en los amigos se presenta a veces porque la gente tiene falta de cariño y cuando consiguen algo parecido al amor o a la amistad, se aferran a eso y no quieren soltarlo.
¿Cómo hacerle entender a un amigo que es dependiente sin herirlo?
Es complicado porque la persona se sentirá ofendida; para eso es importante utilizar herramientas como prestarle libros que traten el tema, en los que él pueda encontrar una reflexión, de esta forma lo entenderá a sí mismo y no tendrá cómo discutir con el autor. De decírselo al amigo de frente, seguro terminará disgustado y utilizando frases como “qué quieres decirme en realidad”.

LISTA
Características de un amigo ‘intenso’

No solo hay parejas intensas, también amigos intensos. Estas son algunas clases de ellos.

1 Amigo costeño, fiesta desde el jueves

En todas las carreras usted se cruzará con ese amigo costeño. Por lo general, llevan la rumba en las venas y el Old Par. Por eso, no desaprovecharán cualquier ‘juernes’ para armar la parranda y seguirla hasta el lunes. Este tipo de amigos ‘intensos’, se pueden convertir en un fuerte dolor de cabeza. De convivir con ellos, es importante que establezcan reglas de convivencia. Si no, ellos darán por hecho que usted también quiere dormir en chinchorro y amanecer parrandeando.

2 Amiga, ¡estoy en crisis!

En este perfil se ubica esa amiga que no sale de una crisis para entrar en otra. Usted tiene claro que las amigas están en las buenas y en las malas, pero el problema es que ella siempre tiene depre, siempre discute con su pareja, está que se corta las venas, llora, grita y patalea. Este tipo de amigas no le perdonarían que usted se fuera a celebrar su aniversario, mientras ella está hecha trizas en una cama llorando los recuerdos de su ex.

3 El amigo ‘me fía’.

Este amigo siempre quiere que usted sea su referencia personal, que lo fíe en un nuevo préstamo, que le preste dinero, que lo ayude con la hipoteca. Si no son asuntos muy serios, le pedirá prestado para salir un fin de semana, dos fines de semana y tres fines de semana seguidos. Prácticamente usted termina costeándole su relación emocional.

4 Amigo y amiga ‘me prestas…’

Un favor no se le niega a un amigo, pero que usted nunca pueda usar su carro porque su amigo toma las llaves, lo usa el fin de semana y para completar se lo entrega sin gasolina, eso es abuso de confianza. En el caso de la mujer, es la amiga que le pide prestada la maleta, la terraza del apartamento, la chaqueta, el bolso. Y para colmo de males, es usted quien siempre tiene que ir en busca de los préstamos, pues nunca regresan a casa por iniciativa de ella.

5 Amigo solterón

Es ese amigo que llega a su casa los domingos para invitarlo a trotar, que se pega desde temprano al timbre o al teléfono para organizar un plan con usted, que llega a su casa con varias películas y palomitas de maíz para pasar el domingo juntos, arrunchados en la cama. Ese amigo intenso lo quiere mucho, tanto así, que no ve ningún plan sin usted. Pero el problema es que sencillamente no le da tiempo de respirar ni le permite tener una vida en pareja. Si va a salir a celebrar con su pareja, él se reporta a los pocos minutos.

6 Me tiene sorda

No para de hablar, parece un radio. Usted tan solo se queda mirándola pero su mente ya está en otro lado. Como si le hubiese dado la función del control remoto ‘mute’, ella habla y habla, le salen letreros y usted no puede intervenir porque no le da tiempo. Esa amiga intensa que le narra con lujo de detalles todo lo que le pasa, no le quita a la historia una coma y termina dejándola sorda, hace parte de la lista de amigas ‘intensas’. Más, si usted tiene guayabo y no quiere que nadie le hable en ese momento.

7 El chismógrafo no falta

Este particular amigo siempre quiere saber todo de usted. Sus encuentros parecen más un interrogatorio. Alguna vez le ha ocurrido que un amigo o una amiga salen con una particular pregunta, fuera de tono, y usted no sabe si responderle o decirle que literalmente ‘no se le meta al rancho’.

8 Amigo lunático

Es esa persona que llega de buenas pulgas, pero al otro día no se sabe por qué le hace mala cara o no quiere hablarle. Usted se queda pensando si habrá hecho algo que le molestó significativamente, pero no encuentra razones. Sencillamente él o ella son lunáticos y usted tiene que lidiar con su cambio de carácter todos los días.

Cómo convivir con ellos

1. Asuma por instantes el papel de psicólogo de cabecera. Un amigo debe estar dispuesto a escuchar y si se siente con la capacidad, dar su apreciación del tema o una que otra recomendación. Por eso, si es su amigo, a pesar de sus pataletas, escúchelo así no le paguen por esa psicoterapia.
2. Llénese de paciencia: Es probable que usted se haya convertido en la almohada de su amigo o en el hombro de su amiga para llorar ante tantas desdichas en el amor. Por eso, tome aire, cuente hasta diez y escuche una vez más a su amiga.
3. Establezca límites: Si su amigo o amiga han pasado la raya en el tema de la confianza, lo mejor es que usted se llene de coraje para decirle qué le está incomodando. Un buen amigo seguramente entenderá que no le está respetando sus espacios y sabrá cuál es la ocasión para solicitar un favor o ser prudente.
4. No vaya contra la corriente: Si su amigo no cambia su forma de pensar, por más de que usted le insista, deje el tema para después. No se desgaste.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad