Did you know? (¬ŅSab√≠@ usted?) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-23 05:00:00

Did you know? (¬ŅSab√≠@ usted?)

Es tan abrumadora la velocidad con la que está cambiando el mundo por cuenta de la tecnología de la información, que lo que ayer mismo era una novedad, hoy ya no se recuerda. Un video desarrollado por un profesor estadounidense concluye que hoy las universidades están educando a sus alumnos para realizar trabajos que todavía no existen. Y este dato es sólo un abrebocas.
Did you know? (¬ŅSab√≠@ usted?)

¬ĎLa vida es un ratico¬í canta Juanes, pero en este caso, como lo ver√°n, el mundo s√≠ que es s√≥lo un ratico, porque mientras usted lee este art√≠culo habr√°n nacido 55 beb√©s en Estados Unidos, 300 en China y 375 en la India, una cifra que abruma y que puede equipararse a otra que sorprende de igual forma: al final del d√≠a el n√ļmero de mensajes de textos enviados y recibidos en todo el planeta, exceder√° a la poblaci√≥n mundial.

Si hoy el mundo crece de manera exponencial, ¬Ņc√≥mo ser√° el mundo para cuando estos beb√©s se conviertan en adultos? Esa fue la pregunta que se hizo Karl Fisch en 2006, un profesor del pueblo de Littleton en Colorado, Estados Unidos, y cuyas respuestas present√≥ en una sencilla presentaci√≥n de Powerpoint que luego editaron Scott McLeod y Jeff Bronman, en un impactante video que le est√° dando la vuelta al mundo.

Se conoce como ¬ŅDid you know? y en YouTube se encuentran numerosas versiones ampliadas y traducidas a diferentes idiomas. Incluso, las conclusiones son tan reveladoras que Sony present√≥ este video en su conferencia ejecutiva para cerrar el a√Īo 2008.

La idea de Fisch intenta reforzar su postura de que la educación necesita un cambio radical de acuerdo a cómo evoluciona el mundo de la información y el conocimiento, y su mensaje no puede ser más claro e impactante cuando concluye que afortunadamente algunas universidades están preparando alumnos para trabajos que todavía no existen y en los que se usarán tecnologías que hoy día ni siquiera ha imaginado el hombre.

Fisch cita al Secretario de Educación de los Estados Unidos en la Administración Clinton, Richard Riley, quien afirmó que los trabajos que serán más solicitados en 2010, ni siquiera existían en 2004.

A esto se suma que el n√ļmero de estudiantes universitarios en el mundo se ha duplicado en los √ļltimos 20 a√Īos hasta rebasar los 100 millones en 2002, seg√ļn datos de la Unesco. Dice Fisch, que en ese mismo a√Īo hubo 1.3 millones de graduados en Estados Unidos, 3.1 millones en la India y 3.3 millones en China.

Pero hay datos a√ļn m√°s reveladores. El 25% de la poblaci√≥n en China con el coeficiente intelectual m√°s alto supera a la poblaci√≥n total de Estados Unidos.
Eso significa que hay m√°s chinos superdotados que estadounidenses en el mundo.

En ese mismo país, por ejemplo, el porcentaje en 2006 de graduados que hablaban inglés fue del 100%, así que muy pronto el país en el que habrá más personas que hablan inglés, será China.

La flexibilidad reinar√°

Pero hay muchos m√°s cambios. Seg√ļn datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, hoy se estima que quienes est√°n estudiando habr√°n tenido entre 14 y 18 trabajos¬† cuando cumplan 38 a√Īos, lo que hace pensar que la rotaci√≥n laboral aumentar√° en la llamada ¬ďsociedad red¬Ē (Manuel Castells), ya que la flexibilidad, la capacidad de adaptaci√≥n y la movilidad se erigen como condiciones indispensables para sobrevivir (con √©xito) al futuro.

¬ďSe acabaron los trabajos para toda la vida y el trabajar de ¬ďalgo¬Ē durante toda la vida. Tenemos suerte, porque no podr√≠a imaginarme mi vida haciendo todos los d√≠as exactamente lo mismo¬Ö¬Ē, escribi√≥ Cristina Aced, periodista espa√Īola especializada en comunicaci√≥n corporativa y periodismo digital en su espacio virtual Blog-o-corp, luego de ver el video.

En otro de los comentarios al video, se lee que es tal el v√©rtigo que produce el an√°lisis de Fisch, que¬† ¬ďnos ayuda a percatarnos de que quienes no asuman una actitud de aprendizaje se encontrar√°n perfectamente equipados para tratar con un mundo que ya no existe¬Ē.
En la actualidad, dice Fisch, m√°s del 50% de los estadounidenses de 21 a√Īos han creado contenido en la Web y m√°s del 70% de los menores de 4 a√Īos han usado una computadora.

En Colombia, seg√ļn las estad√≠sticas difundidas por la Network Wizards, hace 10 a√Īos se hab√≠an¬† registrado 11.864 sitios Web y en el mundo m√°s de 36 millones, pero esta cifra no representa mucho cuando hoy, el 75 por ciento de la poblaci√≥n colombiana no tiene acceso a Internet, y en Bogot√°, Medell√≠n y Cali se concentra el 60 por ciento del total de suscriptores de banda ancha.

Seg√ļn la Comisi√≥n de Regulaci√≥n de las Telecomunicaciones, Colombia es uno de los pa√≠ses m√°s desarrollados en conectividad de la regi√≥n (Chile, M√©xico, Argentina y Brasil) y el tercer pa√≠s en Suram√©rica con el mayor n√ļmero de usuarios de Internet, pero esto resulta realmente bajo comparado con las cifras de pa√≠ses como Estados Unidos y China.

Fisch vuelve y ataca citando a Eisntein: no podemos resolver los problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los generamos¬Ö Luego arroja esta cifra: Nintendo invirti√≥ m√°s de 140 millones de d√≥lares en investigaci√≥n y desarrollo s√≥lo en 2002 y eso es m√°s del doble de lo que gast√≥ Estados Unidos en investigaci√≥n e innovaci√≥n de la educaci√≥n en ese a√Īo.

Tiempos exponenciales

¬ŅQu√© significa? Si tomamos el an√°lisis de Fisch, el futuro ma√Īana estar√° obsoleto.

Una empresa lo pondría en los siguientes términos: ofrecería un trabajo durante un mes, todo el día, y el primer día le pagaría al trabajador un solo centavo, pero cada nuevo día durante ese mes le duplicaría el sueldo. Quién acepte ganaría más de 21 millones de pesos. Pero hay que fijarse en un detalle.

¬†Si el mes tuviera tres d√≠as menos, el trabajador ¬ďtan s√≥lo¬Ē se ganar√≠a 2,6 millones de pesos. As√≠ que esos √ļltimos tres d√≠as hacen una gran diferencia.
En el mundo digital estamos en esos √ļltimos tres d√≠as. Quedarse rezagado o no, har√° la gran diferencia plantea Fisch.

Seg√ļn sus investigaciones, cada minuto se suben 13 horas de video a YouTube. Es decir, se necesitar√≠an 780 a√Īos ininterrumpidos para ver el contenido de YouTube del √ļltimo a√Īo. O, dicho de otra manera, si una persona dedicara su vida entera a ver esos videos, s√≥lo alcanzar√≠a a ver, aproximadamente, el contenido de un mes.

El ejemplo m√°s claro de que se vive en un tiempo exponencial resulta de comparar los a√Īos que demoraron los principales medios de comunicaci√≥n en alcanzar una audiencia de 50 millones. En la radio pasaron 38 a√Īos, en la televisi√≥n, 13 a√Īos, en Internet, 4 a√Īos y en Facebook, s√≥lo dos.

Hoy, 2.700 millones de b√ļsquedas son realizadas a diario en Google. Fisch pregunta: ¬Ņa qui√©n se le hac√≠an esas preguntas antes de que existiera Google?
Seg√ļn su video ¬ŅDid you know?, m√°s de 3 mil libros son publicados diariamente e, incluso, se estima que una publicaci√≥n semanal del New York Times contiene m√°s informaci√≥n que la que un hombre del siglo XVIII adquir√≠a en toda su vida.

Resulta incre√≠ble, pero hasta se ha calculado que 1.5 exabytes de informaci√≥n √ļnica (unidad de almacenamiento de informaci√≥n), ser√°n producidos durante este a√Īo, y que eso supera la cantidad de informaci√≥n generada durante los √ļltimos 5 mil a√Īos.

Y aquí Fisch vuelve a insistir en que el asunto de enfrentar estos cambios aceleradísimos depende de cómo se esté educando a los futuros profesionales.

¬†¬ďLa cantidad de informaci√≥n t√©cnica se duplica cada dos a√Īos¬Ö para un estudiante de una carrera t√©cnica, eso significa m√°s de la mitad de lo que aprendi√≥ en su primer a√Īo de estudios, y que por supuesto¬Ö estar√° desactualizado cuando llegu√© al tercer a√Īo¬Ē.

Seg√ļn las predicciones, la cantidad de informaci√≥n t√©cnica se duplicar√° cada 72 horas en 2010. Incluso, la tercera generaci√≥n de fibra √≥ptica que se ha estado probando es capaz de conducir 10 millones de bits por segundo, lo que equivale a 150 millones de llamadas simult√°neas por segundo.
Y usted, ¬Ņya lo sab√≠a?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad