Los cerebros del conflicto interno | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-08-24 05:00:00

Los cerebros del conflicto interno

Colombia lleva muchos a√Īos siendo escenario de aguda confrontaci√≥n violenta. El lapso transcurrido entre mediados del siglo XX y hoy, ha tenido que ser empleado por la sociedad y el Estado en reiterados intentos por encontrar la salida al enfrentamiento que en cada momento hist√≥rico se vive y como cada soluci√≥n se dise√Īa incompleta, con puntos d√©biles y superficiales, poco tiempo despu√©s aflora un nuevo motivo de tensi√≥n social, con otros actores del conflicto interno y revive la confrontaci√≥n; vuelve entonces el Estado a rehacer propuestas, enfrentar violentos y tratar de ¬ďapagar el nuevo incendio¬Ē con otras ideas incompletas y superficiales.
Los cerebros del conflicto interno

En Colombia un episodio violento sepulta al anterior y se superpone sobre él, como ocurre con las capas geológicas en la corteza terrestre, que se superponen una sobre otra aplastando la nueva a las que le precedieron.

Lo que sucede con los paramilitares, la guerrilla y los carteles de narcotraficantes es expresión viva de ello.

Así, cada vez que se logra ahogar a un cartel de mercaderes de narcóticos, surgen otros nuevos con más ímpetu y audacia que sus antecesores.

Si se estudia el fen√≥meno paramilitar con profundidad, es evidente que la desmovilizaci√≥n de las Autodefensas Unidas de Colombia fue incompleta, con grandes debilidades y ¬ďagujeros negros¬Ē y por eso si bien los jefes de ellas est√°n tras las rejas, el paramilitarismo est√° vivo, se est√° rearmando y en cualquier momento aparecer√° ante el pa√≠s como un nuevo basilisco.

Lo mismo ha pasado con la guerrilla. Cada nuevo movimiento guerrillero se edifica sobre las cenizas del anterior y la solución que acometen el Estado y la sociedad es incompleta, lo que larva el problema y posibilita que en un futuro vuelva a hacer erupción.

Nuestras soluciones siempre son a medias, fundadas m√°s en el √°nimo de acallar el bochinche que en solucionar realmente el problema. El caso del paramilitarismo preocupa. Hoy es una verdad incontrovertible que mientras los ¬ďparas¬Ē estaban en los campos generando violencia, agazapados, tras bambalinas, hab√≠a congresistas y pol√≠ticos, exponentes de sectores poderosos de la econom√≠a y del Estado, que eran los cerebros del fen√≥meno y la impunidad les ha permitido posar de l√≠deres de la sociedad, ocultando su verdadero rostro de promotores de delitos de inmensa gravedad social e hist√≥rica. Y en cualquier momento cranean otro episodio de violencia.

Mientras no se corra el velo y se persiga a los que verdaderamente planifican, financian y dan ox√≠geno a quienes hacen la guerra, seguir√° habiendo violencia en Colombia. De all√≠ lo que ha ocurrido con cr√≠menes tales como los asesinatos de Luis Carlos Gal√°n, √Ālvaro G√≥mez Hurtado y Jaime Garz√≥n. Por eso en cualquier momento habr√° nuevos amenazados y otras v√≠ctimas pues las mentes siniestras siguen actuando desde la oscuridad mientras la sociedad paga las consecuencias de sus maquiav√©licos planes.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad