Cada tela, un sueño hecho realidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
24ºC
Actualizado 02:00 pm

Cada tela, un sueño hecho realidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-23 05:00:00

Cada tela, un sueño hecho realidad

Más de 40 manos trabajan para que quienes duermen  con una pijama de las marcas D’ Femeninas, D’ Varonni o D’ Matei-o-u, tengan un sueño confortable.
Cada tela, un sueño hecho realidad

Pero más allá de las pijamas con divertidos y creativos diseños, hay una industria que se mueve todos los días y más de 20 personas que, gracias a esta micro, trabajan ágil y coordinadamente para que cada producto sea perfecto.

Y aunque cerca de 40 empresas en el mercado santandereano se dedican a este sector, ésta tiene una particularidad: la experiencia que da la práctica, y la tecnología acompañada de nuevos procesos se juntaron para que la ‘micro’ pueda casi triplicar su producción según las condiciones del mercado, sin demasiada complejidad.

“Trabajamos con una estructura de satélites y de talleres, que dependen de nuestra producción y que son vitales para la fábrica. Aunque son más de 20 personas, cada una es conciente y entiende que cada paso es indispensable para que el producto sea excelente”, expresa Juan Gabriel Pinzón Núñez, gerente de Confecciones Femeninas.

Gracias a este ‘engranaje’ de procesos, que son más de 10, es que hoy le pueden cumplir pedidos a distribuidoras en Cali, Cúcuta, Cartagena, Neiva, Pasto, Pamplona, Barrancabermeja, Ocaña y Panamá.

Por eso afirman sus gerentes, madre e hijo, que el principal objetivo es optimizar el tiempo, que es primordial si se habla de producción diaria, que alcanza a ser de 300 prendas.

Ya se prepara la navidad

“Me encanta la navidad. Precisamente por eso pensé que sería bueno sacar una línea de pijamas navideñas que le den ese toque mágico a la época”, asevera Guiomar Núñez de Pinzón.
 
Con el desarrollo de esta idea, que además va acompañada de pantuflas que le hacen juego a los diseños, es que desde mitad de año llega la navidad a esta empresa.

Para eso hay un riguroso proceso de selección y búsqueda de telas, ya que éstas no son fáciles de conseguir en el mercado, debido a los diseños que se utilizan.

Desde octubre, en las góndolas de sus distribuidoras, hay cerca de 5 mil piezas que llaman la Navidad para los consumidores.

Venezuela, a la expectativa

Según la experiencia de esta ‘micro’, exportar a Venezuela es un proceso que tiene muchos trámites, “pero es un mercado demasiado bueno, porque la producción que movilizábamos era muy grande y eran pedidos permanentes”, dice Guiomar.

Pero desde hace casi un año la situación ha estado complicada, debido a la incertidumbre política y a los pagos, por lo que decidieron frenar las exportaciones al vecino país y actualmente el mercado internacional se mantiene con Panamá, país a donde envían hasta 800 prendas por pedido. Aunque no bajan la guardia con Venezuela y conservan la esperanza de que el mercado vuelva a tener el mismo dinamismo.

A futuro piensan que las exportaciones son las que van a jalonar las mayores utilidades de la compañía, con lo que podrán seguir en procesos de inversión y capacitación.

De distribuidores a fabricantes

Si hay una clave para triunfar en el mercado, es aprovechar las oportunidades.

Esa es una premisa que Guiomar Núñez, creadora de esta empresa, tiene en la mente.

“Nacimos como comercializadora de pijamas hace 18 años de una línea de Bogotá, que vendía a todo el país, e inclusive nosotros abrimos con esta línea exportaciones desde Santander a Venezuela, Costa Rica y Ecuador”, afirma.

Pero la distribuidora sólo duró dos años, suficientes para ganar mercado, contactos y bastantes proyecciones. Por eso, aunque la casa matriz se acabara en Bogotá, Guiomar no podía dejar pasar todos los logros que habían alcanzado y decidió crear su propia productora, “no podíamos dejar morir ese mercado”, expresa Núñez.

Según relata, el paso fue difícil ya que tenía que rodearse de personas con experiencia y buenos proveedores.

Con 16 años de trayectoria hoy tiene tres marcas para mujeres, hombres, niñas y niños.

Su principal aliado ha sido Mercadefam en la capital santandereana y mayoristas de otras regiones.

El proceso, un laboratorio

En la empresa han hecho la práctica profesional los hijos de Guiomar, por eso, además de la experiencia empírica de todos los trabajadores, se han unido conocimientos de ingeniería industrial y administración de empresas.

Hoy, de la mano de la Asociación Colombiana de Pequeñas y Medianas Industrias, Acopi, experimentan un software de producción para la industria textil, que les permitirá conservar procesos de producción y colecciones pasadas.

Juan Gabriel comenta que para ellos han sido muy importantes todos los procesos de capacitación y no pierden oportunidad en asistir a las que se ofrecen.
 
“Esa es la mejor inversión que se puede hacer, siempre hay que seguir mejorando. También tenemos proyectado participar en ruedas de negocios por fuera del país”, apunta.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad