Dos libros | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-23 05:00:00

Dos libros

Con ocasi√≥n de un seminario en Zapatoca sobre trastorno de personalidad en los ni√Īos, patrocinado por el se√Īor Alcalde Octavio Guti√©rrez y el Rector del Colegio Santo Tom√°s, lleg√≥ a mis manos un extraordinario libro escrito con sangre, como dec√≠a Nietzsche que se deb√≠an escribir los libros.
Dos libros

Escribe con sangre y aprender√°s que la sangre es esp√≠ritu, es la sentencia del fil√≥sofo. Mar√≠a Victoria Pimiento P√°ez lo escribi√≥ letra a letra con sangre y el dolor de sus entra√Īas, ¬ŅQu√© le pasa a Juan?, es el enigm√°tico t√≠tulo. Ella es Licenciada en Educaci√≥n Preescolar, ha tenido que vivir la dolorosa experiencia de un hijo con Trastorno por d√©ficit de atenci√≥n e hiperactividad conocido por la ciencia como TDAH. Por sus conocimientos como pedagoga entendi√≥ que la conducta de su hijo pod√≠a derivar hacia actividades peligrosas, retando la autoridad, depresi√≥n profunda y llegar al suicidio.

El relato estremece y nos toc√≥ muy cerca por tener con Gloria mi mujer, un hijo con problemAas de una √≠ndole parecida; la frustraci√≥n es que este texto nos lleg√≥ un poco tarde. Quiz√°s podamos ayudarlo todav√≠a y lo entendamos mejor. ¬ŅQu√© le pasa a Juan? es un libro que evitar√≠a la crueldad de padres y maestros, con un ni√Īo que se mueve cuando no debe moverse y se extas√≠a con el paso de las nubes mientras en la clase sus compa√Īeros se desvelan por desentra√Īar la importancia de los n√ļmeros. Ayudar√° a comprender lo que no entendemos de estos ni√Īos maravillosos, solitarios, plagados de sentimientos de culpa y de rabia, rechazados por todos. Nos ense√Īa la sensatez de los gansos al volar, que vuelan juntos.

El Mundo Tiene Forma de Pelota es un libro que atrap√© con mis manos como si yo hubiese sido el arquero. Despu√©s de que en una noche de tertulia lo pasaron driblando y nadie lo quer√≠a. Para este joven autor, Pedro Rugeles Rugeles, la Pelota de F√ļtbol es lo que la sexualidad fue para Freud, todo.

Jam√°s hab√≠a visto un escrito vertido al papel con mayor enardecimiento que √©ste. De verdad que me interes√≥ desde que comenc√© sus primeras l√≠neas. Este autor sabe intensamente de f√ļtbol. Cometi√≥ un desatino imperdonable, me hizo recordar el 9 a 0 que le propin√≥ Brasil al equipo de Colombia. ¬°Que verg√ľenza! Para quedar eliminados ten√≠amos que perder 7 a 0 y nos perforaron la valla 9 veces. Volv√≠ a sentir el dolor de esa tarde y me pareci√≥ escuchar al locutor ridiculizar a Vilarete, nuestro artillero, sentado sobre la Pelota en la mitad de la cancha, l√≠der de la gavilla de descastados en que nos convertimos tantas veces. Que me lo digan a m√≠, yo, hincha del equipo perdedor: El Atl√©tico Bucaramanga.

Me dej√≥ tantos sinsabores como Ester la peluda. Sin embargo, sue√Īo todav√≠a con un gol de media cancha del divino Garrincha que lo anid√≥ en el √°ngulo imposible a donde manote√≥ afanado el Caim√°n S√°nchez. Catervarios que llegaron aqu√≠ con las rodillas destrozadas. Y los criollos endiosados, reyes de burdeles menores. Le enviar√© este libro a mi sobrino Juan David, a quien regal√© un tambor para su barra brava y se pelea con un pu√Īal de caucho en las grader√≠as.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad