Temas urbanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-12 05:00:00

Temas urbanos

Final con nostalgia.- Terminar un viaje por el viejo territorio de culturas tan cercanas a nuestro pasado, pero que desde hace muy poco se estudian en serio,
Temas urbanos

en Tiawanaku a 72 kmts. de La Paz, es oportunidad para volver a insistir en que viajar es enriquecerse intelectualmente y no solo desde lo histórico; decirlo en tierra de comerciantes poco cultivados, suena a babosada; pero allá ellos que no saben de lo que se pierden. Construcciones monumentales de arenisca y basalto, gran pirámide con recintos, patios y plazas ceremoniales, monolitos antropomorfos bien parecidos a la estatuaria agustiniana. Tiawanaku, además de haber sido la más grande ciudad preincaica -siglo VI-, es considerada cuna de la civilización americana, con la monumentalidad de Machu Picchu, Sacsaywaman, Ollantaytambo, Nasca y Pachacamac, dentro de lo visto, sin mencionar la riqueza social de numerosos museos e iglesias visitados, pre y poscolombinos.

Dejamos Bolivia entre la consolidación institucional, difícil tarea donde los golpes de estado vuelven y revuelven y una burguesía que no acepta ser tocada en sus privilegios coloniales, en la posesión de la tierra, el manejo de la agricultura, de autoconsumo la mayoría y de exportación –maíz, soya (aceite), papa, arroz-; ni en la ganadería, el estaño y ahora el gas. Asumida la experiencia de viajar como contacto pluricultural, éste se transforma en enseñanza para poder exigir tolerancia.

Volver, volver es siempre el reto, ser el marinero que le dije a mi maestra de primeras letras que quería ser. Vimos culturas vivas que practican el amaño como convivencia experimental prematrimonial y el “ayllus” o forma de explotación comunal de la tierra; naturaleza áspera con hermosos y bien cultivados valles, que nos reservó para el final lluvia con granizo; se cubrieron las montañas cercanas a Tiawanaku y después el sol dorado.

Observamos contrastes protuberantes entre la pobreza con miseria, la buena organización del turismo y el sentimiento de pertenencia que los estimula a mantener la memoria histórica y lo que representó el avasallamiento cultural por el imperio español y la iglesia católica; el desierto de Atacama y la Cadena Real de Los Andes, majestuosa con nevados y volcanes; degustamos platos desconocidos de fusiones criollas, indígenas e internacionales, vimos folclor musical y cotidiano y artesanías a granel… y compartimos, con nuestra guía Liliana la nostalgia del esplendor perdido, la ira por el saqueo continuado durante 500 años y la alegría de encontrar gentes que, orgullosas, muestran su pasado indígena como soporte de lo harán en el futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad