La Fiscalía y la sumatoria de cosas a medias | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
19ºC
Actualizado 08:43 am

La Fiscalía y la sumatoria de cosas a medias | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-12 05:00:00

La Fiscalía y la sumatoria de cosas a medias

La Fiscalía y la sumatoria de cosas a medias

Desde el año 2006, cuando la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia comenzó las investigaciones preliminares de carácter penal contra miembros del Congreso de la República por tener vínculos de algún grado con paramilitares, un grueso número de congresistas implicados en indagaciones previas por paramilitarismo y por concierto para delinquir con jefes de tal actor del conflicto interno armado del país renunciaron a su curul pues sabían que al hacerlo, la Corte perdería la competencia para investigarlos y en la Fiscalía hallarían un trato más laxo y pasaría el tiempo y los procesos no avanzarían. Y atinaron. Hoy, más de dos años después, muchas cosas van camino de la impunidad.

Miradas las cosas entre el día en que Mario Iguarán Arana se posesionó y hoy, su desempeño en el cargo de Fiscal General de la Nación no ha sido el más lúcido. Su gestión pasará a la historia con más sombras que luces. Poco o nada ha dejado como huella el actual señor Fiscal en su paso por tan importante dignidad.

Esto no es una sorpresa. Desde cuando fue postulado se comenzó a comentar que el hecho de proceder del seno del gobierno Uribe Vélez, como que era viceministro del Interior y de Justicia, auguraba una labor no descollante para el difícil momento que seguía pues mucho de lo que tendría que investigar tenía tintes políticos y de orden administrativo.

Y efectivamente, la labor de la Fiscalía en su trajinar diario muestra cada vez más lunares negros, deja  que desear y las críticas de los entendidos suben de tono a medida que pasa el tiempo.

Ya pocos meses le quedan en su cargo actual al doctor Mario Iguarán y dicho en términos contables, su balance muestra más rojos que negros. No soporta una prueba ácida. Y en el poco tiempo que le queda no cambiará el norte de su gestión.

El país debe adquirir conciencia que el momento histórico es delicado. Hay personas que han llevado a cabo conductas que a la luz del Código Penal muy probablemente son delitos y deben ser procesados por encima de sus condiciones, cargos y relaciones personales o políticas con personalidades de la vida nacional. Y tal labor solo la puede llevar a cabo una persona que tenga mucha independencia y madurez de juicio. Si esa senda no la seguimos, todo quedará a mitad de camino como ocurre con los procesos por parapolítica y las investigaciones en el marco de la Ley de Justicia y Paz.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad